Caminando

 

 

    (Todo el texto en pdf Caminando.pdf (1,9 MB) )
 

Buenas...como están viajeros/as del universo ?

Como sea que estén...no dejen de soñar sus sueños...porque en el fondo de ti tus sueños es lo único real que tienes. Todo lo demás es prestado.

Disfruten su lucha.






El dia que dejemos de soñar con el amor y la revolución...con la excusa de que hemos sufrido mucho por eso...bueno ese día se acabó la humanidad.

Mientras tengamos respiración en el cuerpo, el amor, la revolución y la consciencia son el sentido de nuestra existencia.

 

 

 

 

 

Confesiones: Ateo - Budista (filosofía) - Marxista - Freudiano y Ciudadano del Planeta Tierra.




 

 

 No olvides que ahora, sí, justo ahora mientras disfrutamos de este rico café, hay seres humanos que están siendo torturados en algún lugar del mundo.


Levanta tu voz contra la tortura.


Lo he visto y vivido...
No hay cosa más emocionante que escuchar a una persona que fue víctima de la tortura, y ahora después de muchos años irradiar alegría y buena onda. Eso sí que son milagros.


Después de escuchar a fondo un relato de una tortura...la mayoría de esas cosas por las cuales tanto te preocupas...parecen absurdas.

Has tenido la oportunidad de conversar a fondo con una persona que haya sufrido en carne propia las torturas de una dictadura ?


Solidaridad desde el fondo del alma con todos aquellos seres humanos que han sufrido el horror de la tortura. Fuerza y amor.








Amo los viernes. Son como la primavera de las semanas, momentos llenos de ilusión. Como que se termina una etapa y empieza todo de nuevo. Como que el viernes al terminar mi trabajo por fin puedo volver a mi, a lo que haría todos los días con placer si no tuviera que trabajar.

Tanto que hacer, tanto que vivir, tanto que sentir, pensar, ordenar, desordenar, tanto que dormir, tanto que despertar...tanto que descansar y tanto que trabajar.

Amo los viernes, me traen de vuelta a lo que soy. Vuelvo a estar en contacto con el yo-mismo y ahora que ya no le tengo miedo a lo que soy, no hay placer más rico que volver a estar conmigo mismo.

Es como la fiesta de estar con uno mismo. El carnaval de la alegría de ser, simplemente ser, respirar y sentir placer por estar vivo. Ha llegado el viernes, ha llegado la primavera.








Este viejo filósofo hablaba del movimiento de la consciencia, no de su consciencia solamente, lo que decía este viejo filósofo era como si hubieran tomado una radiografía a tu propia consciencia y como ella se ha ido moviendo a través de lo que ha sido tu vida hacia cada vez mayores niveles de libertad. La filosofía de este viejo filósofo era para ti, tú que aún vives y tú consciencia que aún la mantienes respirando. Ese viejo filósofo ha escrito para ti.


A ese viejo filósofo lo han intentado asesinar muchas veces, tiene la gran capacidad de irritar hasta las mentes más brillantes. Ese viejo filósofo ha sido acusado de todo, pero absolutamente de todo, pero lo que dijo sobre el viaje de la consciencia en su búsqueda de nuevas libertades...eso no se lo quita nadie, ni hasta el más grande de los filósofos en los últimos 200 años.


A ese viejo filósofo lo puedes odiar con toda tu fuerza, detestar, aborrecer...lo que quieras pero hay algo que no puedes hacer ni nunca nadie podrá hacer...ignorarlo.


Muchos temas, muchos grandes misterios han sido explicados por el avance de la ciencia y la tecnología...pero el tema que hablaba este viejo filósofo aún sigue siendo un completo misterio. Muchas teorías hay que sueñan con que ya encontraron la respuesta final...pero quedan y son solo aquello, teorías pero no la verdad. Aún nadie puede decir a ciencias ciertas que es aquello que llamamos consciencia.


El aporte de este viejo filósofo a sido crucial en los esfuerzos en los últimos 200 años por tratar de entender qué diablos es eso que llamamos consciencia...y el aporte de este gran filósofo sigue con más fuerza que nunca...Hegel está aquí, nunca ha muerto, sólo su cuerpo se transformó, él, el genial filósofo está aquí más claro e interesante que nunca.









Has escuchado el gran secreto que vive en tu familia ?

Has visto el gran secreto que vive a lo largo de las generaciones en tu propia familia ?

Qué se esconde en los laberintos de tu familia ?

Si andas en busca de un sentido para tu vida...dedícale tiempo a descubrir esos secretos y a la vez esos sueños ocultos que han sido parte fundamental de tu familia. En esos secretos de la familia están los secretos de tu enfermedad y a la vez la llave de tu salud futura. Y también se esconden ahí en esos laberintos de la historia familiar lo que puede ser el gran sentido de tu vida.


En todas las familias hay sueños escondidos, sueños que quedaron ahí sepultados en la memoria...pero esos sueños nunca se dan por vencidos y continúan buscando oportunidades de liberación y realización a través de las nuevas generaciones que van llegando a la familia. Así como hay un ADN biológico que se distribuye por los laberintos de las nuevas generaciones en cada familia también existe un ADN emocional tan fuerte y decisivo como el otro.


Una parte fundamental del sentido de tu vida está ahí en ese ADN de la tristeza, de las frustraciones, de las alegrías, de los sueños rotos, de los sueños utópicos...esa carga emocional de la historia de tu familia está también en tu presente a través de todos tus laberintos. Sin conciencia de esta realidad no eres otra cosa que un simple esclavo más que está repitiendo las pautas de conducta que se crearon muchísimo tiempo atrás a lo largo de la historia de tu familia. La consciencia te permite al menos comprender cuáles son las grandes líneas en que se dirige tu gran energía vital.


Hay familias que por décadas, siglos ha sido como una marca de identidad de esas familias el faltarse el respeto. En donde el jefe de la familia, el que ponía más plata o el que pegaba más fuerte, ese personaje seguramente viene cumpliendo una larga e inconsciente tradición de maltratar a sus hijos, o a cualquiera de la casa que tuviera una posición de menos poder. Estas historias familiares de maltrato tienden a quedarse escondidas ahí para siempre. Hay familias en donde el patriarca ha asumido por décadas que es su rol el burlarse de todos en la familia o a una linda doncella decirle a cada instante que era fea y que no valía nada...qué miopía...hay doncellas en las familias que son preciosas, dentro y fuera, pero no las ven, son como seres hermosos llenos de luz que se hacen transparentes, invisibles y que solo se pueden ver para retarlas o denigrarlas.


Familias donde la tradición se ha convertido en ofender a sus integrantes. Tradiciones que se cultivan año a año, tradiciones que tienen como objetivo muy claro y concreto...destruirle a sus miembros la auto estima y así hacerlos dependientes del patrón, patriarca, padre o madre machista...seres de luz que en otros contextos, en otras familias que fueran sanas hubieran podido brillar con mucha potencia...pero los patriarcas de este mundo no pueden vivir sin esclavos. Su oxígeno es el tener esclavos a sus alrededores a quienes denigrar constantemente con sus dichos y acciones.


Sin esa denigración permanente de los patriarcas y matriarcas...sin esa sangre emocional que es derramada permanentemente...los dueños de esclavos no podrían sobrevivir. Necesitan del otro ser humillado para poder sentirse poderosos. Sin esa conciencia liberadora esta tradición familiar continuaría por los siglos a venir sin la menor posibilidad de revolucionar esto y extinguirla de nuestras prácticas cotidianas.


Por ningún motivo se trata de idealizar la familia, todo lo contrario, la búsqueda es por abrir esa institución que se ha convertido en verdadera cárcel de las almas que buscan amor...abrir esa cárcel y liberar las voces y sus sueños que han quedado atrapados y sepultados bajo el paso del tiempo en las mentiras de la familia.


Hay un grito de libertad reprimido brutalmente en la historia de las familias, quizás gran parte del sentido de tu vida sea tomar esa llama de libertad y destruir esas tradiciones familiares de represión y negación y crear nuevas y hermosas tradiciones...tradiciones del amor, el cariño y la compasión por el dolor del otro.









Es que era tan importante el poder transmitir que el dolor se podía transformar en otras cosas, el sufrimiento podía superarse. Era tan importante el expresar de la forma que fuera posible que el dolor podría ser transformado en hermosa arte.


El dolor y el sufrimiento tenían su historia, no eran fenómenos en el aire, eran consecuencias concretas de una historia personal y colectiva. Comprendiendo, reviviendo y reflexionando sobre esa historia el sufrimiento iba poco a poco perdiendo su terrible fuerza y comenzaba a dejar a los humanos en libertad.


Era tan importante que los relatos e historias de aquellos individuos que habían logrado hacer las conexiones y lograr el fenómeno alquímico...esos relatos tenían que expandirse por el mundo para inspirar a otros individuos que estaban luchando con sus dolores y sufrimientos.


Me recuerdo cuando estaba ahí bañándome en lo profundo de la experiencia del dolor...a mí me salvó un libro. Encontré un bello día en una biblioteca un libro que tenía aspecto de viejo, me llamó la atención, comencé a ojearlo y quede pegado a él de inmediato. Hablaba de cosas como la sumatoria del dolor, la consciencia y el dolor, la necesidad vital de llorar, que sin lagrimas no es posible la sanación...hablaba de cosas maravillosas como que la salud era lo mismo que la palabra conexión. Que el dolor era un fenómeno primario y que desde ahí se desprendían todas las demás cosas.


Cuando encontré este libro sentí que mi vida había sido salvada. Perdí a mi esposa de una muerte súbita teniendo recién 29 años, la vida no fue diseñada para ser viudo a los 29 años. Y estaba en una tierra muy lejana, al otro lado del mundo, solo, lleno de dolor y pena...ese libro le dio un contexto a todo lo que yo estaba viviendo. En ese libro maravilloso encontré una explicación al dolor que me hacía tira por dentro. Y a la vez ese libro de mi vida me mostró cuál era el camino a seguir para liberarme del dolor y el sufrimiento.


Y apareció con una fuerza enorme la gran diosa de todas, la madre consciencia, la verdadera madre de la especie humana. De pronto ya no estaba solo y llegaba a mi ser algo que ahora me protegía del dolor y el sufrimiento. Y con ese regalo el dolor se fue transformando en la gran aventura de y por vivir. Cada minuto que estaba despierto podría ser ocupado en hacer algo por trabajar ese dolor. Caminar, trabajar, leer, amar de nuevo, tomar café...lo que fuera se mostraba ante mí como una nueva gran oportunidad de poder dar saltos adelante en ese gran desafío que tenía frente a mi, el dolor debía ser transformado.


Cuando un ser humano se atreve a hablar desde su dolor está haciendo un hermoso acto de solidaridad con la humanidad. No necesitamos más silencio, no más negación del dolor, no más hacerse como que no ha pasado nada...el mundo está enfermo por toda esta negación que hacemos frente a la vida. La vida grita por relatos auténticos que destruyan al pensamiento cliché, relatos que nos vuelvan a conectar con la autenticidad de nuestro ser. Relatos que nos ayuden a liberarnos de la vergüenza que sentimos por estar sufriendo o por todo lo que hemos sufrido.


Nos liberamos a través de contarnos la verdad de cómo han sido nuestras vidas. Hay liberación cuando me reconozco en tu sufrimiento y a la vez tú te identificas con lo que yo he sufrido. Y en este proceso de liberarnos a partir de nuestras realidades dolorosas nace una alegría que es muy especial, es la alegría por el simple hecho de estar vivo aún. Cuando tú sacas fuerza de no sé dónde y te atreves a contarme tu historia, tu verdadera historia, yo me conecto a tu ser, nace amor, compasión, respeto y profunda admiración por las terribles batallas que has dado.


Te imaginas lo hermoso que sería este mundo si fuéramos capaces de hablarnos de un tú a tú, de ser a ser, desde nuestras verdades...sería un mundo alquímico, un mundo que supo transformar el dolor en una flor de paz y libertad. Otro mundo es posible.









Ley científica número 1:
Entre menos miedo a la muerte, más alegría de vivir.
La gran paradoja gran.

Y si ya no tuviéramos miedo a la muerte...no existirían religiones.
El temor a la muerte es el gran miedo que mantiene con vida a las religiones.

Tenemos una conciencia, no necesitamos religiones.
Si estuviéramos libres del temor a la muerte...las economías se irían al diablo.
Porque a nadie se le ocurriría estar todo un domingo en un mall comprando ropa elegante.

Hemos creado toda una civilización para escaparnos de nuestra propia muerte. Para no estar en contacto con lo real.

Toda una civilización de lo absurdo, del acumular cosas absurdas que te dan la ilusión de la felicidad y satisfacción pero que sabes muy bien que no es así.

La paradoja es que es el absurdo temor a la muerte es el que no nos deja vivir. Es sólo con el encuentro cara a cara con tu propia muerte donde te puedes dar cuenta de verdad de lo que es y no es importante en tu vida.
Antes de eso son puras ilusiones, estás prisionero de puras ilusiones.

Estoy de acuerdo con los budistas...
Que sólo cuando vemos nuestra propia muerte cara a cara...sólo ahí puede nacer nuestra vida y conciencia real.

Antes de ese encuentro personal cara a cara con la muerte...es como estar en la galería mirando la vida, pero no viviendo.

Cuando vamos a dejar de ver a la muerte como una  tragedia...y comenzaremos a verla como una parte natural de la vida ?









Eran tiempos de nuevas revoluciones.

Había que volver a mover la tierra.

Las revoluciones eran como el oxígeno que mantenía con vida a la vida.

Eran tiempos de re comenzar, de re evolucionar, de reconstruir.


Era la energía de la vida que andaba en busca de nuevas formas, nuevas dimensiones, nuevas ilusiones por las cuales entregar la vida. Así nos movíamos adelante en este planeta, construyendo y destruyendo las mandalas. Preciosas mandalas que se necesitaba mucho tiempo para ser construidas y mucho talento para que se convirtieran en verdaderas obras de arte. Y una vez construidas y cuando ya habían cumplido su función, había que destruirlas para que la energía de la vida siguiera su rumbo. Nuevas mandalas debían crearse. Y así vamos por esta vida


Tanto miedo que le tenemos a las revoluciones y nos olvidamos que lo mejor que existe en este mundo es producto de las diferentes revoluciones a través de la historia. Y esas revoluciones no sólo son a niveles de la sociedad y la política, las revoluciones personales son el fundamento sobre el cual vamos creando nuestras vidas. Necesitamos revoluciones para poder seguir respirando, sin revoluciones la evolución se estanca. Cada generación necesita su propia revolución.


Después nos preguntamos porque andamos tan tristes caminando por la Tierra, sin revoluciones personales la vida es triste, no tiene mayor sentido. Es la vida ideal de la normalidad, esa tranquilidad que es como la antesala de la muerte, la espera de la muerte sin hacer nada.


Yo sueño...si, ya sé lo que me más a decir...pero no me importa...yo quiero expresar mi sueño de que en cada constitución este establecido como un deber y derecho inalienable de sus ciudadanos el que cada cierto tiempo se realicen revoluciones a todo nivel. Que sea una obligación legal revolucionarse.


Rebelarse contra todo, contra el lenguaje, contra las tradiciones, contra la política, contra las religiones, contra la forma de ver el amor, contra el matrimonio, contra la tiranía de los hijos, contra la tiranía de las familias, contra la esclavitud mental de los ídolos, contra las recetas de comida, contra los médicos...contra los que dicen que hay que usar paraguas cuando llueve, rebelarse contra todo...que cada cierto tiempo las sociedades tengan la valentía y la madurez de mandar todo a la cresta y empezar todo de nuevo. Nuevos ideales, nuevas luces, nuevas formas de ser feliz, nuevas maneras de definir el amor...y así crear sociedades mucho mejores...es que la vida es así, la energía que hace la vida siempre está generando revoluciones para poder sostener encendida esa llama vital.






Revolucionate hoy día, no esperes que lo escriban en la nueva constitución...manda a la cresta a alguien hoy que has soñado por años con mandar a la cresta, no uses más esa ropa que te fastidia, duerme en el suelo de tu casa, salete de tu religión o entra a una nueva, o declárate ateo, masturbate y no sientas culpa por el placer…lo que sea hermano pero has hoy algo que has estado negando y reprimiendo por muchos años.


Cada vez que un individuo se atreve a escuchar la voz de su interior y actúa en forma consecuente...algo se destruye y a la vez algo nuevo y hermoso emerge a la superficie.

Imagínate esta tarde o noche a miles de individuos revolucionándose, por fin haciendo lo que tanto temían...el efecto de pequeños actos individuales de coraje...el efecto hermano es el perfume que dará inicio a las próximas revoluciones colectivas.







Buscabas 100% ?

Buscabas estar completamente seguro ?

Buscabas que no hubiera la menor duda ?

Creías que si algo generaba dudas era sinónimo de que aquello estaba mal o no era para ti ?

Creías que si era realmente para ti tenía que ser perfecto ?


Tengo entonces malas noticias para ti...jamás lograras ese 100%.

Jamás estarás completamente seguro.

Jamás estarás libre de la o las dudas.

Jamás lograras algo perfecto ni jamás tú serás perfecto.


Ambivalencia hermano, ambigüedad...incertidumbre...estamos condenados a la libertad, a buscarla mientras estemos con respiración en nuestro cuerpo y a la vez también estamos condenados a vivir la incertidumbre, la eterna ambivalencia de nunca lograr en nada que nos comprometamos a hacer o ser...nunca poder lograr la completa seguridad, siempre estará ahí la señora ambivalencia diciéndonos que si eres humano el mundo de lo perfecto no es para ti.


Tenemos imaginación, pensamos, tenemos una consciencia que está viva, en algunos más y en otros parece que se durmió para siempre, pero esa consciencia está ahí y esto significa que siempre estamos viendo más, viendo nuevas posibilidades, nuevos escenarios.


Siempre estaremos viendo que otros escenarios son posibles, nada queda ahí en estado estático, todo se está moviendo, en estado permanente de transformarse en nuevas cosas, nuevas tendencias, nuevas manifestaciones. La perfección implica algo que ya no se mueve más, que quedó así como afuera de las leyes de la naturaleza...eso hermano no es posible en el mundo de los humanos en que estamos condenados a vivir. Lo nuestro es relacionarnos con la ambigüedad, él no estar nunca seguro de cómo será realmente el futuro de lo que estamos haciendo.  


Hay que aprender el arte de viajar contento y con sentido en este largo viaje de vuelta a la consciencia...a pesar de toda esa gigante incertidumbre con que nos vamos encontrando en el camino. Si, entiendo...créeme que te entiendo muy bien...no sabes cómo me gustaría a mí que todo esto no fuera así...cómo me gustaría que lo nuestro fuera lo absolutamente cierto, lo del totalmente seguros, lo del 100% de garantías...cómo me gustaría que en vez de ambivalencias viviéramos en el planeta de las certezas.


Pero la vida en este planeta fue diseñada de otra forma...aquí nada es permanente, tenemos solo la hermosa ilusión de que las cosas o personas que tanto queremos serán para siempre...pero es solo una ilusión más.



Quizás educar en la impermanencia a los niños sea cientos de veces más importante que llenarlos de matemáticas o historia...crecimos y maduramos y seguimos caminando por la vida con un pensamiento muy errado de cómo funciona realmente la vida y su energía en este planeta...y eso genera terrible sufrimiento.


Hemos construido una civilización que va en contra de las leyes de las naturaleza. Tú y yo somos naturaleza, tú y yo somos al igual que las plantas, árboles, insectos...somos parte de la naturaleza, no estamos fuera de ella, la naturaleza vive dentro de nosotros y nosotros respiramos en ella. Pero no comprendemos cómo realmente funciona. Con nuestra arrogancia de humanos nos creemos superiores o aislados de ella…pero esto no es nada más que una gigante estupidez con patas.


Todo cambia, todo fluye, todo sigue su rumbo...no hay certezas de solidez para siempre...todo tiende a desvanecerse...cuando llegue la energía que te hará feliz y llenará de nuevo tu vida de sentido...disfrútala y siéntete agradecido...esa energía maravillosa también seguirá su propio rumbo. Pero mientras tanto está ahí...sumérgete y vuelve a ser un niño.








Es que venimos de la tierra pero vamos a la consciencia.

Seguro que venimos de la tierra…?

Y si fuera que venimos de la consciencia y vamos a la consciencia...y en el proceso de todo este gran viaje nos metemos en la tierra y en los cuerpos ?


Debate eterno en mi cabeza...soy de izquierda y no puedo ser otra cosa que ser de izquierda. Pero la izquierda niega esta dimensión del alma de la cual hoy desperté con tanta necesidad de darle palabras. Amo la visión mayor de la izquierda, siglos y siglos en busca de una sociedad mejor, más humana, justa y para todos...pero y dónde se les quedó el alma ?


La opción es por los pobres, por la justicia social, por la globalización de la solidaridad...la opción es por una nueva forma de vida en este planeta...pero tiene que quedar afuera ese espíritu que llevo por dentro ? Como negar que cuando cierro mis ojos y estoy en silencio hay algo dentro de mí que no calza con la teoría materialista de la izquierda ?


Cuantas conversaciones geniales, grandes diálogos con amigos o mejor dicho conocidos de izquierda...grandes análisis de porque el mundo está como está...grandes encuentros, brillantes momentos para el intelecto...pero nunca me puedo aguantar y se me sale lo que no tenía que decir...es como tener vocación de echar a perder la fiesta...mi amigo brillante de izquierda se le salen los ojos, su cara se pone tiesa cuando escucha las barbaridades que salen de mi boca...pero y qué vamos a hacer con el alma entonces…?


En esos momentos es como típico que pasa algo así…”Luis un gusto conversar contigo, pero tengo que irme hermano ahora, nos vemos otro día…”, mi obsesión por integrar la realidad del alma o llámale como se te dé la gana, pero eso que cuando estás solo no puedes negar...mi obsesión por introducir aquello en la teoría de la izquierda echó a perder un buen café con un amigo brillante. Y te prometo que salgo de ahí con la idea muy fuerte de que nunca más hablo del alma humana con una amigo de izquierda...sólo me limitaré a hablar de la política y las desigualdades económicas, así como pretendiendo que nada más existe. Así como queriendo hacerme el leso...y si por ahí sale la palabrita alma o espíritu...tendré listo la réplica y diré que...eso es típico discurso burgués !!


Buena estrategia...pero no me funciona hermano mío...cómo voy a poder negar lo que me da vida por dentro ? Cómo podría ignorar esa voz que vive dentro de mí que es la fuente de mis mayores alegrías y pasiones en esta vida ? No me pidas hermano que niegue esto, simplemente no puedo...y no quiero.


Te propongo algo concreto...por qué mejor no inventamos una nueva teoría de la izquierda ?

Qué tal hermano si la creemos y nos lanzamos a inventar el nuevo socialismo del siglo 21 ?

Un socialismo donde toda la realidad esté incluida, que nada quede afuera.

Espíritu y materia, hermano, todo junto. Vamos !!




 

 


Hay que ser realistas...hay que reconocer el poder de los sueños e ilusiones.








He estado atrapado por tanto tiempo en esas capas infinitas de la angustia y el dolor por lo vivido. Capas de angustia que se abalanzaron sobre mi ser dejándome escondido. Lo principal fue por mucho tiempo protegerme y trabajar por liberarme, había que salvar la vida al precio que fuera.


Cuando llegan a tu ser esas capaz de la angustia...quería explicarte lo que era el sentir angustia...cómo se siente en el cuerpo cuando te invade la angustia...quería contarte...de pronto me recuerdo que quizás seas tú quien sabe más de la angustia que todos nosotros juntos aquí...quería enseñarte cómo se sentía la angustia fluyendo por los laberintos de tu cuerpo...pero olvidaba que tú serías una verdadera maestra en todo esto.


Qué extraño es todo esto...quiero expresar mis pensamientos de la experiencia de la angustia y se viene de inmediato esa sensación de vergüenza por querer contar algo que parece solo me hubiera sucedido a mi…pero es una experiencia que ha sido el fondo común de los humanos en este planeta. Esta experiencia humana ha estado siempre repleta de angustia...la cultura humana es el producto de la lucha contra esta angustia y el dolor que viene de fondo por el solo hecho de estar vivos.


Si es una experiencia tan común, tan colectiva, tan nuestra, tan de todos nosotros...por qué tanta vergüenza de hablar de algo tan nuestro ? Lo negamos, lo ocultamos, la vergüenza nos inunda pero ninguno de nosotros puede decir que no ha sentido su presencia en todos los laberintos de sus cuerpo...ella, la señora angustia está y ha estado siempre ahí gobernando nuestras vidas...el que la niegue es como negar su propia realidad e historia.


Pero llega un momento en que uno despierta y se saca de encima todas estas capaz que te asfixian. Todo tiene su tiempo, y hay un tiempo en que te visita la angustia a tu casa y se quedó a vivir ahí. Y tú pensaste que estaba solo de visita y que se iría pronto a otro lugar. Pero ella se quedó ahí y esa angustia se convirtió en una parte más de tu propia naturaleza. Pero los procesos vitales siguen su propio rumbo y llegan momentos de nuevas evoluciones. Momentos en que la energía que constituye los nudos que forman tu angustia te ayudan a seguir caminando. Esa energía demoníaca al final se convierte en tu nuevo aliado y será tu combustible para seguir construyendo nuevos mundos.


A todos los que han estado, están o estarán en lucha a muerte con estas capas asfixiantes de la angustia universal...mis mejores deseos, mi fraternal abrazo solidario...hermano es el precio que tenemos que pagar por estar vivos. Tenemos consciencia de la vida y la mujer, estamos abiertos ante la existencia...la angustia es natural hermano. Adelante.







Qué alegría cuando le perdías el miedo a tu sombra.

Qué alegría cuando estabas solo en una pieza contigo mismo y ya ese mismo no te daba miedo. Al contrario, qué alegría cuando ese yo mismo era una fuente de alegría, paz e inspiración.


Yo aún creo, creo más que nunca que si les enseñamos a los niños a estar felices en una pieza vacía y en silencio...bueno ahí tenemos la fundación de una nueva civilización sobre este planeta. Una civilización que se fundamente en el placer de estar en contacto consigo mismo, una civilización donde la paz del ser interior fuera el valor más alto a alcanzar en esa nueva sociedad por construir.


Una civilización que nunca más tenga que salir arrancando de sí misma, un estilo de vida que nunca más esté basado en la represión sistemática al ser interior. Una civilización que nunca más sienta vergüenza por el sentimiento ni la sensación.


Qué alegría cuando llegabas a tu refugio, cerrabas la puerta y sentías profunda alegría que ahora llegaba la hora de estar con esa consciencia que te acompaña a todas partes. Que esa vida que llevas por dentro ya no era motivo de terror, el terror se había transformado en una flor que ahora llevabas por dentro cada momento de tu vida.


Has tenido la experiencia de vivir solo con tu propia consciencia?

Has tenido la experiencia de estar en silencio ?

Has tenido la experiencia de cerrar los ojos en tu soledad y sentir con mucha fuerza que ahí dentro de ti vive algo que desafía todo lo que se habla ahí afuera ?


No puedes arrancarte de tu consciencia hermano, por supuesto que puedes intentarlo...pero por más que arranques y corras a toda velocidad...tu consciencia te seguirá, esa voz que llevas por dentro es tu identidad primaria, es tu marca de existencia fundamental.


Lo mejor hermano es que no sigas escapándote de ella. Poco a poco atrévete a sentirla...ella es como una hermosa mujer encantada...acercate de a poco, atrévete a estirar tu mano...prueba...llegará un momento en que te darás cuenta que todos esos fantasmas y monstruos que ves en ella sólo son el reflejo de tu propio ser...son tus propias sombras hermano que lanzas sobre su cara.


Esas sombras hermano son tuyas. Recupéralas, sé que te aterran pero ellas tienen las llaves de tu libertad. Si, lo sé, lo sé muy bien...asustan esas brujas, aterran esas brujas horribles...pero hermano si sigues intentándolo veras que un hermoso día hasta la más horrible de esas brujas que tanto te aterran se transformarán en algo muy bello. Es la esencia de la magia, la promesa de la magia si te atreves a sentirlas en tu propio ser.





Una civilización donde estás brujas horribles ya no tengan cabida porque nunca les daremos razones para que crezcan así desproporcionadas en todo el bosque. Por una civilización donde el escuchar tu silencio y la voz de tu consciencia sean momentos de gran alegría colectiva. Por una nueva civilización donde el ser humano por fin deje atrás su prehistoria mental.







No, la familia no puede ser lo más importante en la vida. Porque eso significa que jamás superamos la etapa egoísta del Ser.

Soy de los que creen que tu contribución al avance de la cultura y consciencia humana es lo más importante en la vida.


Has nacido ?

Los seres humanos nacemos 2 veces...

Primero es el nacimiento del cuerpo. Ahí la primera familia es fundamental.
Después viene el nacimiento más importante, cuando nace la Conciencia.
Ahí el mundo es la Patria y la Humanidad la nueva familia.


Seguir toda la vida atrapado en el drama de la familia es nunca haberse liberado del ego.
Hay que romper las fronteras de la familia en que uno nace. Y darse cuenta que el mundo es más grande, mucho más grande que la vida de la familia.

Los filósofos griegos les llamaban "idiotas" a los que sólo se preocupaban de la vida de sus familias.






Soy un ser humano.
Vivo en un pequeñísimo planeta que llaman "Tierra".
Y al igual que tu, no quiero sentir dolor y quiero ser feliz.

Esa es mi identidad y mis raíces.

Tanto escándalo por las raíces...y se nos olvida que nacimos para volar y no seguir enterrados.

Las papas tienen raíces.

Los humanos tenemos piernas con las que caminamos por el mundo.

Me gustan los que se han liberado de la tierra y se identifican con sus consciencias.






Está prohibido que los pueblos se cansen de ser esclavos y quieran recuperar su dignidad.

Y sobretodo está prohibido usar los recursos naturales para superar la pobreza de su propio pueblo.

Es una terrible falta de educación atreverse a ser feliz como pueblo y ni siquiera pedirle permiso al Imperio.







Y nosotros los ilusos que en dictadura creíamos en la democracia.

Nosotros los ilusos que creíamos que los que se decían de izquierda eran de izquierda.

Nosotros los ilusos que en dictadura creíamos que los robos gigantes al país terminarían cuando fueramos a votar

Nosotros los ilusos, los ingenuos que creíamos que después de los militares veríamos por fin un país justo...o al menos  los ladrones con uniformes se les acabarían sus lujos extremos y vidas de millonarios.

Nosotros los ilusos, nosotros los ingenuos...nunca nos imaginamos que los que vendrían después de los militares asesinos iban a ser más ladrones aun...eso si que no estaba en las mentes de nosotros los ingenuos e ilusos.

Una generación de víboras reemplazó a los militares asesinos. Unos robaban hasta que ya no les quedaban ganas de robar, después los otros siguieron robando aún más...los demócratas, los del pueblo, los revolucionarios que se fueron y volvieron del exilio...los compañeros corruptos que estaban felices robando en solidaridad con los militares asesinos...los compañeros que por su magia han hecho millonarios hasta sus abuelitas. Una generación de víboras que reemplazó a los nazis.

Y nosotros los ingenuos, los ilusos seguíamos votando muy ordenaditos haciendo la cola para no perturbar el orden...nosotros los ingenuos seguíamos creyendo que eran honorables y nuestros representantes.

Todos robando, todos negando, todos mintiendo, todos riéndose de nosotros los ingenuos, todos hablando de la igualdad y practicando en sus vidas diarias la desigualdad...como pudimos ser tan ingenuos e ilusos nosotros los ingenuos de este mundo ?

Revolución.





 

Dale hoy un favor a tu propia vida...has todo lo que tengas que hacer hoy...lento, muy lento.
Baja la velocidad de tu vida...para que puedas tener la oportunidad de empezar a vivir.






 

Recuerden que la mayoría de nuestros problemas son creaciones mentales de nuestra propia consciencia. De pronto despertamos y nos damos cuenta que somos nosotros mismos los que creamos esas imágenes mentales que tanto nos aterrorizan y paralizan. Es posible ser libre.







Era una decisión de ser feliz.

Era una decisión de dejar de sentir culpa.


Has sentido alguna vez culpa por existir ?

Has sentido alguna vez que no tienes derecho a existir en este planeta ?


Cuántos millones y millones caminan esta mañana por las calles de este planeta sintiéndose feos, feas, gordos, flacas...caminando y caminando por las calles de este mundo sintiendo los mismos ecos del pasado que gritan con una claridad espantosa...tú no tienes derecho a ser, ni a existir ni mucho menos a que alguien te quiera o te de su cariño. Tú no eres nada y no vales absolutamente nada.

 

Es que nunca te habían preguntado qué era lo que tú realmente querías...esa pregunta era revolucionaria...esa pregunta echaba a andar procesos profundos que tenían consecuencias. Cuando a un individuo le ha llegado el momento de su revolución personal...ese momento es profundo, es un terremoto...cuando al individuo le ha llegado el momento de despertar del largo sueño...ahí se acabaron las búsquedas por cosas simbólicas, desde ese momento de terremoto la búsqueda va directo al hueso, a lo concreto, a lo real...y la búsqueda del alma y la consciencia también son cosas muy concretas, muy reales.


Cuando llega la hora del individuo...ahí nace algo, ahí muere algo. Nacimiento y muerte siempre de la mano...cuando un individuo que ha vivido toda su vida respondiendo a los deseos y necesidades de los otros y siempre cayendo y escondiendo y reprimiendo sus propios deseos...hasta el punto que ya ni se acordaba lo que alguna vez deseo...cuando a un individuo así le llega su momento clave...y puede ser en cualquier parte...como por ejemplo en su auto, manejando y esperando la luz verde para seguir el viaje...en esos segundos de terremoto interior aparece con su fuerza típica, volcánica, la pregunta que por toda una vida había sido negada...y tú...si, tú...no tú, no te hagas la lesa...qué quieres realmente ? Ahí ella es lo más probable que se haya separado.


Esa voz que viene de adentro rompe relaciones, matrimonios, todo lo que esté basado en la represión del ser interior...esa voz desde zonas oscuras del alma humana viene para quedarse, lo mejor es invitarla a tu casa y comenzar a conocerla porque una vez que esa voz profunda tuya se ha despertado de su largo sueño de siglos y siglos...esa voz no se dormirá más. Esa voz de tu ser te hará la vida imposible si le eres infiel y nuevamente tratas de negarla o seguir reprimiéndola. Mejor ni lo intentes, ella es más fuerte que tú. Lo mejor hermano es aprender a quererla, intégrarla, amarla, abrirse a su fuerza volcánica que trae consigo después de dormir por siglos. Ábrete a ella hermano, es lo mejor que puedes hacer.







En uno de estos días...

Estoy seguro que veremos gigantes protestas de animales contra los seres humanos...por terroristas !!

El sufrimiento que les provocamos a los animales...
es uno de los grandes temas que tenemos pendientes como Humanidad.

Sin lugar a dudas, que nosotros los humanos somos los peores terroristas para los animales.


Mis respetos a los vegetarianos del mundo. Los admiro mucho.

Pero no creo que me pueda unir a ustedes por ahora...no puedo negar lo rico que es comer caballos fritos.








Había que ir para adelante...siempre para adelante...y claro que me gustaba esta actitud ante la vida, había que pararse y seguir adelante...pero qué significa ir para adelante en un mundo que es redondo ?


Cada vez que siento que de verdad he ido para adelante...después me doy cuenta que lo único que hago es regresar...cada vez que logró ponerme de pie de un golpe del molino y le digo a Sancho que tenemos que seguir no más para adelante...por dentro siento que solo estoy volviendo a momentos lejanos, antiguos, arcaicos...momentos donde aún era algo entero, donde aún la civilización, la crianza y la educación no habían corrompido el alma.


Hay que ir para adelante...y solo volvemos donde partimos. Vivimos en un planeta llamado paradojas...por eso es que Hegel nunca muere, 200 años y aún nadie lo ha podido matar, intentos han sobrado...grandes intentos de asesinarlo y además grandes hombres ilustres, grandes revolucionarios han intentado destrozarlo, cortarle la cabeza...pero el viejo profesor de filosofía sigue ahí hablando de dialécticas, de procesos, de cómo es a través de las contradicciones como el espíritu humano se va abriendo camino a la largo de la historia.


De la historia global como la individual...todo es un abrirse camino en un mar de contradicciones...todo está sembrado de paradojas...para ir para adelante primero tenemos que ir para atrás, para nacer primero tenemos que morir, para ser libres primero tenemos que reconocer nuestra esclavitud...un planeta llamado paradoja.


Pero ese ir para adelante no era lineal, nunca ha sido en línea recta. Ese ir para adelante correspondía a otra lógica, a una lógica que venía de la misma energía de la vida. Era una lógica que no estaba pensada, no era una construcción del cerebro humano. No, esa lógica sólo podía comprenderse una vez que se han soltado o quebrado los mecanismos de defensa interiores. Era una lógica que solo se podía percibir cuando ibas cayendo y el paracaídas no se abría...en esos momentos comprendiste algo que desafía a todo el tipo de pensamiento que te habían enseñado en la escuela. Es una lógica que describe a la vida, es una lógica que describe el palpitar de cómo está organizada la vida. Tu eres vida viviente y esa lógica también se aplica a ti, no a tus máscaras, a ti, al que está detrás de todas esas mascaras.

Es que hermano vivimos en múltiples dimensiones. Estamos aquí, allá y también más allá...y todo esto junto, en formas paralelas nos movemos por las coordenadas del tiempo y el espacio.


 






Por eso hermano cuando crees que te mueves hacia adelante...estás en una gigante ilusion optica. Lo que pasa es que estas en una inmensa constelación de distintos niveles de la consciencia humana...es como una casa muy grande, con muchas habitaciones...una se cierra, la otra se abre, unos discuten en la cocina, otros se aman apasionadamente en el baño...otro está ahí en el cuarto pequeño sintiendo la magia de su Ser por primera vez.

Unos sienten que van para atrás, otros en la pieza del lado juran que van para adelante, otro en el cuarto más pequeño asegura que está en el cielo...otros que ya han muerto hace muchos años vuelven a esa casa en forma de fantasmas creyendo que ellos jamás se han ido de ahí. Hermano, somos seres del aire, somos polvo cósmico que se ha hecho autoconsciente...Hermano estamos todos en esta casa moviéndonos y tratando de comprender para donde vamos.

Había que ir pa adelante...Había que volver a casa.







 

A los/as que creen que "Romeo y Julieta" es una historia romántica...primero estoy seguro que nunca han leído el libro.

Y después les recuerdo que se trata de una relación de 3 días entre adolescentes de 13 y 17 años, que relata el odio brutal de dos familias y del cual 6 personas resultaron asesinadas.








En guerra contra estas fechas clichés.
Hoy NO es el día del amor.

Hoy es un día más en que los empresarios te engañan con propaganda para que compres más, y te llenes de sentimientos de culpa si no compras lo suficiente.

Hay que tener más respeto con el maravilloso fenómeno del amor. Estas fechas son un atentado vulgar contra la fuerza natural llamada amor.








Si, pero es que yo creo que lo mejor es empezar al revés...y tú con los ojos así de abiertos...se te salen...en cualquier momento ya no tienes más ojos...cómo eso de empezar al revés…! Me decías como ya con fuerza irresistible...tan loco y bipolar no se podía ser.


Bueno, es que yo siempre he creído que lo mejor era empezar al revés, es como también creo que lo mejor era vivir al revés...así como ya haber aceptado que estas muerto como hace 50 años...y ahí cuando miras para atrás...si alguien se acuerda de ti después de 50 años muerto o algo de lo que fue tu vida dejó alguna huella en este planeta, algo que creaste que haya sobrevivido al paso del tiempo...si hay algo que valga la pena de ti después de 50 años ya de muerto...bueno entonces quiere decir que ahora estás viviendo bien.


Pero si tu vida no es más que la mera repetición de lo que te han dicho que tienes que hacer y decir...bueno lo más probable, casi seguro en realidad es que después de 50 años nadie se acordará de ti. Estás viviendo sin dejar huellas en este mundo. Tiempo de cambiar, por eso creo que lo mejor era vivir al revés. Comenzar por el final...me entiendes ?


Si, pero es que yo creo que...por ejemplo en el amor lo mejor es empezar al revés...empezar desde el dolor. Si, y no te rías que creo muy fuerte en esto. Es que si el amor se construye desde el dolor y todas esas tragedias que te han pasado...si nos atrevemos a contar todos los viajes que hemos hecho al infierno...algo pasa ahí, o salís arrancando...a miles por hora corriendo por tu vida de ahí o te enamoras simplemente. Te relajas, sabes que entonces si esa persona ha estado en la misma habitación que tú todos esos años que estuviste en el infierno, si esa persona se conoce de memoria los larguísimos corredores del infierno...bueno entonces con ella puedes hablar de todo. Porque si conoce el olor al infierno...hasta de fútbol podrás hablar con ella, y con pasión más encima.


Creo que el gran error de tantas y tantas parejas es que comienzan por donde se debe comenzar, le hacen caso demasiado al manual de buenas costumbres, se esfuerzan demasiado en lograr la aprobación de los demás y que les pongan el título de personas decentes y bien educaditas...comienzan a contarse todo lo bueno, lo sano, educado, lo felices que fueron cuando chicos, lo angelical que es la mama, lo maravilloso que es el papa, la perfecta unidad que tienen en sus familias...si todos son tan felices y sanos...quién cresta entonces son los que compran las drogas y se suicidan...si todos son tan re felices...por qué han tantos psicólogos entonces ?








Se cuentan maravillas, se cuentan lo felices que han sido toda la vida, lo mucho que aman a sus padres...y eso puede impresionar a cualquiera el primer día...pero eso tiene un precio, las mentiras se pagan. Esa maravillas iniciales serán el gran bloqueo emocional que con el paso del tiempo los separará para siempre. Jamás podrán hacer el contacto a fondo porque esas mentiras y maravillas iniciales estarán ahí bloqueando el camino de la verdad emocional, de la verdad del dolor, del gigante dolor que estaba ahí guardado en sus cuerpos. Por eso creo que lo mejor es empezar al revés, si alguien te soporta al contarle de tus demonios y fantasmas...después hablar de la comedia de la tele será simple y hasta quizás divertido.


Habrá por ahí alguna mujer que quiera inventar un mundo al revés...sueños desde la adolescencia. Alguien que te tome la mano y te convenza que aquí estamos, los dos dispuestos a inventar el mundo de nuevo. Y lo primero que haremos será mandar al diablo todo esos manuales de buenas costumbres que les dicen a las parejas cómo y qué deben hablar al comienzo al conocerse...mejor, escribiremos nuestro propia manual...y será una apología a hacer todo lo contrario a lo que te han enseñado. Y si de todo eso resulta que te enamoras...bueno me tienes que invitar a la fiesta.


Al revés, todo al revés, así el camino se hará más entretenido.







Recuerda que nada es permanente. Todo está en un constante proceso de cambio, de fluir y de transformación.

El gran error que cometemos en nuestras vidas es que creemos que las cosas, las personas, las ideas...que son para siempre, que jamás cambiarán. Y así nos aferramos a ellas con toda nuestra fuerza y ese proceso de apegarnos nos produce un constante estado de sufrimiento porque vamos contra la naturaleza.

Suerte en este viaje. Desapégate, despréndete, libérate, vuelve a ti. Y desde ti, desde tu centro vincúlate con los demás pero ahora en libertad y con tu dignidad fortalecida y en paz.







Siempre allá, nunca aqui.

Siempre aquí, nunca allá.

Siempre sintiéndose en casa aquí, no allá.

Siempre sintiéndose en casa allá, no aquí.

Siempre sintiéndose que no es de aquí ni de allá ni de ninguna parte. Pero a la vez se siente en casa en cualquier parte.

El destino de todo inmigrante, exiliado o cualquier ser humano que vive entremedio de varias culturas.


Un día cruzamos fronteras y nunca fuimos capaces de imaginar todo lo que eso iba a significar...al cruzar las fronteras sólo crees que se trata de un fenómeno físico ...que es solo tu cuerpo quien está en ese proceso de ir de una realidad a otra...que no es nada más que eso, un simple acto físico de ir más allá de la frontera. Pero tú sabes que nunca ha sido así...traspasar las fronteras es un acto profundo de desprendimiento, de sacarse encima supersticiones, visiones de la realidad completamente supersticiosas, sobretodo de la importancia de tu país...desprenderse de la idea más enferma de todas...el creer que tu país es el centro del mundo...viajar es quitarse de encima esa enfermedad de la vista que no te ha permitido ver las cosas como son.


Es estar esperando el bus en un paradero...y los que están a tu lado que no son extranjeros tienen sus miradas puestas en este territorio que pisan nuestros pies...pero tú como inmigrante o exiliado...tú esperas el mismo bus pero tu mirada está en otro lugar, estas quizás a más de 10 mil kilómetros de distancia...tu cuerpo está ahí esperando el bus pero tú estás en otro lugar.


Algunos de mis hermanos con que me he cruzado en el camino de ser inmigrante nunca han podido llegar a estas nuevas tierras donde viven sus cuerpos. El viaje de sus cuerpos fue bastante rápido...pero me he encontrado con varios que llevan décadas con sus cuerpos aquí pero sus almas se quedaron pegadas allá, a miles y miles de kilómetros de distancia. Seres quebrados, seres divididos, seres que buscan los pedazos de sus rostros que se fueron derramando por ahí en el largo camino que les tocó vivir.


Y el bus acaba de llegar. Se suben los cuerpos, se suben los ojos...pero mi hermano inmigrante se ha quedado sentado ahí en el paradero esperando el otro bus que le traerá de vuelta a su alma...al menos eso es lo que él sueña y espera. Sin esa espera e ilusión...mi hermano inmigrante moriría. Un abrazo de amor y solidaridad a todos los inmigrantes del mundo que en estos momentos están esperando el bus dónde vienen viajando sus almas.









Y quién manda aquí ?...el presidente, por supuesto!!...me respondes...y me miras con una cara, como queriéndome decir...soy gueon o te hacis...preguntas gueonas...obvio que el que manda aquí es y siempre ha sido el presidente.


Era tan fuerte tu respuesta que mejor me quedé callado, y me fui en busca de mi refugio. Pero en mi camino la pregunta volvía a mi...quién manda aquí ? Es que por favor tú no me puedes decir ahora que tú también eres del club de los que juran que es el presidente el que manda...por favor no me digas eso, no, no, me niego a escuchar algo así de tu boca, no !!


Nunca me he creído ese cuento...que los presidentes mandan...los presidentes son las caras visibles del baile de máscaras, están ahí para crear las ilusiones necesarias para controlar los legítimos deseos de justicia social. Los presidentes nunca han sido los presidentes.


Los presidentes a lo más son los voceros de los verdaderos presidentes. Pero ni te hagas ilusiones de que podrás conocer a los verdaderos presidentes, esos están ahí muy bien escondidos, protegidos, guardados...es parte de la coreografía acordada que los verdaderos presidentes jamás saldrán a la escena...gran técnica teatral para mantener la necesaria tensión y sobretodo la gran ilusión de libertad entre los esclavos.


Por supuesto que han existido excepciones a la regla...cada vez que un presidente se negaba a seguir con el juego de ser vocero de los verdaderos presidentes...bueno, lo bombardeaban y se acabó la historia, los presidentes no están ahí para ser presidentes, solo voceros de los verdaderos presidentes.


Y quién manda aquí entonces…?...todo un juego de mentiras...toda una cadena de mentiras para mantener la ilusión de que se estaba en el mejor de los mundos posibles.


Me voy a dormir y la pregunta ha vuelto a mi...quién es el verdadero presidente ? Qué decisiones se están tomando mientras todos estamos tan orgullosos de nuestra soberanía…? Quién se estará riendo de nosotros mientras nos emocionamos con nuestras tan bonitas banderitas de plástico ?


Quién manda aquí ?








Es tiempo que no usemos más la palabra "Democracia" porque eso no existe en ninguna parte. Seguir usándola en el lenguaje cotidiano es lo mismo que engañarnos a nosotros mismos de por vida.

Lo mejor, aunque por cierto es lo más difícil, es ver la realidad tal como es y llamarla por su nombre. Lo que sí existe en todas partes es un sistema político llamado Cleptocracia, y según la definición de los filósofos griegos de la antigüedad es el Gobierno de los Ladrones.

La gran diferencia entre los sistemas políticos está en si la Cleptocracia se impone por la fuerza militar o si tu vas a votar por un grupo de ladrones. Pero la forma del gobierno sigue siendo la misma, los Ladrones mandan.








Hay algo dentro de mí que pasara de largo...hay algo dentro de mí que seguirá...algo dentro de mí...lo más hermoso de mi seguirá adelante en busca de nuevas transformaciones y formas en que seguir existiendo. Algo dentro de mí no morirá.


Y es ahí, en ese espacio mágico, trascendente...donde están guardado todos los amores eternos que un día prometí, ahí están guardados todos los mejores pensamientos que he tenido, aquellos que tenían la fuerza de un volcán...ahí en ese espacio infinito, ahí están todos.


Antes cuando creía en eso que llaman dios...ahí era mucho más fácil todo esto, a ese lugar infinito que vive en mí le llamaba con el lenguaje de la religión en la cual me crié, era mucho más fácil...todo estaba ya escrito en esos libros que llaman sagrados, ahí había ya establecida una verdad que todos tenían que venerar. Ahí habían historias clarísimas de donde quedaba ese lugar y sobretodo estaba también la alternativa, qué pasaría con aquellos que se irían para otro lugar.


Pero ahora que ya no creo en nada de eso...la sensación interior de seguir de largo continúa pero ya no me sirven ninguno de esos relatos. Esos mapas que describen lo que pasaría después ya no son de ayuda. En vez de teologías han llegado a mi Ser filosofías. Y la búsqueda por alguna forma de comprensión simplemente continúa. Pero hay algo dentro de mí que seguirá de largo.


En ese lugar que seguirá de largo se almacena todo lo que he emprendido en esta vida...lo pensado y lo sentido no me lo quita nadie.








Escuchando noticias y aparece la frase "un hogar bien constituido"...y me da alergia.

No hay cosa que deteste más que esos "hogares bien constituidos"...suelen ser hogares en que le sacan la cresta a la mujer, y la mujer le saca la cresta a los hijos.


Creo con toda mi fuerza que hay que romper el silencio con la violencia física y mental que se ha vivido en las familias.

El amor no tiene nada que ver con que te agarren a palos o correazos o que te traten a chuchadas a cada rato. Eso no es amor, eso es maltrato.

Romper el Silencio, por ti y tus hijos y el futuro. Fuerza.








Me dices que lo invisible no existe, que hablar de cosas invisibles es algo infantil, que lo invisible no es importante...me dices que la corte con esto de hablar de tonterías...que lo invisible no existe...me dices que sea realista...ok, trataré de ser realista, prometo.

Es que el problema que yo tengo es que creo ser muy realista, me encanta hablar de la realidad y es por eso que me paso puro hablando de cosas invisibles...no será acaso que tu y yo tenemos un problema de definiciones...porque yo solo quiero hablar de cosas reales...tu por ejemplo eres algo muy real, muy concreta pero eso que mis ojos pueden ver no es lo mismo que lo que tu eres.

Yo puedo ver un cuerpo pero lo que tu realmente eres, lo que fascina de ti es algo invisible. Es un carisma,  es una personalidad, es una voz, es una forma de ser...es una elegancia en el andar...es una respiración suave, a veces profunda, otras veces salvaje...eso que tu eres y fascina alrededor son puras cosas invisibles, se pueden percibir, sentir pero todas invisibles, como el aire...el aire está ahí, lo sabes, es obvio y es tan real pero es invisible.

Quiero hablar de cosas reales...cosas reales de la mayor importancia...y tu tristeza ? Tu sabes que te ofenderia terriblemente si te dijera que tu tristeza no es real...porque es algo invisible....tu tristeza es verdad que es invisible pero es real, es concreta, a veces es fuerte, muy fuerte. Y tu lucha heroica por sacarte esa tristeza de encima...esa lucha también es real y concreta...pero es invisible, solo tu puedes ver con exactitud lo dificil que ha sido.

Hay cosas que son terriblemente reales y concretas...pero son invisibles para el ojo humano...son cosas que no son cosas.

Yo soy y seguiré siendo por toda mi vida un gran defensor de realidades, un apasionado defensor de realidades...y las realidades por las cuales estoy dispuesto a dar mi vida...son todas invisibles. Mi vida por la defensa del amor, la solidaridad, el respeto al que sufre, la alegría de existir, la paz y la búsqueda de la paz...la búsqueda de un sentido por el cual vivir...cosas tan reales, tan concretas y a la vez todas ellas invisibles.

Lo que pasa es que el ojo humano es limitado, si quieres ver en la profundidad de la realidad...son los ojos del corazón los únicos que sirven. Si quieres despertar de la ceguera de tus ojos, abre los de adentro...te acuerdas...lo esencial es invisible para los ojos.








Te has visto alguna vez en el espejo…?

Esto es una declaración de amor al héroe, heroína que vive dentro de ti.


Quizás sean millones de veces las que has visto tu cara en el espejo...diferentes espejos, quizás espejos de otros países, espejos caros, baratos, quebrados, espejos nuevos, finos, espejos sucios, recién limpiados...espejos que te decían que eras bonita, que eres feo...espejos mentirosos, espejos verdaderos. Pero te has visto alguna vez tu propia cara en algún espejo...alguna vez en tu vida ?



En mi camino por este planeta he conocido a muchos humanos...y hay algo que siempre me llama la atención al conocer más de cerca a estos terrícolas...casi todos tienen ahí en el fondo de sus almas una terrible imagen de sí mismos. He conocido a gente preciosa, hermosas por dentro y fuera...mentes brillantes, cuerpos hermosos, almas generosas...pero igual el fantasma estaba ahí...todas todos eran patitos feos. Podías estar horas diciéndoles lo hermosas que eran pero no había caso, tus palabras llenas de cariño pasaban de largo. La imagen ahí grabada con fuego...fuego del tiempo y de los comienzos de la vida estaban ahí muy fuertes, demasiados fuertes grabadas en las frentes de estos humanos luminosos.


Te has visto alguna vez en el espejo…? Te has visto alguna vez más allá de todas esas sombras y fantasmas que te dicen lo feo-fea que eres ? Te has visto alguna vez en el espejo...esa cara que no fue tocada por los insultos al crecer ? Has visto alguna vez esa cara que tenías antes de que los fantasmas invadieran tu vida ?


Toda una vida, toda una existencia caminando por este planeta...vemos nuestra cara en miles de espejos pero nunca logramos ver el rostro verdadero que está escondido entre tantos kilómetros de tristeza acumulada. Quiero desearte que no importando cuándo, dónde, aquí o en otras vidas u otras galaxias...en alguno de los espejos que se te cruzaran por tu camino  puedas ver la hermosura de tu rostro.


Tu lucha ha sido larga, dura, apasionada...mereces poder ver alguna vez tu verdadero rostro...alguna vez poder ver lo que eres y fascinarte con tu propia cara llena de historia...que cada marca en tu cara sea el recuerdo digno de tantas batallas heroicas que has dado.


Cuando te llegue ese hermoso día en que podrás ver tu verdadero rostro...serás libre...y tu libertad será como un espejo donde muchos otros podrán también verse por primera vez. Que llegue pronto ese hermoso día.







Si, lo sé hermano...si tranquilo que entiendo eso que me dices...entiendo, pero por favor trata también de entender que los países tienen fronteras pero no mi alma.


Mi alma hermano no es de este mundo.

Mi alma hermano está en este mundo, vive en mi cuerpo pero ella no es de este mundo.


Siempre he estado en este mundo pero nunca me he sentido parte de este mundo.

Siempre me ha fascinado este mundo pero al mismo tiempo me produce alergia este mundo.


Siempre me han fascinado las historias, las revoluciones, las grandes luchas heroicas de mis hermanos humanos...siempre me ha fascinado la humanidad...pero la gente me produce alergia.


Siempre he sentido profunda fascinación por la sociedad humana y el cómo los humanos piensan...siempre he querido comprender la vida de los humanos...como con la ilusión de que entre más conociera a los humanos más me sentiría parte de ellos. Como nada es perfecto en este mundo, me ha sucedido lo contrario...cada vez que comprendo mejor la forma de ser y vivir de los humanos...más me alejo de ellos.


Entre más comprendo a los humanos...más busco mi silencio y soledad. Es una soledad consciente, elegida, una soledad no sola, una soledad que es un placer exquisito...no es aquella otra soledad, la soledad de la amargura, de la desesperación, del sin esperanzas...no, me refiero a la otra soledad...aquella que cuando vas en el bus solo sueñas con volver a sentirla...es la soledad donde el Ser está en paz. La soledad donde nunca estás solo.


Soy un humano, vivo entre los humanos...pero hay algo dentro de mí que no es humano, que trasciende lo humano...ese algo tiene cientos de nombres a lo largo del tiempo y la historia de los humanos...ese algo por dentro no es de este mundo ni reconoce fronteras. Ese algo por dentro está ahí, siempre ahí, afuera...observando...el observador, el que está más allá del tiempo y el espacio. El que vive ahí...el que me salvó.







Nosotros los que habíamos muerto hace tanto tiempo

Nosotros los perturbados

Nosotros los equivocados

Nosotros los que no entendíamos nada

Nosotros los mal educados

Nosotros los cabros de mierda

Nosotros los conchadesumadre

Nosotros los mal agradecidos

Nosotros los que nos fuimos y no volvimos más

Nosotros los que los mandamos a la cresta

Nosotros los que no creemos en el perdón


Nosotros los guachos, los locos de mierda...aquí estamos...brillando, felices, sabios, fuertes y más convencidos que nunca que no éramos nosotros los que estaban equivocados.


Nosotros los que habíamos muerto hace tanto tiempo...aquí estamos, más vivos que nunca.









Es que mi pensamiento buscaba un camino propio...cansado de ver, escuchar, sentir y enfrentarme cada día a tanta frase cliché, tanta repetición de frases que nunca se han pensado que solo se repiten de generación en generación.

Mi pensamiento buscaba autenticidad, identidad propia, mi pensamiento está sediento de algo real, puro, algo que tuviera su raíz en sí mismo.

Mi pensamiento sabía que este es un tiempo corto...has visto la muerte en tu propia cara ? Si has sentido en tu propio cuerpo la angustia de morir...entonces hermano mío ya no hay tiempo para frases cliché...tu pensamiento se volverá hambriento de lo auténtico...porque...qué sentido tiene vivir si te pasarás la vida entera repitiendo lo que los demás te han dicho que tienes que decir ? Qué sentido tiene hermano mío vivir toda una vida sin jamás sacar tu propia voz, tu propia identidad, tu propia sombra...qué sentido tiene hermano mío vivir toda una vida escondido ?

Hermano cuando has visto la muerte en tu propia cara...ahí te enamoras de la hermosura de este mundo. Y todo lo que es hermoso en este planeta tiene que ver con lo auténtico. Te enamoras de las cosas que antes no pensabas...del aire, de tu respiración, de tu caminar...cómo es posible caminar hermano mio ?

Cuando la muerte ha tocado tu cara...te enamoras del pensar, del sentir, del imaginar...de soñar despierto...cuando la muerte ha tocado tu cara...has nacido a la vida hermano mío.

Desde que la muerte me tocó mi cara...siendo muy joven...desde ahí que busco lo auténtico, lo que nace desde adentro. No tenía sentido seguir viviendo si lo único que quedaba era ser un repetidor de lo que dicen que hay que decir. No, no hay sentido en la repetición de lo falso. No y mil veces no.

Cuando la muerte tocó mi cara...mis ojos se abrieron, y la flor que llevo por dentro comenzó su camino a la libertad. Cuando la muerte tocó mi cara, nací.






 

Un saludo especial en esta hora de la noche a todos/as los que han sentido toda la vida que no son de este planeta.

Que están aquí por accidente o como el patito feo, simplemente nacieron en una familia equivocada.

Pero la casa o la patria, están en otras galaxias.







Había una belleza natural en esa época en que era natural hablar de revoluciones.

Lo que pasa hermano es que nunca he podido sentirme en casa en estos tiempos en que ya no existe la izquierda.








Que lindo cuando hablabamos de revolución...

Civilización, libertad, hermandad, humanidad, utopías, trascendencia...Qué han hecho con nuestro lenguaje ? Dónde están todas estas hermosas palabras ?

Hoy nos hablan de libertad y quieren decir...que tienes 5 diferentes marcas de pantalones que puedes comprar...que ahora eres libre porque puedes elegir en cuál de las 4 empresas extranjeras de energía puedes pagar tus cuentas de la luz...eres libre hermano, puedes por fin elegir a qué familia de millonarios de otros países les vas a dar el poco de dinero que tienes...que viva la libertad dice el otro.


Qué hicieron con nuestro lenguaje ? Quién les dio permiso para corromper nuestro lenguaje ? Qué se han crecido !!


Civilización, hermandad, libertad...esas hermosas palabras no son para aquellos que creen que todo se puede comprar con dinero...no, esas palabras están reservadas para niveles sutiles y a la vez profundos de la experiencia humana en este planeta. Esas hermosas palabras han sido objeto de lucha y revolución por tantos siglos...esas palabras están reservadas para los que aún están en contacto con la energía de la vida. Esa energía no la puedes comprar, la puedes aceptar como un gran regalo pero no puedes poseerla.


Qué lindo cuando hablábamos de revolución...y más lindo aún cuando creíamos todo aquello que decíamos...cuando era algo obvio que íbamos a construir una nueva civilización en este mundo, seríamos los creadores de una nueva manera de ser...te acuerdas...inventariamos una nueva forma de amar !! Seríamos los creadores de una civilización donde el ser humano, los animales, la naturaleza...todo lo que fuera viviente sería tratado con respeto sagrado. Te acuerdas de esas conversaciones embriagadas de emoción porque parecía que ya podíamos ver frente a nuestros ojos el como emergía esa nueva civilización...esa nueva libertad que llegaba a los seres humanos. Un nueva forma de ser que fuera un tributo de amor a la vida.


Corrompedores del lenguaje, corrompedores de la consciencia humana...aquí estamos nosotros haciendo resistencia cultural a sus intentos de ponerle precio a todo lo que es lo más lindo de estar vivo...nunca podrán acallarnos con sus mentiras comerciales y sus símbolos de falsedad...somos más fuertes...aunque somos menos...pero las vibraciones de la energía de la vida, ese fluir energético que jamás podrás ponerle precio...está de nuestro lado.


Amantes del lenguaje poético de los humanos...a las barricadas...libertad no es donde pagar las cuentas, libertad es la expresión mágica de tu espíritu en este mundo. Amantes del lenguaje poético...por una nueva forma de ser...tal como lo soñamos en esas noches de amor adolescente.





 

 

Hay un tiempo en que llega el sufrimiento a tu vida.

Hermano si ese es el tiempo que estás viviendo, por favor no lo niegues mas. Confia en tu consciencia y las fuerzas que hay ahi...busca tu desierto y has ese viaje al infierno que tu sabes que debes hacer para que puedas volver a nacer y a sentir.

Si ese es tu tiempo hermano, un abrazo y la mejor de las suertes.

También hay un tiempo en que el sufrimiento se va de tu vida. Has sobrevivido y puedes nuevamente sentir.

Hermano si este es el tiempo que estás viviendo, por favor no lo niegues mas. Asi como fue terriblemente importante y valiente de tu parte reconocer cuando llegó el sufrimiento...bueno, ahora necesitas la misma valentía para aceptar que el sufrimiento se fue de tu vida.

Se que es difícil aceptarlo, es toda una identidad de vida hermano mio que hemos construido en base al sufrimiento. Pero ya no está...porfiado que eres...abre la puerta y verás.

Hermano eres libre. Hiciste tu tarea, el dolor fue transformado en libertad y el miedo en amor. Ahora hermano mío el mundo está ahí esperando tu arte. Eres un ejemplo concreto hermano mio que es posible transformar el dolor. La alquimia existe.







Hoy estabas aquí, allá y en todas partes.

Esto es una declaración de amor a la nueva tecnología que nos permite estar en todas partes. Si te imaginarás lo que significa para un ser inmigrante como yo estas nuevas maravillas de las tecnologías revolucionarias que nos ha tocado vivir...si te imaginarás la tristeza que sentía en esos años al llegar a la nueva tierra...esos años donde no existía internet, donde la radio de onda corta era la gran conexión con el mundo.


Con tanto cariño recuerdo esas tardes y noches caminando en busca de alguna radio internacional con mi amada radio de onda corta, alguna radio tenía que estar ahí en los cielos y de todas esas frecuencias que sonaban como si estuvieras escuchando radios de otros planetas...sonaban como que en cualquier momento escuchabas...aquí radio Marte, llamando…pero nunca encontraba radios de mi país que me contaran que estaba sucediendo.


Eran verdaderos hoyos negros dentro de esta alma de inmigrante, no podía aceptar que nunca más podría saber en directo lo que estaba sucediendo en el país que dejaba a miles de kilómetros. Una tristeza dentro del alma que siempre se me ha hecho tan difícil poder expresar en palabras...pero si tú has vivido alguna vez como extranjero sé que la comprenderás...o a lo mejor has sido extranjero dentro de tu propio país o quizás la peor forma de ser extranjero...dentro de tu propia familia.


Eran tiempos en que vivía como con treinta días de atraso con las noticias del país que había dejado...llegaba un diario de aquel país a una biblioteca y era toda una experiencia surrealista leer noticias con treinta días de atraso...pero igual me las devoraba con la ilusión de que a pesar del retraso igual podría apagar al menos un poco esa tristeza de estar tan re lejos.


Hoy gracias a estas revoluciones tecnológicas leo los diarios del país que dejé hace ya más de dos décadas antes que sus habitantes los lean, la diferencia de horas me permite leer la prensa cuando ellos están durmiendo. Antes estaba atrasado como en treinta días, ahora estoy adelantado en cómo 6 horas.


La tristeza aquella se fue, se fue y en su lugar hay una preciosa alegría de sentirme conectado y al lado de aquel país que deje siendo un joven. Mis sueños imposibles de entonces de seguir en detalle lo que sucedía en mi país, hoy son una realidad. Y no te imaginas el tremendo placer que es leer y seguir lo que sucede en tu país que está al otro extremo del mundo, cada día y en detalles. Por fuera estoy a miles de kilómetros, por dentro estoy al lado.


Siempre soñé con un ser un ciudadano del mundo, y hoy ese sueño se ha hecho realidad y es mi identidad primaria. Soy del mundo, soy del kosmos. Soy de aquí y también soy de allá. No soy de aquí y no soy de allá. Estar no es lo mismo que ser de ahí. Soy del aire. Estoy aquí y allá pero vivo en el aire. Vivo donde siempre quise vivir, vivo en un nivel de consciencia donde todo está conectado. Y con estas revoluciones tecnológicas este nivel de consciencia ha tenido una manifestación muy concreta y material.


La próxima gran conexión es la conciencia de la galaxia...desde el pueblo, al continente, después al mundo...y luego a las galaxias. El universo se expande, tú te expandes, nosotros nos expandimos...somos más y cada vez necesitamos menos. Declaración de amor a las tecnologías que hicieron realidad los sueños de tantos y tantos soñadores y poetas.








Una vida no pensada, una vida sin reflexión es como una vida que nunca ha sido vivida.

Es la reflexión personal y en soledad la que le da un contexto y un sentido o al menos una búsqueda de algún sentido a tus dolores, angustias, alegrías, amores y llantos.

Es la reflexión personal lo que hace la diferencia. La filosofía, la madre del pensamiento y la reflexión ha sido, es y será la madre de todas las ciencias y la búsqueda de la verdad y el sentido de la experiencia humana en este planeta.

Los burócratas de la educación que luchan por eliminar la filosofía de las escuelas...una escuela sin filosofía es un atentado a la dignidad humana.

Declaración de amor en una tarde de sábado a la más grande de todas las Sofias,  mi amor a la Filosofía.








Es que la lucha es con molinos gigantes...si, es cierto, a veces son invisibles pero pisan muy fuerte. Aunque no los veas, están ahí, y hay que destruirlos para crear algo mejor.

Tu misión en esta lucha contra estos gigantes es plantar semillas de conciencia.








Y al sexto día los seres humanos, producto de la angustia existencial...crearon dioses a su imagen y semejanza para tratar de buscar consuelo ante lo duro de la vida.







Desde chicos nos asustan con el diablo, el infierno, el pecado...

Bueno, esa es la idea, que vivas toda tu vida lleno de miedo. Así es más fácil mantenerte en la esclavitud, física y mental.

Rebélate, dios y el diablo son fantasmas que sólo existen en tu cabeza.









Eran los ecos de la memoria que venían...los ecos de la memoria seguían buscando libertad, venían una y otra vez los ecos de la memoria, luchaban por salir a la superficie y ser reconocidos. Se cansaron de estar enterrados.


Eran los ecos de la memoria...eran las voces del Ser y la Historia que venían nuevamente a la superficie...era una profunda energía que buscaba a como diera lugar el poder llegar a la superficie. A esta fuerza no le interesaba ya nada más, esta energía comprendió que todo estaba en si lograba su libertad o se quedaba ahí en las profundidades de la tierra, prisionera y enterrada para siempre. Esta fuerza...esta manifestación de energía ha tomado una decisión y ya no es posible volver atrás...desde el fondo de la tierra sale un grito silencioso en busca de la libertad.


Eran los ecos de tiempos lejanos, tiempos históricos...pero los tiempos históricos eran también tiempos presentes porque el poder de agarrarte de las mechas que tiene la historia...nadie lo puede negar amigo mío...el que lo niega no está entendiendo nada...al final de cuentas la historia siempre se impone, siempre gana. Por eso si quieres invertir bien tu tiempo...conoce la historia, siéntela, abre la puerta a esos ecos tan fuertes que están gritando ahí debajo de tu rincón en esta tierra.


Tanto pánico, tanta negación, tanto escaparse, tanto negarla...si aprendiéramos otra forma de relacionarnos con estos ecos vibrantes, majestuosos...estas erupciones de los ecos de la memoria...si comprendieramos que si negamos los ecos de la historia nos estamos negando a nosotros mismo...pero hermano...dime, que eres sino una colección de acontecimientos históricos que fueron formando tu vida, tu sentir y tu pensar...que eres entonces si me niegas tu propia historia, que eres hermano ?


Eran los ecos de la memoria que emergían...salían por la piel...buscaban el lugar más débil de las defensas y atacaban con todo...gritan los ecos en su camino...hasta cuando mierda ? Hasta cuando seguirán negándonos ? Hasta cuando seguirán reprimiendo que somos tú verdad y también la del que está leyendo esto ? Que se han crecido...hasta cuando tanta represión y negación...hasta cuando terrícolas ?


Eran los ecos del pasado que venían a buscarte, querían convencerte que no puedes seguir escapándote de esos gritos subterraneos...que todo eso que repites día y noche que hay que vivir en el presente, que la historia es para los historiadores, que lo que pasó no importa...todos esos intentos tuyos de negar tus propios ecos...eso hermano mío no hace más que condenarte atrapado a tu historia...solo tienes la ilusión de vivir aquí en el presente pero por dentro tú sabes que nunca has estado aquí, nunca has estado en este momento, todo es una gigante represion para que los ecos de tu historia no asomen ni siquiera su cabeza.






Hermano mío los ecos de tu memoria están ahí golpeando la puerta, no sé qué hacer, preguntan por ti...y no sé qué decirles...quieres que les diga que no estás, o que estás ocupado o que vengan mañana...no sé...por qué mejor no la cortas con todo esto y los enfrentas tú ahí, cara a cara...a lo mejor es tu gran regalo que está ahí en la puerta. Están golpeando de nuevo...ábreles.








Un motivo de orgullo...si, todo lo que quieras pensar, tienes todo tu derecho...pero a mí todo ese sufrimiento terrible que he tenido en mi vida se me ha transformado en un motivo de orgullo.


El más rico y hermoso de los orgullos...en el mejor sentido de esta palabra...orgullo de ser un sobreviviente. Orgullo de que nunca el sufrimiento pudo callar mi propia voz. Orgullo de que a pesar de todo sigo creyendo en utopías, revoluciones, en el amor, en la solidaridad, en la trascendencia del Ser...orgullo que aún sigo predicando los mismos evangelios del ateísmo y la rebeldía del espíritu.


El orgullo del sobreviviente es muy especial y a la vez complicado. Literalmente hermano es como haber dejado por un tiempo, un largo tiempo este planeta y haber estado viviendo en alguna otra galaxia muy lejana y con costumbres radicalmente diferentes a las de acá.


El orgullo de sobrevivir...si claro, esa tremenda verdad de saber qué has vencido a gigantes muy poderosos...pero no es fácil volver a las rutinas de este mundo. El sobreviviente anda en otra...el sobreviviente no se puede poner a pelear o discutir por si el queso era o no de calidad...no le pidas por favor al sobreviviente que se entusiasme con todas esas cosas que los terrícolas discuten a diario y que al cabo de unos días ya nadie se acuerda de qué diablos estaban discutiendo.


El sobreviviente sobrevivió porque se fue a otras galaxias a curar sus heridas y si ha vuelto a la Tierra...aún vive y está con los recuerdos tan fuertes y conmovedores de cómo se veía este planeta desde otras galaxias...no se veía !! No existíamos !! Desde la galaxia en que se refugiaba el sobreviviente no había espacio ni tiempo para todas esas discusiones...el sobreviviente había cruzado un umbral...podía volver pero con ciertas condiciones...todo el tiempo que le quedaba era tiempo extra, tiempo agregado, tiempo de regalo...y había que dedicarlo a lo que era importante...había que ser, no más parecer.


El sobreviviente sentía culpa. Y esta culpa era algo fuerte, a veces demasiado fuerte. Hay otros que no han sobrevivido, hay otros que a lo mejor tenían más riqueza interior que dar al mundo que lo que tú puedes dar, más talento, más virtud, más coraje, más ser...pero ellos no han sobrevivido, ellos se quedaron ahí en el camino y se los llevó el tiempo.


Ellos no pudieron volver, ellos se fueron, no volverán, se les acabó la historia. Pero para ti el cuento siguió, de pronto tenías nuevas oportunidades de seguir mejorando ese verso que darás como contribución a la existencia. Y sientes culpa porque...por qué tú y no los otros ? Qué derecho tengo de ser feliz si los otros están muertos ?


El sobreviviente tiene culpa, tiene culpa de su alegría de vivir...el sobreviviente sienta pasión por la vida al saber que morirá...que solo es cosa de tiempo, pero esa es la regla fundamental de la vida, todos los que alguna vez han nacido...la vida los condena a la muerte. Y de esta regla nadie se ha salvado. El sobreviviente lo sabe y es por eso que ama la vida.


El sobreviviente tiene hambre y por eso tiene tanta culpa. El sobreviviente sigue caminando con sus ojos abiertos, lleno de todo...ha vuelto a ser niño, también lo inunda la alegría del joven y lo guía la sabiduría del ser maduro...el sobreviviente siente orgullo...sigue caminando con un regalo que le ha dado la existencia...por su valentía la vida ha inundado de dignidad al sobreviviente.






Hermano es tiempo de revoluciones...hermano mientras estemos vivos será tiempo de nuevas revoluciones.

Hermano revolución es volver a evolucionar...
Hermano revolución es volver a prender el fuego...
Hermano revolución es el oxígeno que la vida necesita.

Hermano mío es tiempo de revoluciones...y no me vengas con esos cuentos de que todas las otras revoluciones han fracasado...hermano mío, si, fracasaron...pero igual le dieron fuego a la vida y a la esperanza. Y nuestra responsabilidad no es quejarse porque han fracasado tantas revoluciones...nuestra tarea es seguir haciendo revoluciones donde una sea mejor que la otra.

Pero por favor entiende pronto hermano mío que sin revoluciones no podemos existir. La revolución es nuestro oxigeno que nos mantiene vivos y con sueños en este planeta. Sin revoluciones ya no existiríamos, nada de lo hermoso de este mundo existiría.

Asi como siempre es tiempo de respirar...mientras exista vida es tiempo primordial de respirar...así es hermano mío...mientras tú y yo respiremos sobre este planeta...es tiempo de grandes revoluciones.







Yo sentía

Tu sentías

Él sentía

Ellos sentían

Ustedes sentían

Nosotros sentíamos


Y si todos sentían...por qué entonces el sentimiento está congelado ?

Si todos sienten, por qué entonces el sentimiento está siendo tan reprimido en cada lugar del mundo ?


Sentir, sentido...sensación, sanación, sendero...la huella del sentir lleva al Ser. Y es por eso que yo, tú y ellos y todos nosotros no podemos sentir en paz, porque la civilización que hemos construido está en guerra contra el Ser. El Ser está olvidado, escondido, reprimido. El Ser está enterrado bajo los grandes símbolos del éxito económico. Un Ser muerto y olvidado, condición fundamental para este mundo que hemos creado.


Tu sentias

Él sentía

Ellos sentían

Seguro? A lo mejor todas esas reglas gramaticales no eran más que puras mentiras y había que escribirlas de nuevo.

Tú no sentías

Él no sentía

Nosotros no sentíamos...porque si sentíamos nos sacaban la cresta, nos decían que los hombres no lloran y que había que ser hombre...que llorar o sentir...


Y el Ser se nos quedó encerrado en los laberintos del olvido. Pero el Ser no se da por rendido, el Ser protesta, el Ser siempre se rebela aunque esté sumergido en las profundidades del olvido. El Ser emerge desde donde quiera que lo hayas enterrado, el Ser si no lo tratas bien se manifestará en ti a través de una colección de diferentes síntomas y enfermedades...el Ser nunca te dejará tranquilo hasta que te decidas por liberarlo.


El Ser nació y está destinado a buscar la libertad y por más kilómetros de profundidad en que lo hayas enterrado, el Ser seguirá perturbándote con su búsqueda de la libertad. El Ser grita por su libertad...gritos silenciosos que vienen desde el fondo de la tierra.









Si hay tanta plata para financiar a tanto político ladrón y sus respectivas mafias (partidos políticos)...entonces quiere decir que hay dinero más que suficiente para que toda la educación sea gratis, toda !!

El pueblo no puede aceptar que el Estado financie a las mafias que se han dedicado a robar por décadas. Millonarios sueldos, millonarios privilegios para la mafia pagados con los impuestos del pueblo. Eso sí se acepta entonces hay que puro irse para la casa y quedarse dormido para siempre.

El pueblo no puede aceptar tan gigante robo y estafa de la mafia.
El pueblo tiene que rebelarse contra la mafia.








Cómo aborrecía la comunicación de los adultos normales...no me interesa, no me ha interesado nunca el gastarme mi vida hablando mentiras. Toda mi energía va en busca de una vida auténtica. Que mi lenguaje y lo que sale de mi boca sea algo sincero...sea odio o amor pero que expresa las verdades que siento y pienso por dentro.


Había una clara oposición entre su deseo, su carácter de ser auténtico y toda esa farsa que era la comunicación entre los adultos. Todo quedaba escondido ahí en el mundo de los símbolos, de lo burocrático, de lo correcto, de lo formal, de la buena educación y las buenas costumbres...en medio de todo ese mundo tan correcto y bien educado se olvidaba y se perdía lo más importante...el Ser y la consciencia del Ser.


El Ser quedaba olvidado y escondido bajo esos tonelajes de buenas costumbres. Pero las buenas costumbres no tenían el poder de sanar y quitar la tristeza que inundaba a tantos y tantos corazones en mañanas como estas donde llegaban los inspectores de la buena educación y todos se preparaban para el ritual donde dirían lo que les habían dicho que dijeran y nada más.


Los adultos bien educados me producían alergia, no sólo ahora sino desde siempre. Mis héroes eran aquellos adultos que tenían la suficiente integridad y coraje para decir y hacer lo que ellos sentían y pensaban. Aquellos hermosos humanos que se negaban a seguir el dictado de la masa y las modas de pensamientos de sus tiempos. Esas hermosas voces rebeldes que mantienen con vida la vida en este planeta.


En esta mañana en que estoy rodeado de adultos bien educados...mi declaración de amor y agradecimiento a todos esos adultos del mundo que por siempre se han negado a decir que eran hermosas las ropas del rey...porque sabían que estaba desnudo.








Somos todos DES-iguales frente a la Justicia.

Todo depende del color del pelo y piel, la plata que tengas en el banco, apellido de la familia donde naciste...y si tenis alguna hermana o mama con buen cuerpo.

En resumen, los pobres para la cárcel, los ricos a sus mansiones y los estafadores de vacaciones al sur.








Creo en el arte.
Creo en la capacidad del Arte de destruir las cadenas que te tienen prisionero/a. Como también creo en el Arte como la gran fuente de unificación de todo lo que eres.

El Arte tiene el poder de re armar, recoger, reunir todos esos miles de pedazos rotos de tu Ser que andan dando vueltas por ahí en el aire y cuya separación tanto sufrimiento genera.

El Arte te une a todo lo que eres, a esa multiplicidad de seres y vivencias que hay dentro de ti.







A pesar de todo, me declaro feliz.

Fuerza a todos mis hermanos/as que están luchan luchando por reunificarse, re armarse, re encontrarse consigo mismos.

Vale la pena la lucha. Disfrútala porque eso también se llama "la vida".

Y recuerda que estamos todos conectados, aunque te cueste creerlo. Pero esta lucha es colectiva, es de todos. Y cuando alguien se libera ayuda a los demás a que su lucha tenga un poco más de sentido.








Lo que pasa es que yo estoy enamorado de la vida.

Y a pesar de todo el dolor y angustia que se siente por el mero hecho de existir, y todas esas pérdidas que parecen que nos desgarran por dentro...a pesar de todo eso, la vida siempre me ha fascinado.

Ese milagro de darse cuenta que estamos vivos, que respiramos, que podemos caminar, sentir, pensar, hacer...esa fascinación la he sentido desde que era muy chiquito y nunca la he perdido a pesar de todos los viajes al infierno que he tenido que hacer.

La vida es una forma de magia. Conectate.








Me preguntabas si tenía hermanos...y me recuerdo que me quedé en silencio por unos momentos...la respuesta no era simple para mí, aunque la tenía muy clara pero no era nada de simple decirla...quiénes eran mis hermanos ?


La respuesta formal era obvia y simple...podía darte el nombre de mi hermana pero esa respuesta no era la que quería decirte. Porque no me interesaba hablar contigo en frases clichés, quería que me conocieras, que descubrieras quien yo realmente era. Y si querías saber si tenía o no hermanos,.,bueno entonces tendrás que darme tiempo para poder contarte.


Si, tengo muchos hermanos, muchísimos, deben ser miles de hermanos y hermanas distribuidos a lo mango y ancho de este planeta. La mayoría de mis hermanos, la verdad es que casi todos mis hermanos...no sé cómo se llaman. Nunca los he visto, nunca he hablado con ellos, nunca he comido algo con ellos...pero los quiero tanto...estos miles y miles de hermanos alrededor del mundo son mágicos, brillantes, solidarios, hermosos, hermosas...como los quiero !!


Por qué te asombras tanto cuando te digo que nunca he visto a estos hermanos que tanto quiero ? Por qué te sorprendes ? Y si te dijera que a los hermanos que más quiero, mis grandes favoritos...esos hermanos están todos muertos...y muertos hace tantos años, décadas, siglos la mayoría de ellos. Pero todos mis hermanos, los vivos y los muertos, están ahí dándome su compañía, sentido, luz, sabiduría...esos hermanos me sostienen, son mi gran fundamento.


Mis hermanos...son un estado de la consciencia...mis hermanos son un nivel de vibración de la consciencia...mis hermanos viven, los vivos y los muertos, en un lugar de la consciencia donde se trasciende al tiempo…esos hermanos están ahí para siempre. Es el mismo lugar donde vive el amor...amor eterno...amor y hermanos por siempre.








En todos los tiempos hay que engañar al pueblo...

Muy útiles son el fútbol, las estadísticas, las guerras o amenazas de guerras, los ovnis...o la Virgen María.


La verdad siempre ha sido lo primero que hay que ocultar si quieres seguir gobernando. La verdad es y ha sido por siempre la amenaza más profunda para todo gobierno. Todas esas ideas de la democracia están basadas en un fundamento crucial, fundamento de los fundamentos...la verdad debe ser reprimida al precio que sea. La verdad si sale a la superficie destruye al imperio.


Como olvidar...vengo de una dictadura que en los momentos de mayor protesta social inventó el cuento de la aparición de la virgen...y todo el aparato de la prensa se prestó para difundir esta gran mentira y logró meterle en la cabeza a millones que la virgen estaba ahí y había que venerarla. Y eso tuvo de una u otra forma el efecto de calmar las protestas y al menos desviar la atención en los noticiarios...programas hechos para ocultar la verdad.


Te imaginas si de pronto a todos les diera algo así como una fiebre muy intensa y se pusieran a decir las verdades que reprimen todo el día y por toda la vida...quedaría literalmente la cagada...te imaginas !! Que genial sería ver algo así un hermoso día...te imaginas...los curas diciendo que no creen en dios, que todo eso que predican son puras mentiras para ganar plata...te imaginas...los políticos diciendo que odian al pueblo...que están en la política por la única y sencilla razón que es el mejor negocio familiar que se ha inventado...te imaginas...los hijos confesando las ganas que han tenido por años de sacarle la cresta a sus padres por todo lo maldito que han sido con ellos...te imaginas !!


Este mundo no soportaría ni media hora si de pronto los humanos dejaran de ser tan mentirosos y se atrevieran a decir la verdad. Este mundo explotaría si la verdad saliera a la superficie...te imaginas...la novia en la iglesia mandando al diablo a ese hombre y corriendo a los brazos de su amante…te imaginas...la presidenta confesando lo feliz que está porque su hijo ahora es ultramillonario con toda la plata que ha robado...te imaginas !!


Este es un mundo de mentiras. La mentira es la gran reina de este mundo. La mentira gobierna, la mentira es dios.








Para dejar las cosas claras...

Yo no amo Chile.
No puedo amar a países.

Como ciudadano chileno me interesa que sea un país con una vida cada vez más justa para todos.

Pero no me pidan amor, porque no amo a ningún país.
Puedo amar a personas y a ciertas ideas, pero no puedo amar a territorios.









Eres libre ?...me preguntabas si era libre y a una pregunta tan simple de pronto no sabía que decirte. Quería ser honesto contigo, y eso para mí significaba no decirte esas típicas frases clichés que todo el mundo anda diciendo por ahí. Me preguntabas si era libre y yo quería decirte que si, que por supuesto que era libre. Pero después de dejar pasar solo unos segundos me daba cuenta que si te decía que si...eso no era más que una mentira.


Cómo podría ser libre si he vivido tanto tiempo en este mundo ? Cómo podía ser libre si he amado y perdido tanto en este mundo ? Cómo podría decirte que era libre si dentro de mi guardaba las memorias de esos años en que me fui a vivir al infierno ?


Lo más honesto que podía decirte era que luchaba cada día por poder ser libre pero que aún no lo lograba. Que eso sí te lo podría asegurar, que mi decisión y voluntad era inquebrantable para poder ser libre...pero todavía era un proyecto, no era mi realidad.


Eres libre…?


Cómo me hubiera gustado decirte así claro y fuerte que si, que era completamente libre...pero no, como alguien podía vivir en este mundo tan alienado y declararse libre ? Que soñaba con la libertad desde que era muy niño, sí, eso sí que te lo puedo asegurar pero en todos mis años es más el tiempo de esclavitud que de libertad. Pero sabes...algo extraño y a la vez hermoso me sucede cuando te reconozco de mi poca libertad a través de los años...mi confesión de esclavitud me dignifica, me hace sentir integro...integro a pesar de la esclavitud, porque al ver atrás veo a un ser humano luchando por su libertad. Y no me importa reconocerme esclavo de tantas cosas y personas, veo con más fuerza esa lucha en mi interior por poder ser libre. Y es esa lucha la que me ha dignificado a lo largo del tiempo. Nunca me he rendido a pesar de todas las cadenas de la esclavitud.


Es esa lucha hasta en los momentos de más esclavitud la que me ha hecho sentirme libre por dentro. Cuantas veces recuerdo estar casi completamente en estado de esclavitud, casi rendido, abajo, triturado, perdido, despreciado, desesperanzado...pero era esa lucha que no se rendía ante nada ni nadie por ser libre a pesar de todo lo que me aprisionaba...esa lucha te dignifica mi hermano. Esa lucha te trae de vuelta, te da esperanza, te alimenta. Es esa lucha por la libertad, por la dignidad la que te permite cruzar el desierto y volver florecido.


Me preguntabas si era libre...no, he sido y aún soy un esclavo que se ha revelado y está luchando por su libertad. Y creo hermano mío que no hay alegría más linda que encontrarse con otros hermanos que están en la misma lucha por ser libres. Así que esta noche brindaremos y celebraremos la dignidad de reconocer nuestras cárceles pero con alegría diremos a los vientos que no hay cárceles en este mundo que puedan esclavizar a nuestros espíritus, nuestros espíritus fueron, son y serán rebeldes buscadores de lo más hermoso de este mundo por siempre.


Salud por los prisioneros que no se rendirán nunca.



Quiero ser auténtico...le gritaba su alma.

Quiero ser...sacarme de encima todas aquellas cosas que no son mías y lo único que hacen es hacer más pesado el viaje.


Cosas, etiquetas, estatus, posiciones sociales, juegos de poder...el equipaje físico...no hay problema con el, pero es el otro equipaje es el que pesa más y hace tan desagradable el viaje. Todos esos juegos mentales de los adultos, todas esas formas de ser tan extrañas, tan raras, tan llenas de falsedad con que los adultos se relacionan entre sí. Este equipaje no te deja caminar tranquilo.


Apenas podía me sacaba los zapatos...andar a pie pelado era el símbolo más exquisito de volver a un estado natural y buscar así mi propia autenticidad. Tenía que estar en contacto con el cuerpo lo más pronto que fuera posible. Los pies esclavizados, enjaulados en esos zapatos eran una verdadera tortura...nada más rico que quitarse de encima todos esos símbolos de la civilización y disfrutar de los pies y su contacto con el suelo o la tierra...pies descalzos, pies auténticos, espejos del ser que busca ser libre de tanta falsa máscara y costumbres tan raras y anti vida. Pies libres, espíritus libres.


Quiero ser auténtico...le gritaba su alma.

Trabajo con niños y niños que tienen más necesidad de ayuda...y todos los días me veo enfrentado al dilema de a quién apoyo...estos niños son geniales, divertidos, se burlan de todos los adultos incluido yo...todo el tiempo riéndose de cómo hablamos, cómo reímos, como caminamos, de la barriga que tenemos...todo el tiempo divirtiéndose con sus compañeros...y a mí me toca el rol de casi obligarlos a que se comporten y aprendan a ser personas correctas, bien educadas...pero por dentro me identifico con ellos. Odio ese rol que me veo obligado a hacer, porque por dentro soy igual que ellos y me causa la misma risa interior al ver a tanto adulto tan absurdo y amargado por todo...son tan ridículos estos adultos normales !!


En esos niños con quienes me encuentro en el trabajo veo cada día lo que es la persona auténtica...es espontánea y directa. Dice lo que piensa y defiende lo que piensa. Y si lo atacan o lo retan, expresa lo que siente y si lo obligan a que pida perdón...se niega a pedir perdón...por qué pedir perdón si era justo lo que sentía y pensaba en esos momentos ?


La autenticidad de los niños nos asusta a los adultos. Nosotros, los adultos de este mundo estamos llenos de miedos...miedo a todo, sobretodo miedo a que nos echen de la tribu de la normalidad y nos quedemos solos con nosotros mismos. Y por culpa de ese miedo nos corrompimos por dentro. Nos pasamos tantos años adaptándonos a lo que más nos conviene que al final ya se nos olvidó lo que pensábamos y sentíamos de verdad. Todo ha sido un proceso de adaptarse a esto y a lo otro...pero nosotros, los de adentro quedamos perdido por ahí sin saber dónde ir a buscarnos.


Los niños tienen la clave para el camino de la autenticidad, los niños aún están sintiendo, los niños son los grandes maestros para esta humanidad adulta que ya se olvido lo que era el sentir...sólo sabe a la perfección adaptarse a todo...pero se olvidó de lo esencial.


Qué alegría más rica siento en el trabajo cuando un niño se atreve a decirle al profesor lo que yo por dentro siento pero no podría decirlo porque perdería el trabajo...pero siempre hay un niño valiente y suficientemente integró consigo mismo que tiene el coraje de decirle al profe...Chao, me enfermaste, Chao.


Quiero ser auténtico...le gritaba su alma...prometo la próxima semana escuchar más a estos niños y aprender más de ellos, prometo ser más niño que adulto la próxima semana.








Una camiza de fuerza contra la espontaneidad del niño...o como volvemos neuróticos a cada niño que llega a este planeta. El miedo al sentir en libertad.


Como aquellas veces siendo niño...camino a la escuela y yo fascinado con todo...si, con todo. Bueno, a ver cómo te explico...fascinado por ese camino y todas las piedras que veía frente a mí, fascinado por el cerro gigante del norte...fascinado por esa línea que se divisaba a lo alto del cerro por donde pasaba un tren cada día cargado de minerales...fascinado por ese tren...quién lo hizo, cómo podía pasar por ahí y no caerse...me fascinaba la vida amigo.


Los niños estamos como en estados volados...como si al ser niños fuéramos consumidores de drogas o algo por el estilo. Los niños tenemos la consciencia abierta aún, los niños aún no han sido totalmente dominados y secuestrados por el fenómeno de la civilización...la civilización que conocemos no puede existir si no pone en la carcel a tu libertad emocional. No hay civilización sin represión emocional.


Cuando niños éramos magos...cerrábamos los ojos, decíamos unas palabras claves y todo se transformaba...unos calcetines viejos mezclados con papel y agua se convertían en una pelota genial que nos hacía creer que éramos los campeones del mundo...nadie pensaba en el precio o la marca de aquella pelota de fútbol que nos hacía tan felices...no era ni pelota, puros calcetines con agua y papel...pero la magia estaba ahí con nosotros y transformaba todo. Éramos magos.


Crecimos y la lucha por seguir sintiendo se convirtió en la gran tragedia de nuestras vidas. No podíamos creerlo ni comprenderlo...cómo era eso que ya no podíamos sentir así libremente...cómo era eso que teníamos que ser bien educados y correctos ? Qué era todo eso ?


Algo ahí murió. Algo ahí quedó congelado por siglos. Nos volvimos correctos y educados por un tiempo, a la fuerza. Entre más correctos y educados más era la tristeza que se nos venía encima cuando estábamos solos en nuestra pieza.


Pero este niño hermoso jamás se rindió...a pesar del frío, la muerte...a pesar de todo este niño hermoso siguió fascinandose con la vida. Y un día despertó y se dio cuenta que ahora vivía en un cuerpo de un adulto y que de nuevo podía volver a sentir su fascinación por las piedras del camino.









El otro día pensaba algo así como...a mí me ha pasado de todo...como es posible que ahora tenga entusiasmo por la vida ? He vivido cada cosa !!


Es como que a mis 49 años ya lo he vivido todo. He ido desde un extremo al otro. He sobrevivido a cada muerte, a cada pérdida tan grande, me he levantado después de haber ya jurado que estaba muerto...muerto de dolor, de pena, de miedo, de soledad, de incomprensión...muerto ya...pero una y otra vez volvía a darme cuenta que no estaba muerto.


Uno va por la vida sobreviviendo una cosa detrás de otra y la mayoría de las veces no somos capaces de darnos cuenta la enorme lucha y heroísmo que cada una de esas batallas han significado. Nos cuesta tanto darnos cuenta del verdadero héroe que somos por dentro en todas esas batallas gigantes a las que nos hemos visto obligados a enfrentar. Es parte de esa enfermedad de la vista de no ser capaces de vernos a nosotros mismos fuera de nuestro egoísmo, vernos en contextos mayores. La miopía nos esclaviza y no nos deja ver...casi nada.


Quizás esa falta generalidad de empatía...esa incapacidad de poder reconocer el dolor y sufrimiento del otro no sea otra cosa que el resultado concreto de la incapacidad de reconocer en nosotros mismos el tremendo heroísmo que significa vivir y perder y sufrir como condenados...los hombres no lloran nos clavaron en la frente. Y así vamos adelante negando toda esa realidad interior y el sufrimiento que tenía la potencia de liberarnos y sanarnos se ha congelado. Y el hielo nos quitó la sal de la vida, la capacidad de sentir se congeló. Y sin sentir no hay sentido.


En esta mañana camino al trabajo mis respetos al héroe, heroína que viví ahí en el silencio de la lucha de cada día.









Lo más fácil es seguir pensando como siempre lo hemos hecho. Seguir mirando la realidad como lo hacían nuestros padres y como nos enseñaron en la escuela. Eso es lo normal y lo más fácil.

Lo difícil y lo realmente significativo es lograr aprender a ver la realidad desde la otra perspectiva, desde aquella desde donde todo lo que era normal ahora se vuelve absurdo.

El drama de la humanidad es que la gran mayoría sigue pensando igual que cuando niños. El desafío global es aprender a pensar de nuevo.








Te has visto alguna vez en el espejo de tu alma ?

Cómo es tu cara verdadera ?


Quien eres cuando te quitas todas esas máscaras que llevas todo el día ?

Existes ?







Me preguntaron hoy día que cuál era mi mayor alegría...y yo quería decir lo que me mantenía con sentido y entusiasmo...pero le mire la cara y me di cuenta que no me iba a entender si le decía algo así como...mi mayor alegría es que aún estoy conectado a los mundos mágicos y paralelos que conocí siendo un niño.


Cómo explicarle que es gracias a que aún tengo contacto con esa fantasía que me salvó la vida siendo un niño...como explicarle que aún estoy conectado a los mundos mágicos que traen las emociones y todas esas sensaciones que fluyen a través de tu cuerpo todo el día...como explicarle que mi vida vive gracias a que nunca he perdido la conexión al niño que fui un día ?


Cuál es la mayor alegría de tu vida…? Tenía la alternativa de contestar en forma normal, como el adulto que era...nombrar algún triunfo o algo que compre o no se...esas cosas típicas que contestan los adultos. Pero me aburren esas respuestas, me han aburrido siempre, la vida es demasiado hermosa y corta como para andar dando respuestas de adultos normales, no eso es para los demás y no para nosotros que aún creemos en la magia, tal como cuando éramos niños.


Cuando niño podía estar en cualquier parte y abría mis ojos, respiraba y todo me parecía maravilloso, maravilloso no de que todo estaba bien, sino me maravillaba la complejidad del todo, como todo se coordinaba en forma natural, desde lo más simple a los más complejo. Incluso me fascinaba ver esa complejidad hasta cuando me retaban y sacaban la cresta por algo que hice o había dicho. Ahí me refugiaba en mi fantasía y así no sentía el dolor de los correazos...que sería de mí sin esa mágica fantasía...como te amo hermosa fantasía de mi vida !!

Soy ateo, no quiero tus dioses, ni tus teologías, ni tus pecados, ni tus prohibiciones...no, déjame en paz disfrutar de estos momentos sagrados en que con el aroma de mi café me recuerdo de ese niño mágico que un día fui...al igual que tú.








Paz, amistad y solidaridad a los pueblos de Latinoamérica.

Somos hermanos, compartimos toda una historia en común. No tenemos nada que ver con las mafias que han vendido y traicionado a nuestros pueblos.

En días como estos más que nunca Consciencia Latinoamericana.








Un mundo fragmentado...te imaginas si fuéramos capaces de ver el todo ?

Un mundo fragmentado...algo así como una maquina gigante de ir produciendo seres humanos fragmentados.


Íbamos por la vida solo viendo una parte, a veces quizás la mayoría de las veces, solo viendo unas muy pequeñitas partes...la fragmentación ya no era sólo de las cosas, ahora se había metido al fondo de la consciencia y desde ahí todo se veía fragmentado. Eso que llamábamos realidad era como una gigante pantalla fragmentada...y así nadie podía ser feliz. La fragmentación de nuestra consciencia sólo producía insatisfacción.


Todo estaba fragmentado, la escuela era una colección de fragmentos, el trabajo era más fragmentos que se pagaban...la vida de la familia era lo mismo, fragmentos que en estos tiempos de desamor más se fragmentaban, las relaciones de pareja producían más fragmentos...el amor se había convertido en un juego de fragmentos. La política cada vez era algo más fragmentario...todos peleando por sus pequeños privilegios sin ser capaces de ver más allá de los fragmentos. Mentes fragmentadas, realidades fragmentadas.


Pero el arte en todas sus manifestaciones estaba ahí...esperándote para ayudarte en la inmensa tarea de superar la fragmentación de tu Ser. Pero estas cosas no las entienden los que toman las decisiones y aquellos que tienen el dinero...si las entendieran...te imaginas...clases gratis de pintura, poesia, meditación, música clásica por todos lados...si las entendieran...si comprendieran que cuando las personas van superando sus fragmentaciones interiores...es la sociedad la que gana.


Las sociedades necesitan más seres humanos con menos y menos fragmentaciones...seres humanos que al cerrar sus ojos se sientan así mismos como seres enteros...que las memorias no sean más espejos triturados donde el Ser ya no puede verse sino como solo pedazos de algo que algún día fue.


Fragmentaciones, fragmentaciones...quizás eso sea la nostalgia...el eterno recuerdo que un día fuimos enteros.









La Historia no es sólo para los que se interesan por el pasado. La Historia es sobretodo para los que quieren comprender el tiempo que les has tocado vivir y para esos espíritus solidarios que les interesa hacer algo por el futuro que vendrá.

La Historia no es algo muerto en textos de escuelas. La Historia es vida es su más alto significado. Tu y yo somos hijos de la Historia. Toda la historia de nuestras vidas son meros capítulos en el libro gigante de nosotros todos llamado Humanidad.

Los muertos están más vivos que nunca.








Me declaro incompetente frente a todas las materias del mercado.
Me declaro un adulto de 49 años aún fiel a mis ideales de izquierda.

Creo en el viejo Pascuero nórdico, y en la posibilidad concreta de una sociedad sin pobres.

Creo que la visión de individuo y sociedad de la izquierda es inmensamente superior a la visión egoísta y materialista del capitalismo.

Y por último, creo que por respeto a la memoria y dignidad de tantos hombres y mujeres que han dado su vida por las ideas de izquierda, hay que simplemente mandar a la mierda a los traidores, a los antiguos y a los nuevos.








Es como el Festival de Viña del Mar...desde chico que nos engañan con el cuento que lo ven en todo el mundo...

Fuera de las fronteras de Chile, los únicos que lo ven son algunos chilenos en el exterior...después de ellos no lo conoce nadie en el mundo.

Un país de mierda basado en puras mentiras.





 

 

De esa agresividad que había en el aire...como que los humanos ya no nos soportamos y nos habíamos convertido en una raza en misión de destruirnos a nosotros mismos.


Me impactó hoy al venir en el tren la agresividad de una persona que se sentaba a mi lado. Se abrió paso entre los pasajeros así como si fuera alguien perseguido por la policía. Y cae ahí en el asiento a mi lado, por qué no se sentó sino que dejó caer su cuerpo con violencia ahí en ese asiento. Y su respiración estaba muy agitada, como perseguido quien sabe porque demonios.


Y esto me pareció una imagen perfecta que sintetiza un estado mental colectivo de nuestro tiempo, una agresividad colectiva de los humanos que está suelta por ahí en el aire. No importa lo que hagas o donde estés, pero esa nube de agresividad seguro que ya te ha invadido y te tiene bajo sus redes de control. Eres esclavo de una época agresiva, violenta en el peor sentido de la expresión, una violencia sin fines de utopía ni nada por el estilo. Una violencia que cubre los aires. Violencia por un egoísmo que jamás logra algún tipo real de satisfacción. Violencia vacía.


Pero yo también hablaba de otras violencias...pero esas son violencias de otra valencia, de otro nivel de calidad, esas otras eran violencias que buscaban mundos mejores para todos. Eran violencias que expresaban un grito de angustia existencial colectivo...gritos del alma colectiva en busca de formas de vivir más humanas, más en armonía con la energía de la vida.


Esa agresividad que vi en el tren era la agresividad de seres humanos que ya perdieron la capacidad de la perspectiva, la capacidad de ver por sobre los fragmentos, la maravillosa capacidad de vernos en el otro...que el dolor del otro sea nuestro espejo donde nos podamos reconocer como verdaderos seres humanos reflexivos.


Era una agresividad de cada día que venía del desamor, de la falta de cariño, de la sensación de ser inferior a todos los demás, de la realidad concreta de un mundo donde el egoísmo va ganando por lejos.


Seguiré soñando en este atardecer mientras descanso del trabajo con sociedades utópicas donde la armonía y el cariño a los demás sea la nueva forma de vivir. Donde podamos hacernos cariño con las palabras, los actos, las cosas cotidianas de cada momento de nuestras vidas...como algo natural, un cariño natural que emerge de sociedades que han dejado atrás la mentalidad egoísta...sigo soñando esta noche junto a mi sabroso café con ese hermoso día en que el cariño reemplazó a la agresividad colectiva. Y el café será aún más rico.








Y era lunes de nuevo...y el tren seguía adelante con su marcha sólida e imponente.

Y era lunes de nuevo...todo comenzaba de nuevo.


Era la ilusión que todo comenzaba de nuevo porque en la realidad nada había terminado o comenzado...la vida era constante, la energía de la vida seguía su propio camino. Pero éramos nosotros los humanos quienes necesitábamos de todas estas ilusiones del empezar de nuevo...pero todo continuaba igual.


Pero los humanos no podemos seguir viajando en el tren sin estas ilusiones que nos ayudan a darle una estructura al viaje que estamos haciendo. Y era importante hacer la clara distinción entre las ilusiones buenas y aquellas malditas. Las malditas había que simplemente arrancarlas de raíz, ellas nos hacían no poder ver cómo era el paisaje real a través de las ventanas del tren, nos hacían creer que ahí donde había árboles sólo existían piedras. Esas ilusiones malditas nos perturbaban la vista y los únicos lentes que nos podían ayudar se llamaban Coraje, el coraje de ver las cosas como son. Pero esto era un arte muy difícil y ya casi extinguido en este planeta.


Y estaban esas otras ilusiones, las buenas, las que nos ayudaban a hacer del viaje en este gigante tren algo más agradable y con sentido. Eran ilusiones sanas, buenas, permisivas, razonables...ilusiones que ayudaban a la vida, no aquellas que la perturbaban. Y el lunes era el día de esta ilusión sana, la ilusión que todo empezaba de nuevo, y así como el viernes era la ilusión que todo terminaba y empezaba el rico descanso...los lunes traían consigo una fuerte imagen del trabajo que estaba por delante. Los pasajeros del tren estaban obligados a producir ciertas cosas si querían seguir viajando en este gigante tren y a la vez tener algo que comer.


Yo ahora iba en esta mañana de lunes camino a cumplir esas tareas a las que estaba obligado para poder seguir viajando en este gigante tren en que tú y yo vamos...solo espero que pronto llegue la otra gran ilusión...la del viernes...amo esa ilusión !! Que llegue pronto...y que tu viaje estos días tengan mucho sentido...el tren sigue su marcha, no olvides disfrutar el paisaje.








La tarde de domingo y el viaje…

La tarde de domingo y el viaje de la existencia.


Los domingos en la tarde eran como la parada de descanso en la estación de trenes, momentos de descanso para caminar un poco, comer algo y luego seguir viajando.


El viaje era largo, a veces insoportable pero a la vez habían momentos en que este viaje se volvía muy placentero. Era un viaje que tenía de todo. Habían momentos en que no teníamos idea para donde realmente iba este tren...a veces, mejor dicho muchas veces éramos viajantes que no tenían rumbo fijo, lo único que tenían claro era que estaban viajando.


Las tardes de domingo eran tan necesarias, muchas veces muy aburridas, como que las ciudades eran evacuadas y parecía que nadie viviera en ellas. Recuerdo tardes de domingo en que caía la lluvia y la fascinación que me producía encerrarme en mi pieza, acostarme temprano y pasarme toda la tarde con mi cuerpo acostado y mi alma en paz. Esas tardes eran verdaderos momentos en que las diferentes piezas del gran rompecabezas que era la vida se volvían a juntar o al menos el intento de unirlas producían el efecto de la esperanza y que llegarían momentos mejores donde las diferentes piezas volverían a juntarse.


Las tardes de domingo y esa melancolía que traían consigo eran tan necesarias...los pasajeros se bajaban y tenían unos momentos de hablar consigo mismos y ver cómo estaba yendo el viaje. Sin esos momentos de melancolía el resto del viaje sería insoportable, es muy largo y para poder disfrutarlo tiene que ser un viaje que se piense a sí mismo, un viaje reflexivo. Porque viajar sin reflexión es lo mismo que perder el tiempo. Sin reflexión ese viaje no tiene ningún sentido, es mejor ni siquiera subirse al tren si la idea es solo viajar y dejar abajo la consciencia reflexiva. Es la reflexión la que hace que el paisaje vaya siendo interesante y agradable para la vista. Sin reflexión, el paisaje no es más que una postal que está ahí ante los ojos pero que no tiene ningún valor interior.


Eran las tardes de domingo y su natural aburrimiento y esa dulce sensación de melancolía lo que le daban sentido a ese viaje que había que seguir haciendo. De esos momentos en la estación de la melancolía han surgido las mejores ideas, las más profundas visiones. Es gracias a esas estaciones de la melancolía en que el Ser puede salir a la superficie y así poder caminar un poco y llenarse de energía.


Los domingos en la tarde eran como la llegada a la meta de aquel largo viaje, o al menos un recordatorio que la meta del viaje no era llegar a la estación final, sino que poder disfrutar del viaje mismo y darle un sentido mayor. Y era gracias a la melancolía de estas tardes de domingo que el Ser podía subir otra vez al tren y seguir viajando con alegría.




 

 

 

Cuando niño me preguntaba...cómo poder parar esto que está creciendo en mi cabeza…?

Cómo poder parar esta consciencia que me está creciendo dentro de mi cabeza…?


Cuando niño me daba cuenta de la terrible maldición y bendición que había escondida en todo esto de educarse e ir a la escuela y hacer lo que los adultos me decían y exigian...que tenia que estudiar, que tenía que leer y hacerles caso a lo que decían los profesores. Y yo con alegría hacía eso que me decían los adultos a mi alrededor.


Pero se les escapaba algo...no se daban cuenta que eso de estudiar y leer hacía crecer la consciencia interior...y eso era lo más subversivo que se podía hacer en una sociedad de esclavos. Era como que tenían la ilusión que me educara y leyera mucho para que tuviera un mejor trabajo cuando grande y así pudiéramos tener más cosas que el vecino. Más autos que el vecino, más ropa de marcas, más amigos que dieran la impresión que éramos de clase alta, más y más cosas que mantuvieran la ilusión que no éramos lo que éramos. Una educación para seguir siendo esclavos pero con más cosas. Esa era la idea.


Pero a mí me gusto la otra idea del leer y estudiar...eso de ser más en vez de tener más. Me fui por el otro lado, no quería leer o estudiar para tener más cosas que el vecino. Al contrario quería estar más y más libre de las cosas, quería tener cada vez menos cosas...quería estar liviano, sentirme más libre. Las cosas que si quería tener y en masa eran libros, quería vivir y dormir rodeado de libros. Que el lugar donde viviera fuera como estar en una biblioteca.


Y mi consciencia fue creciendo...y me di cuenta que eso también era una maldición...entre más libre por dentro menos soportaba a los adultos de los cuales dependía. Entre más libre por dentro más me separaba de los adultos que quería y necesitaba. Entre más libre por dentro más me daba cuenta que mi destino era seguir la voz de mi consciencia...y eso significaba un camino de soledad, y a veces de profunda soledad. Pero no tenía otra, habían solo dos caminos...o la masa inconsciente o la libertad de la consciencia, y ninguna de las dos alternativas era gratis. Cualquiera que eligiera traería mucho sufrimiento y alegría, pero no había forma de evitar el sufrir.


Y no tuve más alternativa que decidir ser libre. Y me fui a caminar por el mundo en busca de la libertad. Y al mirar atrás solo puedo decirte que no me arrepiento. Del dolor nació una flor.








Que seria de este mundo sin los escritores ?...seguro que estaríamos todos durmiendo hace ya mucho tiempo. Los escritores mantienen con vida las verdades que no se pueden decir.








Para mi la Izquierda es un movimiento que se atreve a pensar en grande. A pensar diferente. A soñar lo que es imposible en cada época histórica. Es un movimiento rupturista. Es una crítica radical al capitalismo y a la civilización que se ha creado.

Y a la vez es una propuesta brillante a un nuevo estilo de vida y de organizar la sociedad.

La izquierda es un grito de libertad radical, insolente, mal educada en el más precioso espíritu de esa expresión.

Lo otro, el defender al capitalismo y neoliberalismo porque asi se aseguran una buena economía para el partido...eso jamás ha sido la izquierda. Eso tiene un nombre muy antiguo, prostitución.







La existencia inauténtica vive para negar que va a morir.

Se llena de cosas, se arranca, se va de compras, habla todo el día cosas sin sentido...hay que vivir de tal forma que jamás salga a la superficie la realidad fundamental de que voy a morir.


La existencia auténtica enfrenta a la muerte cara a cara.

Construye su vida desde la realidad fundamental de que mi tiempo es corto y la muerte es lo único seguro que tengo en el futuro.


Una vez aceptada la realidad de la muerte personal no hay tiempo ni espacio para hablar tonterías. Cada minuto de la existencia es valioso porque no sabemos si vendrán nuevos minutos.


La existencia auténtica no sigue modas, dedica este espacio sagrado entre aquí y ahora y la muerte para expresar su verdadero ser y así contribuir con un nuevo poema al gran libro de poesía llamado Vida.







La cara de un niño que estaba con un frío terrible...era la cara de un niño que junto a su madre arrancaban de la guerra buscando asilo. Era la cara de un niño arrancando de las barbaries humanas. Un niño con su cara congelada caminando por un rincón de Europa buscando refugio.


Yo comía calentito mi comida favorita y disfrutaba escuchando como siempre mis programas en la radio...radio...instrumento mágico que me conecta a la conciencia colectiva de la humanidad. Y un periodista relataba los honores que estaba viendo...niños casi congelados en el invierno europeo...niños inocentes que caminan por alguna calle de Europa buscando algún lugar donde poder ser un niño en paz. Niños traumatizados hasta los huesos del alma y casi congelados...caras de niños inocentes que preguntan dónde está la humanidad.


Y las noticias seguían su programa y ahora era el turno de contar que una princesa de estas monarquías europeas se gastaba en una noche de hotel de lujo una cantidad de dinero que te cuesta comprender...por los ceros. En el mismo territorio habían princesas gastando todo el dinero que no era de ellas...todo el dinero que debiera estar en las mesas de los más pobres y a la vez habían caras de niños congelados huyendo desesperadamente por poder encontrar algún lugar donde dormir, comer y tener algo de dignidad.


Este es un mundo de extremos, un mundo desequilibrado, un mundo corrupto...un mundo donde exista una princesa y una cara de niño congelada la revolución es la única solución cuerda, bien pensada y moderada. En un mundo de corrupción extrema, la revolución es la única forma de volver a un equilibrio.


Porque son los ricos de este mundo los que han hecho revoluciones todo el tiempo, han tenido el apoyo de los ejércitos, de los empresarios ultra millonarios y de las iglesias...son los ricos de este mundo los que hacen las revoluciones...nosotros los de izquierda hablamos y escribimos de la revolución pero son otros las que la hacen.


La historia no ha terminado. Aún hay princesas y monarquías. Aún hay caras de niños con hambre y congeladas. La historia sigue soñando con nuevas revoluciones. La historia necesita nuevas revoluciones.








Hay que volver a intentarlo...mientras exista vida hay que soñar con la revolución y una nueva forma de ser en este planeta.

La izquierda no nació para administrar el capitalismo. La izquierda está para soñar y construir utopías mayores.

Mientras exista vida hay que seguir soñando con el nuevo ser humano, la nueva sociedad, una civilización donde los seres humanos sean felices.

Mientras exista vida hay que soñar en grande, eso de la política de las cositas chicas, eso de en la medida de lo posible, eso de ser correctos...eso no es para nosotros.

Nosotros, los con alma de izquierda no nacimos para ser funcionarios del capitalismo, nacimos para soñar con mundos mejores. Somos los creadores de sueños que mantienen despierta a la humanidad.

Revolución mientras exista vida.







Ayer pensaba al llegar a casa...es tiempo de seguir adelante.

Es tiempo de nuevas aventuras, proyectos, nuevos desafíos, nuevas ilusiones.

Nuevos porqués.


Cómo ha cambiado la vida y sus expectativas...cuando antes veía a mis padres y cercanos en la misma edad que estoy ahora, yo como niño o joven pensaba que ya sus vidas estaban acabadas, terminadas. Que a esta edad en que yo me encuentro...ya todo se había terminado, que ya habías vivido, que lo único que había para adelante eran recuerdos, puras sensaciones del pasado y nada más. Todo lo que quedaba por delante era puro pasado.


Y yo ahora al estar en esa misma edad...siento que la vida recién está empezando. Que me ha tomado un montón de años para sacarme de encima al papa y mama que no me dejaban ser. Que me ha tomado décadas de intenso trabajo para poder aprender el arte de respirar y caminar en libertad. Después de medio siglo...tengo la fuerte sensación que recién está comenzando la vida con toda su seriedad y plenitud. Y ya no hay tiempo que perder, ni un segundo que perder. Hay tanto que hacer, tanto que aprender, tanto que escribir, tanto que respirar.


La vida traía nuevas posibilidades ahora. Toma tiempo, mucho tiempo volver a encontrar tu propia voz. Los primeros cincuenta años son para aprender a leer, después comienza la verdadera escuela.







Todos nuestros dramas históricos han sido por defender a empresarios ingleses y luego norteamericanos. Y después a nazis criollos.

Pero nosotros, los pueblos, no tenemos nada que ver en esos negocios de guerra que nos mantienen separados.

Por la Patria Grande.







El vivir en otros idiomas...ahí aprendí la maravilla del silencio.

Al vivir en otros idiomas te haces muy consciente de lo que dices y significan las palabras en tu propio idioma materno. Y ahí se comprende que hay tantas cosas que se dicen cada día que no tienen ningún sentido, son sonidos que lo mejor sería evitarlos y ahorrar toda esa energía que sale por la boca. Tanto ruido inútil en forma de palabras.


El vivir en otros idiomas es como tener un espejo frente a ti que te obliga a darte cuenta de lo que estás diciendo en tu idioma materno. Te obliga a darte cuenta qué dices y cómo lo dices.

Es como una tremenda tarea de higiene del lenguaje. Darse cuenta por fin de todas las estupideces que se dicen cada día, frases hechas, frases clichés que no tienen ningún sentido verdadero para ti. Frases que se dicen por costumbre, por el no pensar, por la mala costumbre de seguir la manada. Frases que te roban tu ser auténtico. Frases que te condenan a ser esclavo del inconsciente colectivo.


Si pudiéramos comprender el cómo hablamos...lo que decimos...si fuéramos capaces de dejar de hablar en forma inconsciente, si fuéramos capaces de dejar de decir todas esas frases clichés que salen de la boca, frases no pensadas, irreflexivas, frases que nos condenan a la esclavitud de lo peor de cada sociedad en que vivimos. Si pudiéramos aprender a hablar de nuevo. Y nuestro lenguaje se transformará en un instrumento poderoso para ir creando libertades para nosotros y los demás. Un lenguaje vivo, que ha sido cultivado, un lenguaje que nos levante el espíritu. Un lenguaje que esté al servicio de aumentar los niveles de la consciencia.


Una conciencia de cómo hablamos llevará a crear sociedades menos bulliciosas. Las ciudades llenas de bulla le hacen mal al espíritu. Todo el sistema nervioso se siente mal con esa bulla constante en el ambiente. Los humanos necesitamos silencio para poder florecer. El silencio es como el agua para el desarrollo de esa flor interior que llamamos consciencia. Necesitamos silencio para comprender que hablar no es lo mismo que comunicarnos. Sociedades llenas de gente hablando no es lo mismo que sociedades con personas comunicándose.


Volver al silencio. Que las palabras sean instrumentos de crear mundos mejores. Que el lenguaje se purifique, se limpie, se sane y libere de tanta basura en forma de palabras.







El vivir en otras culturas...piénsalo dos veces antes de decir que es algo fácil o privilegiado.

El vivir en otras culturas, en otros idiomas, en otros codigos de lo que es normal, bueno o malo...es algo difícil en extremo...entre más diferente es la cultura a la cual te vas, más difícil es el proceso de integrarte a esa nueva forma de ser.


El proceso de integrarte a otras culturas tiene diferentes dimensiones. Un aspecto es el trabajo y todo eso que tiene que ver con lo de afuera, con lo material. Y ahí es algo que varía muchísimo, algunos se vuelven ricos, otros continúan en un proceso de clase media y muchos otros permanecen en estado de pobreza aún en el nuevo país. Los procesos de integración de afuera, de las cosas tiene múltiples caras. Pero casi nunca es algo fácil.


El otro proceso mayor del proceso de vivir en otras culturas tiene que ver con lo que va pasando por dentro de ti. Ahí todo el proceso es más complicado. Las dimensiones son múltiples y pueden ir desde el punto en que nunca jamás lograste integrarte a la nueva cultura, jamás fuiste capaz de sentirte en casa en el nuevo idioma, la nostalgia por tu país de origen te fue comiendo de a poco hasta que ya no queda casi nada de lo que fuiste.


Hay otros que se integran por dentro de maneras muy rápidas, a veces increíblemente rápidas y dan la sensación como que nada ha cambiado, como que el paso de una cultura a otra no fuera nada. Pero esos son los menos y te lo puedo asegurar.


El fenómeno de estar en varios sitios al mismo instante...es la maldición y a la vez la bendición de todo inmigrante. Por dentro nunca dejas de estar en el lugar del cual te has ido, pueden haber pasado muchos años que te fuiste pero por dentro en el mundo de tus emociones aún vives en aquel lugar en que creciste y viviste aquellas emociones fuertes que han marcado tu vida. Vives aquí y sigues viviendo allá...es tu bendición porque te da el privilegio de ver la vida con distintas perspectivas, tu visión de la vida es más rica, tienes más colores con los cuales ver. Y a la vez es tu maldición porque siempre te sientes dividido, partido en varias partes que están luchando por integrarse.


Cuando veas a un inmigrante hoy...piensa que a lo mejor esa persona frente a tus ojos no está ahí, quizás está a miles de kilómetros viviendo otros mundos. Solidaridad emocional.








Hoy estoy contento...quedan muy pocos días de frío polar...a solo días que se terminen estos fríos de 15 grados bajo cero...es como la alegría de volver a la vida después de estos fríos que te congelan todo.


Por aquí, cerca del polo norte, la ilusión de la primavera es algo muy fuerte. Después de meses viviendo en la oscuridad y frío polar del invierno, la ilusión del sol es como estar esperando al dios sol. No es raro que el sol siempre ha sido un dios en muchos pueblos a lo largo de la historia humana. Y yo ahora en mi ateísmo espero la llegada del sol de primavera como si fuera la llegada del mesías.


A días de salir de los 15 grados bajo cero...la alegría de volver a imaginar momentos de caminar disfrutando la luz del sol, el calor en tu cuerpo, ropa liviana...es como después de haber estado bajo tierra varios meses te dan la señal que pronto podrás ver y sentir esa calidez de nuevos tiempos, nuevas ilusiones, nuevos proyectos por los que vivir.


Como los osos polares que se van a dormir todo el invierno...un largo sueño que los protege de no congelarse...cuando veo imágenes de esos osos al salir de sus largos sueños...que manera de identificarme con ellos en su alegría de los nuevos tiempos que están llegando. Como se mueven, como juegan, como estiran sus cuerpos...después del frío, el hielo y esa profunda oscuridad vuelve otra vez la vida con sus maravillosos colores y aromas.


Al igual que ese oso polar, yo también estoy soñando que lleguen los nuevos tiempos para volver a sentir la energía de la vida.








Escribir y poder expresar esas simples palabras…”yo pienso…”

Te acuerdas cómo sonaba tu voz ?

Te acuerdas cómo era tu cara ?

Te acuerdas cómo era tu respiración ?

Te acuerdas de cómo tú realmente eras antes que te pusieras todas esas máscaras que llevas encima de tu ser ?


En algún momento tuviste tu verdadera voz, cara, respiración y eras lo que eras...hay que volver al ataque amigo mío, hay que volver a intentarlo, hay que irse con todo a la recuperación de tu propia voz.


Escribir…escribir lo que sea, pero escribir te ayuda a recuperar las vibraciones de tu voz.

Tu voz tiene vibraciones muy especiales que solo hacen sintonía contigo mismo. Volver a encontrar esas vibraciones de tu voz es volver a encontrar lo fundamental de tu historia. Escribir es como esa cuerda que te ayuda a no ahogarte, te libra de esos momentos en que te cuesta respirar y te trae de nuevo a la superficie y puedes seguir respirando.


Escribir es un acto de rescate, de socorro, de salvar a tu voz y las vibraciones sutiles que la conforman. Escribir es volver...para poder ser.








Y yo que quería ser un sacerdote en mis años de adolescente…

Me había leído todo lo que pudiera encontrar de la Biblia, desde niño fascinado con todas esas geniales historias, tanta violencia, heroísmo, historias de amor, de soledad, de reencuentros, de exilio, de encontrar nuevos hogares...fascinantes historias que las disfrutaba muchísimo siendo un niño en esas Biblias ilustradas.


Que andaba buscando en esos tiempos de religión ? Ha pasado el tiempo y me doy cuenta que hoy ando en busca de lo mismo de antes...lo que ha cambiado son las formas y esa idea de una religión organizada y un dios que me iba a salvar. Eso ha cambiado radicalmente con el paso del tiempo. Lo que ha quedado es la búsqueda de una plena vida interior que me pueda dar la posibilidad de vivir una vida con sentido y propósito.


La religión se ha cambiado por el fenómeno de la consciencia. El ir a misa se ha cambiado por meditar. El creer en un dios se ha cambiado por la fascinación de la vida y su energía. En vez de sacerdotes hoy hay filósofos que me guían. En vez de teologías hoy hay filosofías. En vez de la idea del pecado hoy está presente la visión de la responsabilidad por lo que se hace.


En vez de esperar que me iré al cielo hoy trato de estar presente lo que más puedo en esta vida en la tierra. En vez de temer al infierno después de la muerte, hoy siento el dolor y mi angustia en forma directa.


Y yo que quería ser un sacerdote en mis años de adolescente...buscaba el fuego de mi interior, buscaba el despertar de mi flor interior...y busque y busque hasta que me di cuenta que el único camino a esa flor interior es el encuentro directo con tu propia muerte, dolor y angustia acumulada. Desde ese encuentro nace lo que andabas buscando en la religión.








Al final todo el cuento se reduce al miedo y al amor...las únicas emociones que hay, todas las demás son simples derivados.

El drama de la sociedad actual es que estamos muertos de miedo a amar. Amar significa abrirse, y eso nos hace vulnerables a sentir otra vez dolor.

Estamos atrapados en una gigante red de deseos profundos de amar y ser amados y al mismo tiempo gigantes miedos que se van en contra de ese amor que tanto necesitamos.

Estamos atrapados en redes invisibles pero poderosas de miedos.







Esto del tiempo...

...por fuera se van viendo las huellas del paso del tiempo...a punto de cumplir medio siglo caminando por este mundo...pero por dentro la sensación es que recién estoy naciendo y estoy muy ocupado estudiando y definiendo lo que voy a ser cuando sea grande.

Es es como que al ir madurando uno se vuelve cada vez como un niño. Y es justamente ese entusiasmo y esa curiosidad de ese niño en mí lo que me hace estar vivo y contento.

Todo se mueve en círculos. Esto del tiempo...

...por fuera se van viendo las huellas del paso del tiempo...a punto de cumplir medio siglo caminando por este mundo...pero por dentro la sensación es que recién estoy naciendo y estoy muy ocupado estudiando y definiendo lo que voy a ser cuando sea grande.

Es es como que al ir madurando uno se vuelve cada vez como un niño. Y es justamente ese entusiasmo y esa curiosidad de ese niño en mí lo que me hace estar vivo y contento.

Todo se mueve en círculos.








Con el tiempo me fui haciendo muy sensible con las vibraciones que enviaban las personas...a tal punto que las personas falsas e inauténticas me producían alergia.

Hoy en el trabajo me encontré con una de estas personas falsas...de solo verla mi cuerpo entro como en una reacción alérgica.


Como que entre más abierto y libre me siento, más rápida es la reacción alérgica frente a estas personas falsas. No importa mucho lo que digan, es el tono de la voz lo que me provoca de inmediato esa reacción alérgica.


En realidad esto no era nada nuevo...desde niño nunca he podido soportar a la gente falsa. Tengo más respeto por el que me odia que por aquel que se acerca con una sonrisa y trata de ser amable cuando uno sabe que todo eso no es más que teatro. Un mundo inauténtico, de gentes falsas, de relaciones humanas falsas, un mundo donde son contados con los dedos de una mano los que se atreven a ser ellos mismos.


Cuando niño me daba alergia el agua, al bañarme y lavarme la cara mi piel se ponía roja...con el tiempo esa alergia fue desapareciendo y en su lugar llegó una fuerte alergia a la gente falsa. Prefiero mil veces al que es, que sea lo que sea pero que sea de verdad aquello que muestra que es. Siento fascinación por aquellos que realmente son antipáticos frente a los demás, aquellos que porque son conscientemente de una manera determinada causan rechazo en los demás. Pero al menos estos antipáticos que defienden alguna causa determinada y que se atreven a ir contra la corriente...estos abogados del diablo luchan por una causa concreta y se la juegan por ella. Y siempre los verás con todo defendiendo sus causas. Puedo aborrecer sus causas pero tengo profundo respeto porque se han definido, y son claros en lo que representan.


Mis reacciones alérgicas vienen con aquellos que por un miedo profundo aparentan ser lo que no son. Hoy me encontré con una de esas personas, recién ahora varias horas después mi alergia está pasando. Saludos a todos los que se atreven a ser lo que he son.







Las memorias...esas imágenes que vienen y vienen y tienen el poder de perturbar tus días.

No estoy pensando en mis memorias sino en las memorias de aquellos que han estado en guerras o en situaciones de violencia extrema. Son heridas que no se ven por fuera, pero están ahí muy vivas por dentro. Son rayos de violencia que vuelven una y otra vez a esas mentes y los obligan a vivir de nuevo el horror sentido...a lo mejor ya hace mucho tiempo atrás.


Escribo estas líneas con la ilusión aunque sea ingenua pero es una gran ilusión de que algún día existirá una fuerte consciencia sobre este fenómeno que hace miserable la vida de tantas personas por todos lados de este planeta. Cuánta gente ha estado en contacto con guerras, con asesinatos violentos, con terribles violaciones a los derechos humanos, con la tortura…?


Esas personas continúan reviviendo sus infiernos día y noche, la vida continua pero ellos están atrapados en esos momentos en que sus mentes fueron testigos directos de tanto terror. Y quedaron ahí paralizados, imposible de seguir caminando adelante, bueno...sus cuerpos siguieron caminando pero ellos, los que realmente habitaban en esos cuerpos quedaron ahí paralizados, como verdaderas estatuas de sal.


A lo mejor cerca tuyo hay alguien que ha estado en una de estas situaciones dramáticas y continúa atrapado en esas redes de memorias...a veces una simple mirada de comprensión por tanto horror que está reviviendo esa persona puede tener un fuerte efecto en positivo. O a lo mejor antes de condenar a esa otra persona puedes preguntarte qué cosa estará reviviendo el o ella…hay miles y miles de personas caminando a nuestro alrededor que van por ahí prisioneras de sus memorias traumáticas...en vez de condenar podríamos hacer tanto por ayudarnos a liberarnos...si solo fuéramos un poco menos egoístas y nos atreviéramos a ver el mundo como lo ve esa otra persona.







Las guerras dejan a generaciones con estrés post traumático.

Cada guerra condena a los sobrevivientes a continuar hasta el día de sus muertes con las memorias del infierno en sus cabezas.

Las guerras no se terminan cuando firman los tratados de paz. Las guerras continúan en las cabezas de las víctimas.







Desperté pensando en el miedo...que maravilla levantarme y darme cuenta que ese miedo de toda una vida ya no estaba en mi. Me movía, trataba de mirarme bien...por si el miedo estuviera ahí detrás ocultándose...pero no estaba ahí. Ese miedo ancestral se había ido...qué alegría más rica, ahora podía vivir por fin. Podían pasar miles de cosas malas, podrían venir miles de problemas...lo que quisieras pero ahora podría enfrentar lo que viniera con la mente y las fuerzas en el presente y ya no con todo ese miedo ancestral de antes.


El trauma, los traumas, las heridas mortales de antes se fueron. Quedaron ahí los recuerdos, eso no se puede ir pero no importa. Lo que sí importa es que el veneno mortal de esas heridas del pasado se ha ido, esa energía que atormentaba mi alma se ha transformado en energía positiva. Los recuerdos quedan, la energía del trauma y la herida ha cambiado de valencia.


Tuve que ir a las entrañas del pasado para poder vivir en el presente. Todo funciona en lógicas dialécticas, tienes que ir para atrás si quieres ir para adelante. Tienes que volver a sentir el infierno si quieres sentir esta paz del presente. Tienes que volver a estar aterrado de miedo si quieres sentir esta exquisita tranquilidad de no tener miedo. Este mundo es dialéctico, nada va en dirección lineal, todo se mueve en direcciones opuestas, a veces increíblemente contradictorias pero todo tiene su lógica de fondo. La vida se mueve adelante en forma de espiral, jamás en forma lineal.


He tenido que vivir miles de veces, revivir una y otra vez a lo largo del tiempo que he vivido los diferentes episodios que fueron dejando huellas traumáticas en mi...miles de veces hasta que el veneno de esas huellas fueran desapareciendo y las heridas no fueran más que recuerdos del pasado integrados en una nueva consciencia libre y sana.


Las heridas del pasado se han convertido en mis grandes fuentes de inspiración y fuentes de sabiduría. Puedo volver a ellas pero sin todo ese dolor y angustia de antes. Ahora puedo volver a ellas, mirarlas a los ojos y verlas como partes fundamentales de mi vida. Son mis sombras que ahora se iluminan. Donde antes había terror y monstruos, hoy hay filosofía...la filosofía que nace del enfrentarse a la verdad.








Soy de la Patria Grande y del Mundo.
Lo demás es una enfermedad de los ojos llamada miopía.

Los "vende patrias" no somos nosotros los que tenemos corazon de solidaridad con nuestros hermanos de América latina.

Los vendepatrias son todos aquellos gobiernos que han regalado los recursos naturales a empresas extranjeras y a unas cuantas familias nacionales dejando a sus pueblos condenados a la pobreza, explotación y contaminación ecológica.








Tanta riqueza, tanta pobreza.

Tanta comida, tanta hambre.

Tantos privilegios, tanta injusticias.


Tantos argumentos para mantener la pobreza, tanta ciencia para mantener la gran mentira pública de que no hay suficiente dinero para todos...tanta ciencia para decirnos que los pobres son un fenómeno natural, que siempre han existido y que siempre existirán...puras mentiras para ocultar la verdad.


Pero cuando hay que comprar tanques, aviones de guerra de la más alta tecnología...milagrosamente ahí nunca la ciencia económica dice que no hay suficiente dinero...todo lo contrario...cuando se trata de comprar máquinas para matar sobran los argumentos que nos hablan de lo bueno que será para la sociedad y el país que los militares compren sus juguetes para matar no importando lo caro que sea...ahí siempre existirá dinero y siempre será justificado.


Que los pobres se dejen de molestar...que tanto se quejan !!...gritaba la esposa del general mientras veía las noticias...y mejor apagó la tele porque no podía llegar atrasada a esa fiesta donde la esposa del otro general celebraría la nueva casa fabulosa que disfrutaría ahora el otro general...ahí siempre había dinero para comprar las cosas más caras para las fiestas de las esposas de los generales...ahí nunca la ciencia económica tenía alguna palabra en contra de esos gastos. Para que las esposas de los generales hablarán de sus casas de lujos...ahí siempre habrá mucho dinero y siempre estará justificado...y que los pobres se dejen de molestar.


Tanta riqueza, tanta pobreza.

Las voces de mi abuelo seguirán por siempre dentro de mí...un viejo comunista que me contaba la misma historia una y otra vez esos domingos donde me invitaba a almorzar…”mijito...la pobreza no debiera existir. No tiene porque haber pobres en este mundo...hay tanta comida, tierra, dinero...en este mundo hay de todo para que todos puedan vivir bien. Mijito la pobreza no es un problema económico, es un problema político.”


Muchos años que mi abuelo está muerto pero su visión de un mundo sin pobres vive muy fuerte dentro de mi...gracias abuelo, pienso igual que ti...en este mundo hay de todo para que todos puedan vivir bien. Revolución.









Hacía tanto frío...ahí afuera, aquí dentro estaba calentito, como en primavera. Pero afuera era frío polar, frío terrible, aquí calidez.


Me impresionaba la tremenda capacidad de la vida de adaptarse a temperaturas extremas...después de tantos años de sentir este frío polar, 15 o 20 grados bajo cero...cuando hay 0 o solo 3 grados tengo la sensación de estar en una isla del Caribe...después de sentir estos fríos más aún comprendes la verdad de las ideas de la relatividad. Lo que para algunos son temperaturas insoportables para otros son días de agradables paseos por el bosque...el frío extremo me ha ayudado a comprender mejor que todo depende de donde estés mirando.


Hacía tanto frío...y los que no tenían hogar...te imaginas, temperaturas terribles y hay montón de gente que no tiene hogar...esas son imágenes imposibles de comprender cuando tienes la suerte de tener un lugar calentito y con comida donde estar y vivir. En estos inviernos con fríos siberianos mis pensamientos se van a donde vive tanta gente pobre, o con diferentes problemas como alcoholismo, drogas , dramas psicológicos...dramas humanos que por una u otra razón han dejado a mucha gente viviendo en la calle. Fríos que te conmueven el alma...fríos que congelan todo, y si los sentimientos estaban congelados mucho antes...más indiferencia frente a tanta gente que muere de frío en alguna calle...morir de frío…y la humanidad continúa con sus discursos de lo avanzado y desarrollado que somos.


El aroma de un café se disfruta cien veces más cuando afuera las temperaturas están congelando todo...el tener un lugar donde vivir y trabajar y comer bien y disfrutar de lo que te gusta hacer...es la consciencia de darse cuenta de lo mucho que tenemos cuando nos damos cuenta de la cantidad de gente que sufre de hambre y frío...la consciencia de la relatividad de todo te hace darte cuenta de lo mucho que tienes...la próxima vez que disfrutes de un rico café ...pienso en esta historia que te cuento...piensa en el frío siberiano y la gente en la calle que no tiene dónde vivir...nunca más te quejaras...quizás te suceda el momento mágico de abrir los ojos y darte cuenta de lo mucho que tienes.


Hacía tanto frío...ahí afuera, aquí dentro estaba calentito, como en primavera...y yo agradecía a la vida por este café tan exquisito.









El error es creer que la meta de la vida es la felicidad. Ese es el camino más seguro para permanecer en un estado de insatisfacción y egoísmo.

La idea es dedicar la vida a una causa o idea trascendente, dedicar la experiencia personal del dolor y la angustia a la transformación del mundo para que los niveles de sufrimiento de los demás sea menor con cada nueva generación.

Que la riqueza de la experiencia personal esté al servicio de una causa mayor colectiva. La ironía está en que entre mas la mente se concentra en el ayudar a liberar el sufrimiento de los demás, la solidaridad con el otro, más aumenta la sensación de felicidad en la vida.

El camino a la felicidad es al revés, una vida llena de sentido dedicada a una utopía mayor que esté al servicio de la humanidad y la vida en general. Ahí el perfume de la flor llamada Felicidad será accesible a nuestros sentidos.








Era como por fin llegar a un punto de paz conmigo mismo.

Cómo hacer un pacto de paz con el que que vive aquí dentro de mi.

Como después de vivir medio siglo por fin poder llegar a casa.

Como después de caminar un largo tiempo...por fin llegar al punto al cual siempre le hemos tenido miedo y ahora ya no tener que arrancar más de ahí...no, ahora puedo mirar ese punto y quedarme ahí con la mirada centrada.


Era como ir a la escuela de nuevo...después de vivir medio siglo ahora estábamos muy ocupados en aprender a sentir y pensar de nuevo. Cada momento era como estar en una gran clase de los temas más importantes...la vida se volvía a llenar de sentido y ahora al tener los ojos abiertos todo se transformaba en una verdadera escuela.


Con los ojos abiertos hasta el caminar se transforma en un acto de profunda motivación y experimentos científicos para tratar de comprender la realidad. Respirar con los ojos abiertos se percibe como un gran acto milagroso...cómo era posible respirar...quien había diseñado o programado ese cuerpo para que siguiera respirando sin la menor intervención de aquel que está pensando y escribiendo ahora ? Con los ojos abiertos todo se transformaba en una brillante y apasionante escuela.


Era como por fin llegar a un punto de paz conmigo mismo...vengo de épocas oscuras, soy hijo de una dictadura militar nazi, crecí en un mundo donde no había pensamiento, solo se permitía ir a misa y repetir el rosario y los padrenuestros...pero pensar estaba prohibido. Crecí en una época de represión gigante...y la represión institucional en una dictadura nazi se te mete en tu cuerpo como un verdadero virus...entra en ti y ya no te lo puedes sacar de encima...salvo que estés dispuesto al trabajo duro que significa sacarte de encima la dictadura que se te metió en tu ser.


Crecí en escuelas donde la represión al pensamiento libre era la orden del día y la razón de ser...había que ser bien educado...esa era la gran meta de la escuela...y bien educado significaba que tenías que reprimir tu instinto de libertad y adaptarte a la sociedad enferma. Represión por normalidad, ese era el contrato social de la época desde donde vengo.


La escuela, la familia, la religión en épocas de dictadura nazi te dejan el recuerdo impregnado en tu ser de la represión a lo que eres. Ser libre, respirar en libertad, caminar en libertad...resultó ser una tarea mayor. La libertad iba en contra de todo lo que habíamos aprendido en la escuela.


Pero ahora al tener los ojos abiertos...y después de vivir medio siglo...por fin puedo ir a la escuela...y ahora aprenderé a respirar con libertad. Mi tarea de mañana será aprender a caminar más lento...por fin puedo ir a la escuela.






No soy pacifista. Creo en la violencia en determinados momentos de la vida personal y colectiva.







Los que más condenan la violencia son los que más la usan y ganan muchísimo dinero con ella. De hecho no sería posible mantener sus riquezas sin el uso de la violencia de la policía contra el pueblo.

No hay mayor hipocresía que en el tema de la violencia. Creo en las palabras de Lenin...la prédica abstracta de la paz es para evitar que el pueblo se libere.







Si al final de cuentas todos los que condenan la violencia mantienen sus cuotas de poder y privilegios usando la violencia.

Es el gran tema tabú de nuestro tiempo que por ningún motivo se puede discutir de una forma inteligente y razonada.

Porque si se comprendieran las formas de cómo se usa la violencia en forma sistemática y diariamente para mantener el sistema social y económico que esclaviza a la inmensa mayoría de los seres humanos...si esos mecanismos de violencia se hicieran conscientes...bueno el resultado lógico sería una revolución.







El otro...quien es ese otro ? Una sociedad donde el otro no existe, el otro es solo un objeto al cual usar para conseguir lo que se necesita o desea por el momento. Pero el otro como persona con los mismos derechos y necesidades que nosotros damos por obvio, no existe. El otro es alguien aquí en usar y nada más.


Por qué el ser humano tiene está tan mala costumbre de ir construyendo sociedades en las cuales la violencia mental con el otro es tan fuerte ? No somos capaces de reconocer al otro como alguien con los mismos sentimientos que nosotros tenemos. El otro no puede sentir el mismo dolor, desesperación, angustia, tristeza o ansias de amor que nosotros sí nos creemos con el legítimo derecho de sentir. El otro no existe, es solo un número o a lo más alguien que está ahí estorbando en el camino. El otro es como una peste que no nos deja vivir en paz en este mundo, el otro no debiera existir. Sociedades violentas, sociedades agresivas, sociedades donde ojalá no existiera nada más que el yo egoísta.


Te imaginas que fuéramos capaces de ver en el otro a alguien con los mismos sentimientos que nosotros tenemos cada día ? Algo así como una nueva civilización en donde el bienestar del otro sea algo prioritario, una cultura de la compasión en el mejor sentido de esta palabra con el otro, con aquel desconocido, con aquel con el cual no tenemos nada que ver. Una nueva forma de ser donde el otro sea algo relevante y obvio en nuestra identidad como seres humanos. Una cultura de la inclusión del otro.







Soy Ateo.
No creo en ningún dios de ninguna religión.

Siento fascinación por la vida, la energía de la vida, la consciencia y todo lo que existe. Y trato de ser una buena persona en mis días concretos, y para eso no necesito ni dioses ni religiones.

Solo una consciencia despierta y el valor de enfrentarme a la angustia que produce el vivir y el saber que voy a morir y que no voy a resucitar ni que tampoco viviré en el paraíso por toda la eternidad ni que tampoco me iré al infierno y me quemaran vivo ahí.

No, no necesito todos esos cuentos infantiles para ser una buena persona cada día. Necesito coraje, disciplina y mucha confianza en la energía vital que fluye en mi consciencia. Los dioses y todas estas religiones han causado ya muchísimo daño a lo largo de la historia humana, y todavía lo siguen haciendo.

Tiempo de despertar del largo sueño infantil de la mente religiosa. Tiempo de Ser.







Somos grandes, gigantes proyectores...con piernas. En el fondo lo único que hacemos a lo largo de la vida es proyectarnos en los demás con quienes nos vamos encontrándonos en el camino.


Te enamoras de ti mismo y lo que andas buscando con tantas ansias es un hermoso espejo donde puedas ver en toda su plenitud la belleza de tu alma. Mejor entender esto lo más pronto que sea posible en tu vida...porque de ti no te saldrás nunca. Podrás evolucionar, trascender, crecer en consciencia...pero siempre estarás ahí buscando alguien en quien puedas reconocerte. Eso es el amor, es un profundo acto de encontrarse a uno mismo en la cara de otra persona.


No hay escape a la gigante máquina de proyección que somos. Lo que sí podemos hacer es transformar el acto constante y cotidiano de proyectar en una acción consciente y positiva.


Somos grandes, gigantes proyectores...de adentro hacia fuera…toda la vida, gigantes proyectores en busca de espejos dónde encontrarnos a nosotros mismos.



 





Hay fragmentos de tu alma que se quedaron atrás, pegados al tiempo aquel en que el golpe fue muy fuerte. Partes de ti quedaron atrás, y el resto de tu siguió adelante. Tienes que ir a buscar esos pedazos quebrados que se quedaron ahí guardados y congelados en el espejo roto de tu camino.


El alma tiene otras dimensiones, otras relaciones, otras percepciones, otras sensaciones de lo que es la realidad. El alma sigue un camino paralelo al que tu sigues en ese cuerpo en que estás metido. Mundos paralelos que a medida que se distancian va aumentando el sufrimiento. Estos mundos paralelos se buscan, todo el tiempo están tratando de lograr algún contacto que les permita hacer una integración entre estos campos energéticos mayores.


Hay fragmentos de tu alma que se quedaron atrás...no tengas más vergüenza porque una parte importante de ti está en otro lugar del tiempo...sácate de encima esa vergüenza que no te deja hacer el viaje en busca de todos esos pedazos de tu alma que se quedaron por ahí tirados en el suelo...hace ya muchos años atrás. Pero a pesar del tiempo, esos pedazos de tu alma aún están vivos y además esperándote...tú los necesitas y ellos te buscan a cada instante en busca de un rescate y una nueva conexión con tu pasado, con tu historia, con la suma de lo que realmente eres.







Nadie empieza a escribir porque está feliz.

Se comienza a escribir para espantar a los demonios.


A lo mejor después de mucho escribir, de muchos demonios asesinados...a lo mejor ahí puedes ser feliz escribiendo. Pero no esperes felicidad en esto de escribir. Cada vez que te sientas o acuestas a escribir tienes que estar muy consciente que estás desafiando el poder de los dioses. Estás cometiendo la más atroz de las traiciones, estás tratando de robarles el poder y ser tú mismo uno de esos dioses. Y no te van a perdonar jamás.


Nunca olvides que a Prometeo lo encadenaron por su tremenda falta de respeto de querer darles el fuego a los humanos. Escribir es un profundo acto de rebeldía de querer robar tu propio fuego interior y devolvértelo a ti mismo. Eso es una declaración de guerra contra los dioses que nos dominan. Los dioses para poder existir necesitan esclavos y esto de escribir es una amenaza radical a su mismísima existencia.


No esperes alegrías al ponerte a escribir, mejor prepárate para el exilio al infierno que los dioses te tendrán preparado. Pero hermano la lucha por tu fuego interior en el infierno o donde el exilio te lleve es mejor que cualquier sentimiento de felicidad. La lucha por tu fuego interior es el propósito de tu vida. Esa lucha a muerte contra los dioses de la esclavitud le dará pleno sentido a tu vida, y aunque el viaje al infierno sea doloroso tendrá sentido. Y no hay nada mejor que una vida llena de sentido, aunque estemos en el infierno.







Por supuesto que creo en las utopías...sin utopías...cómo diablos escribiría poesía ? Sin utopías en tu cabeza...para qué diablos escribir ?


Las utopías son la fuerza mayor que mueve todo proyecto cultural, es el sueño siempre presente que algún día seremos más los despiertos que los que duermen y así podremos crear mundos mejores.


Y te preocupa si esas utopías jamás se vuelven realidad...bueno, no importa, pero igual sirvieron para seguir soñando y creando. Sin utopías mejor quedarse acostado y no levantarse más.


Por supuesto que creo en las utopías...gracias a las utopías que viven dentro de mi puedo sentir entusiasmo y fascinación por la vida y todos los dramas que hay en ella. La utopía me da la fuerza y la sensación de pertenecer, aún en mis momentos de mayor soledad, a una gigante comunidad de seres humanos que ahora y a lo largo de la historia han tratado de crear mundos mejores creyendo en el poder de una consciencia iluminada y transformada.


Las utopías que llevo dentro de mí me dicen cada día que siga escribiendo y hablando de estas ideas porque junto a miles y miles de otros seres humanos a lo largo del planeta que están hablando y escribiendo de lo mismo...toda esa energía junta es poderosa y va transformando consciencias. Toda la razón de la vida está ahí, en ser verdaderos campesinos de la consciencia. Sembrando semillas y entregando los frutos a la humanidad. Cuando muchos humanos están haciendo lo mismo tenemos ahí una fuerza poderosa de transformar la realidad.


Es gracias a las utopías que llevo en mi cabeza lo que marca toda la diferencia entre la profunda depresión y el entusiasmo que tengo en esta tarde por seguir escribiendo poesías.

La utopía que respiro me sigue dando oxígeno a pesar de todo lo que ha pasado.









Ahora había alegría y paz ahí donde antes había tanto terror.

Qué orgullo, qué alegría poder contarte esto...la libertad se ha hecho realidad. Soy libre, me declaro libre.


Y me preguntas qué es la libertad...es ser, es atreverte a ser lo que eres, es dejar fluir en paz esa energía interior, sin cortarla, sin interrumpirla, sin reprimirla, sin negarla, es dejarla ser.


Había un miedo profundo a la libertad, quizás sea el miedo más grande que los humanos podemos tener...el miedo a ser libres en este mundo. Si, suena raro, suena contradictorio...pero no lo es. La libertad te llena de angustia, ser libre significa soltarte de todas aquellas cosas y personas y pensamientos a los cuales con tanta fuerza te aferras.


Soñamos todo el tiempo con la libertad, pero no queremos ser libres en el fondo. Solo queremos soñar con ella pero por ningún motivo queremos que esta señora libertad se tome nuestras vidas. Mil veces más fácil seguir siendo esclavo que soportar la angustia existencial que trae consigo esta señora llamada Libertad, bonita sera pero causa terror.


Ser libre significa que estás en plena existencia y ya no tendrás ningún dios a quien echarle la culpa o pedirle que te ayude. En la libertad ya no hay dioses, ni religiones...ni tampoco la tiranía de la familia. En la libertad estás tú contigo, tú con tu propia voz. Y ahí tienes encima de ti tu angustia y tu alegría de vivir, tu dolor y tu placer de existir. En la libertad estas desnudo. Qué harás ?


Libertad de qué...y para qué quieres esa libertad ? No es fácil ser libre amigo mío. Si no quieres saber cómo huele tu propia angustia...mejor quédate ahí en tu esclavitud, al menos estás más cómodo ahí. En tu esclavitud no te falta nada, solo la libertad. Si no quieres sentir el olor a putrefacción de tu angustia, mejor sigue siendo un esclavo, te irá mejor.


Pero si estás dispuesto a mirarte desnudo al espejo...si estás dispuesto a sentir tu propia muerte, bueno...bienvenido entonces al club de los libres.








Los que lucharon con armas contra la dictadura no fueron terroristas. Fueron hombres y mujeres valientes que estaban dispuestos a dar sus vidas por el amor a su pueblo.

No fueron terroristas, fueron héroes nacionales que algún día serán reconocidos en los libros de historia para los niños.

En Europa todos los que tomaron las armas contra los nazis son héroes nacionales. Los nazis les llamaban terroristas a cualquiera que se les opusiera.

Mis respetos a todos los que se opusieron a los nazis de Chile.








No soy de aquí ni soy de allá...pero estoy aquí y allá. Y esta magia de los mundos paralelos sigue fascinándome con mucha fuerza. Era la magia de la tecnología en su mejor versión, uniéndonos a través de las distancias infinitas, de un punto del planeta a otro.


Ya no me importa no ser de aquí ni de allá...esta sensación de exilio planetario ha pasado a ser materia de orgullo para mí. Como un título nobiliario...como un doctor honoris causa...como un guacho planetario...no soy de ninguna parte pero me siento en casa en cualquier parte. Soy del lugar donde esté con mi consciencia, y si estoy ahí en paz, ese es mi hogar.


Nací para no ser de ninguna parte ni de ningún grupo. Soy...como dice esa hermosa canción...soy pan, soy mar, soy más.


Al ir caminando fui comprendiendo muchas cosas, y una en especial fue esta ley de las paradojas...que por ejemplo solo somos capaces de ser libres si entendemos y reconocemos nuestra esclavitud. Me di cuenta que para poder sentirme en casa en el mundo y donde estuviera...primero había que darse cuenta y reconocer y sentir el dolor que causaba el no pertenecer a ninguna parte. Un guacho cósmico. Desde ahí fui por caminos que me llevaron de vuelta al origen, al centro, a donde todo comenzó.


La identidad de guacho cósmico se transformó en un placer inmenso, un privilegio gigante...era de todas partes. Mientras fluyera energía a través de mi ser, yo era de todas partes. Había vuelto a casa, y mi casa era enorme, preciosa. Mi casa era aquel lugar al cual siempre quise llegar. Ahí mi ser se libera, mi consciencia se sienta y mi energía fluye.


Soy un guacho del cosmos...por fin un sentimiento de sentirme en casa en alguna parte. Qué alegría !! No soy de aquí ni soy de allá...soy de todas partes. Igual que tu.





 




Esa violencia que había en el aire...esa agresividad que se respiraba...eran tiempos de violencia escondida de paz. No había guerra en estos momentos, no habían bombas que caían sobre las cabezas de los que caminaban por las calles, no había hambre, al contrario mucha comida a precios baratos...pero la guerra igual estaba ahí.

Era en el aire, las bombas no explotaban en las cabezas de los caminantes pero la agresividad colectiva estaba ahí. Era un mundo de egoístas caminando cada uno por su lado creyendo que nadie más existía, que todos los demás estaban ahí para satisfacer sus necesidades. Pero ellos, los otros, no tenían ninguna necesidad, no necesitaban ni amor ni cariño ni nada por el estilo. Estaban ahí simplemente para satisfacer las necesidades de otro, nada más.

No caen las bombas sobre los caminantes pero el veneno de la violencia mental estaba ahí. Eran mundos raros, tenían los niveles de vida más altos del planeta pero la agresividad estaba ahí en el aire y por todos lados, hasta el punto que ya nadie saludaba a nadie a menos que fuera de suma urgencia o necesidad.

De dónde venía toda esta violencia que estaba ahí en el aire ? Que le faltaba al espíritu humano para poder vivir en paz ? Qué nos falta ? Qué gran necesidad fundamental no está satisfecha que grita tan violentamente por encontrar alguna solución ?

Esa violencia que había ahí en el aire...faltaba amor, faltaba cariño, faltaba hablar suave, tranquilos, faltaba hacerse cariño con las palabras...faltaba sentimiento verdadero, había demasiada frustración y represión de lo que era de verdad. Había demasiada tristeza reprimida y escondida entre todas esas toneladas de alegrías falsas y de plástico. Había demasiado sin sentido. Muy poco amor de verdad.

A lo mejor esa violencia en el aire era el grito del planeta para que terminemos de vivir en forma tan absurda...gritos violentos desde el fondo de la tierra en busca de un cariño verdadero. La tierra tiembla, más amor, menos cosas.

 








El ejercicio de desprenderme...de cosas, de ideas, de personas...desprenderse como la única manera de superar el sufrimiento y poder ser.


El ejercicio de desprenderme...pero este ejercicio iba en contra de todo lo que nos habían enseñado, iba en contra de los valores más altos de nuestras civilización...poseer.


Me quedaba solo conmigo mismo cada vez que practicaba este ejercicio de desprenderme...de cosas, ideas, de personas...volvía a mi, volvía a lo que soy. Y esta era la idea fundamental de este tan duro ejercicio...si todo se trataba de volver a lo que soy...por qué tenía que ser algo tan dificil ? Qué tipo de vida, de civilización hemos creado los humanos que el mayor terror que tenemos es estar solos con nosotros mismos ? Hemos creado la civilización del salir arrancando de sí mismo.


La civilización que hemos creado se basa en todo lo contrario a este ejercicio tan duro...hay que acumular, llenarse de cosas, pegarse a las personas como verdadera propiedad, quedarse con las mismas ideas de siempre sin que nada ni nadie puede cambiarlas por nada del mundo...hay que quedarse estático, fijo, incrustado, encerrado en la tierra. Pero las leyes de la naturaleza siguen su camino adelante...y ese camino es fluir.


Hay que quedarse pegado...y la energía de la vida sigue su fluir, cambiando, transformándose, revolucionándose...y es esa fricción entre lo pegado y lo fluido donde se produce el sufrimiento. Sufrimiento como resultado de ir en contra de las leyes de la naturaleza. Una civilización que va en contra de las leyes fundamentales de la vida.


Pero yo seguiré esta tarde practicando mi ejercicio de desprendimiento...y si el resultado de esto es que tengo que volver a mí mismo...bueno, aprenderé el arte de ser feliz conmigo mismo en una pieza vacía.








Era pura energía en movimiento… pura energía consciente y en movimiento… era una energía a la cual no le importaba mucho lo que pensaras de ella. Esta energía pura y auto consciente tenía un propósito claro y concreto por el que ser y existir. Ella se movía adelante majestuosamente.. sin importarle nada de lo que pensábamos de ella.


Era pura energía en movimiento...y nosotros estábamos condenados a ir creando grandes castillos en el aire, uno detrás de otros. Y creíamos y nos abrazábamos a la gran ilusión que esos hermosos castillos estarían ahí para siempre, que pasara lo que pasara esos mágicos castillos que íbamos creando siempre estarían ahí para nosotros, la hermosa ilusión de que siempre serían nuestros grandes refugios.


Pero los castillos tenían vida propia...los castillos hermosos eran pura energía en movimiento, energía consciente que se negaba con todas sus fuerzas a que alguien los amarrara en el tiempo. Estos castillos hermosos y de pura energía no habían sido creados para estar ahí en un punto fijo en la tierra. Exigían moverse, desprenderse, sacarse de encima, proyectarse, ser...estos hermosos castillos eran aire puro, hermosos, deslumbrantes...lo que quieras, pero en el fondo puro aire. No podían quedarse ahí para siempre.


Era pura energía en movimiento...estaba aprendiendo a crear una nueva relación con esta energía. Era como empezar todo de nuevo, había que ir a la escuela de nuevo. Era como nacer de nuevo...en realidad era nacer de nuevo. La energía que construía la vida no permitía tenerla...pero si sentirla. La vida, los grandes castillos, eran pura energía autoconsciente destinados a ser. Ojalá tú también puedas nacer pronto.








Venía en el bus escuchando las noticias de la mañana en una de mis radios favoritas, y de pronto la voz de la lectora se puso algo extraña...se anunciaba una noticia urgente...una gran estrella de la música había muerto.


Cuántas veces aquella estrella habría sentido en esos momentos de mayor inspiración que jamás iba a morir ? Cuántas veces aquella estrella de la música habría sentido que lo suyo era de la mayor importancia ? Y cuántas veces había sentido todo lo contrario...que su gran obra creativa no tenía el menor sentido ?


Otra vez la señora muerte ponía todo entre paréntesis...no había forma de escapar de ella. Lo que sí se podía hacer era crear un nuevo tipo de relación con ella, pero escaparte, olvídate. Te perseguirá a donde quiera que vayas y no le importará un comino lo famoso o genial o crítico que puedas ser...ella igual te tomará en sus brazos y te llevará a su reino, y de ahí no te escaparás. Aprovecha el tiempo que tienes en crear esa nueva relación.


La señora muerte hoy a venido a buscar a muchos, como lo hace todos los días. La diferencia de hoy fue solo que una gran estrella había caído en sus brazos, pero la señora sigue adelante en su camino de recordarles a los humanos que no son nada frente a ella. Y los humanos íbamos por ahí con los ojos cerrados convenciéndonos que esta señora muerte solo era visible para los demás, para todos los demás, pero no para nosotros. Todos los demás morirán pero no yo, porque soy una excepción a las leyes de la naturaleza. Esto es lo que creemos por dentro y vamos por la vida con esa tan arrogante actitud frente a esta señora toda poderosa.


Cómo te llevas con esta señora ?








Este es un mundo muy re contra raro...

En los últimos años en todo el mundo se ha escuchado la voz de pueblo gritando en las calles en gigantes protestas contra el sistema neoliberal que lo privatiza todo.

Y todo lo que se está pidiendo en las calles son en el fondo políticas clásicas de izquierda. Que el Estado proteja y satisfaga necesidades y derechos fundamentales para los ciudadanos.

Pero a pesar de este grito mundial por más políticas de izquierda...la izquierda como mayoría política no existe en ninguna parte del mundo, salvo contadas excepciones...son menos que los dedos de una mano.









La izquierda como fenómeno cultural, creador de grandes y profundas visiones, tiene un tremendo potencial y futuro.

Mi duda es...tiene la izquierda algún futuro político ?

Me refiero a ser mayoría, y hablo de izquierdas de verdad, no de esos socios-listos millonarios.

Como brillante fenómeno cultural, lleno de optimismo.
Como mayoría política, muy pesimista.

 

 




La derecha hace lo que quiere porque tiene armas y dinero...y si aprendiéramos algo de ellos ?

Ya no creo en eso de "el pueblo unido jamás será vencido"...
Sin armas, organización y mucho dinero...al pueblo lo pueden vencer groseramente, a pesar que este unido.

El Pueblo armado jamás será vendido.







La Historia nunca es sólo pasado.
La Historia es presente y futuro.

La Historia está metida en tu cabeza y es tu verdadera madre.

Todo lo que eres, todo lo que sueñas, piensas y sientes es producto de procesos históricos.

Conocer la Historia es tratar de entenderte a ti mismo en una perspectiva mayor.








Me enamore de la Filosofía siendo muy joven, gran amor de la vida pero ha sido un amor que me ha costado muy caro. Por culpa de este amor me echaron del paraíso.


La vida en el paraíso estaba bien, algunas cosas no encajaban pero nadie ha dicho que todo es felicidad en el paraíso. Vivía, comía y bien, dormía, jugaba, estudiaba, cumplía con mis deberes en el paraíso. Todo iba bien el paraíso.


La vida en el paraíso estaba bien...pero había un árbol del cual yo no podía ni atreverme a pensar en comer sus frutas...pero era bien extraño todo, estaba lleno de árboles como ese y más encima el paraíso obligaba a todos sus niños a ir a algo que llamaban escuela a aprender cosas que se nutrían de ese árbol prohibido...era como que todo estaba diseñado en el paraíso para que pudieras aprender de memoria datos sobre ese árbol pero jamás poder comer sus frutas. Mientras tuvieras la cabeza repleta de datos del árbol raro...todo bien, eras bienvenido y sin mayores problemas podías vivir en el paraíso. Pero pobre de ti que se te ocurriera comer de sus frutas...pobre de ti !!


Pero llegó un momento en que el paraíso me aburrió...llegaron a mi preguntas como esta...qué sentido tenía esto de ser feliz en el paraíso si era lo mismo que vivir con los ojos cerrados ?

Me aburrí del paraíso...y empecé a soñar mejor con el infierno, al menos ahí había fuego y dramas y por último motivos por los cuales luchar para escaparse del infierno. Pero en el paraíso...todos estaban tan terriblemente contentos con sus vidas paradisíacas...qué tipos más aburridos, no había lucha, no había dignidad...la dignidad del esclavo que se revela...no, todo estaba bien en el paraíso, todo tranquilito...tranquilidad que mata.


Fue en esos tiempos en que la conocí y caí de rodillas frente a ella. Me enamoré de ella así sin defensas, caí simplemente, caí en sus redes y hasta el día de hoy sigo en sus redes y ya no hay vuelta, pero me encanta estar atrapado por ella. Claro, la manada me echó del paraíso, me acusaron de todo...el odio más fuerte hacia mí fue porque con la ayuda de ella encontré las palabras necesarias para expresar públicamente que ya no creía en los dioses ni en la teología de la manada. Ese fue mi mayor crimen, y sé que no me lo van a perdonar jamás. Pero a la vez es mi gran orgullo. Entre todas las cosas que me dijeron...me llamaban traidor por revelarme contra los dioses de la tribu, y yo me veía a mí mismo como un hombre valiente por haber mandado al diablo a todos esos dioses.


De ella hablaron de todo, la insultaron hasta el extremo, pero ella sigue aquí junto a mí iluminando todo. Se lo he dicho muchas veces pero esta tarde quiero decírselo de nuevo...Filosofía, lo eres todo para mí, amor de mi vida, gracias por sacarme del paraíso.







El placer de cerrar mis ojos y dejar que todo fluya dentro de mi.

El placer de cerrar mis ojos y dejar que caiga todo lo que tiene que caer desde mi.


Que caiga todo lo que tiene que caer...para así poder ser...porque lo que soy está ahí debajo de tantas capas de cosas, emociones, recuerdos, pensamientos, hábitos de conducta, miedos, angustias, obsesiones, ideas fijas, pautas de conductas aprendidas desde tan niño…


Soy un fluir de energía autoconsciente...eso soy, lo demás son las cosas que se me han ido pegando a lo que soy a lo largo del caminar por este mundo...pero yo soy energía pura auto consciente.


Al cerrar los ojos vuelvo a tener contacto directo con este centro de energía pura...y me produce un placer embriagador el estar en contacto con esa energía que vibra ahí. Es la fuente de la vida, la vida misma. Desde donde todo parte y adonde todo va. Centros energéticos con consciencia.


Llevamos tanto pegado a nuestro Ser, tantas cosas que no necesitamos y que nos van quitando el tiempo y la vida...esclavos de tantas cosas que tienen secuestradas a nuestro Ser.

El placer de cerrar los ojos y dejar que todo caiga.









Asaltar los supermercados...quemar el parlamento...guillotina a los políticos traidores...que era la justicia ?


La justicia hermano era un invento de los ricos y privilegiados para que sus riquezas robadas a lo largo del tiempo no sean tocadas. La justicia hermano es un gran sistema para que jamás nunca exista justicia.


Escuchaba las noticias de mi país mientras caminaba al otro lado del mundo...estábamos tan lejos de todo...pero la radio me conectaba con todo, la radio me hacía sentir ahí al lado, como si jamás me hubiera movido de ahí. Y por la radio escuchaba como los ladrones de mi país seguían robando como lo han hecho por ya más de 200 años...nada los paraba, pasaba el tiempo, venían nuevas generaciones y los honorables ladrones seguían robando. Nada los paraba, en su defensa estaban todas esas cosas corruptas llamadas iglesia, Estado, policía, partidos políticos, prensa...todo estaba conspirado para que los honorables ladrones siguieran robando en paz y en las misas de los domingos hablarán del amor a los pobres y a Jesús.


Era el país de la justicia de los monumentos. La justicia de las cosas simbólicas.


Un nuevo asalto a la Bastilla, los sistemas de las palabras bonitas ya no servían. En el país de la justicia injusta las palabras ya no servían porque hasta el lenguaje estaba corrompido.


Eran tiempos donde nadie era lo que decía que eran. Los socialistas no creían en el socialismo, la izquierda amaba al capitalismo, los defensores del libre mercado hacían todo lo que podían para que nunca existiera el libre mercado...era un tiempo donde lo falso era lo real, la mentira la verdad.


Asaltar los supermercados...quemar el parlamento...guillotina a los políticos traidores...hay que volver a asaltar la Bastilla...una y otra vez, todas las veces que sean necesarias...hasta que la justicia de los monumentos se transforme en la justicia de los seres humanos de verdad.










Era la hora del almuerzo, tan anhelada hora de la pausa en el trabajo...quería caminar un poco...el aire muy frío...y en eso estaba y de pronto sin querer, sin propósito mayor, me di cuenta que mis pensamientos estaban en ti, mejor dicho en ustedes...mis amigos de la infancia. Qué estarán haciendo ahora ? Tantos años que no los veo, tantos años sin saber de ustedes.


Serán felices ? Serán verdaderos santos ahora...o a lo mejor se convirtieron en terribles terroristas ? O quizás nada de eso y se han convertido en seres normales...mi fantasía siempre está por ahí, en esos lugares donde jugamos tantas veces.


Trate de encontrar algún sentido del porque mis pensamientos se fueron donde ustedes...seguí caminando y luego de unos minutos comencé a pensar algo como esto...eran los años donde todo estaba abierto. De eso se trata...te acuerdas de esas tardes...las horas de la tarde eran como mares infinitos que teníamos por delante de nosotros para llenarlas con lo que se nos ocurriera. Varias horas por delante para jugar, salir a dar vueltas por ahí, volver a comer algo, luego salir de nuevo a jugar hasta que se nos diera la gana...éramos libres, no habían teléfonos móviles, el control era mínimo, casi no existía.


Eran tarde libres...todos los días las tardes y los anocheceres eran libres, el trabajo de entonces era jugar...y esos juegos aún los recuerdo con tanta fuerza. Eran momentos en que estaba ahí en plenitud. Quizás sea eso lo que ahora viene a mi en estas pausas del trabajo. Eran tiempos de ser auténtico, nada era de mentira en esas tardes de la infancia, los juegos eran en serio aunque muy entretenidos, pero el jugar era un juego entre la vida y la muerte.


Tardes libres, tardes mágicas, tardes que llenar con la fantasía...tardes en busca de lo auténtico...mi fantasía recuerda esos momentos en estas tardes plásticas de la vida de trabajo de un adulto. Pero el niño aún vive dentro de mí...volveré a ser libre esta tarde.









A medida que iba madurando...me interesaban más los muertos que los vivientes...entre más en casa me sentía en mi propio ser, entre menos necesidad había de salir arrancando de mi...entre más me sentía en casa con mis propias sombras...y luces, más me interesaba saber de aquellos que ya estaban muertos hace mucho tiempo. Curioso fenómeno este, los vivos solo eran interesantes salvo en contadas excepciones.


Además que esta era una época superficial. Era una época de la cultura a dieta, una época que rehusaba con todas sus fuerzas el pensamiento profundo y radical. Era una época de la entretención...cuando una sociedad necesita de una cultura de la entretención es porque esa sociedad está aburrida, no tiene sentido, le falta carisma, le falta espíritu...pero nada de esto bueno puede pasar mientras la ambición sea permanecer en la superficie. En la superficie no pasa nada, los verdaderos misterios de la vida están ahí abajo, en esos lugares invisibles para la estupidez humana. Era una época destinada a no producir ni un Beethoven, ni a un Freud,  ni Marx menos a un Einstein...era una época simple.


A medida que iba madurando y ya no tenía miedo de estar solo conmigo mismo...entre más alegría tenía al estar solo conmigo mismo más aumentaba mi fascinación con aquellos que ya están muertos hace muchísimos años. Por ejemplo hay días en que me veo conectado con la obra de algún escritor que murió hace como 400 años...comienzo a leerlo, escucho programas sobre su vida y pensamiento...y de pronto me parece que ese escritor estuviera viviendo aquí en la misma ciudad en que estoy. Me da la sensación que está hablando de temas que son súper actuales e importantes hoy día...pero él fue enterrado hace 400 años !! Algo tiene que haber visto en su consciencia que lo ha hecho trascender el tiempo...y esos muertos son mil veces más interesantes que los vivos.


Los vivos son raros, van por la vida repitiendo lo que la tribu les dice que tienen que decir...jamás logran tocar esos niveles de la consciencia donde se trasciende al tiempo...los vivos solo están repitiendo...y yo no quiero usar el tiempo que me queda en andar repitiendo cosas por ahí, quiero expresar lo que fluye en mi alma y ahí los muertos antiguos son terriblemente motivantes y me llenan de energía. No hay que explicarles nada a estos muertos que no se mueren nunca. Lo entienden todo y de inmediato.


Pero por supuesto que hay vivos que han trascendido el tiempo mientras aún están vivos...esos son contados con los dedos de una mano pero los hay. Y esos son realmente fascinantes. Pero son la minoría por excelencia. Para los demás, para los vivos que se dedican a repetir, esos vivos son tipos muy raros, enfermos, desadaptados, resentidos sociales, amargados, fracasados...son todo lo que para el inconsciente colectivo de la época no está permitido.


Con los muertos es como que mi alma se siente en casa, se puede relajar, no necesita explicar nada, esos muertos geniales que han tocado el punto de la trascendencia en la consciencia al momento de sus creaciones...esos muertos son mis mejores amigos, siempre lo han sido. Son los muertos los que gobiernan este mundo, los vivos solo repiten.




 


Y que la muerte al final de cuentas siempre nos ganaba...pensaba esto mientras viajaba en el metro al trabajo.

Al trabajo de nuevo y a las rutinas de cada día después de unas semanas de vacaciones...que haríamos ahora ? Qué haríamos con todos los planes y proyectos que teníamos y tenemos ? Entusiasmo, ganas de futuro, ganas de vivir y hacer muchas cosas, la vida se presenta interesante...pero al final no hay escape a la muerte, a la constatación inevitable de que la muerte nos supere y siempre nos gana.

Al final de cuentas todo se trataba de que íbamos a hacer con ese tiempo y energía que había entre ahora y ese momento en que llegara la muerte, ojalá que llegue en muchos años más y de una forma que no sea catastrófica...que haríamos entre ese tiempos que ahora teníamos. Pero todo se resumía a esa visión...que harás con el tiempo y la energía que te queda antes que te visite la señora muerte ?

No había forma de escaparse a esta visión fundamental de la vida, que nos sigue la muerte adonde quiera que vamos, que estamos condenados a morir, se trata de cuando solamente esa sentencia se hará realidad. La oportunidad de vivir esta ahora y entre medio de todo este tiempo. Hay que apurarse en forma tranquila, ese parecéis ahora ser el mejor consejo que salía del fondo del Ser...si, apúrate en hacer realidad lo que tanto sueñas hacer pero hazlo de una forma tranquila...para que así también puedas disfrutar del paisaje mientras vas en camino haciendo realidad lo tuyo.

Pero ya no había forma de cerrar los ojos frente a esta tan fuerte realidad. Qué harás entre medio ?








Si, a veces estoy tan feliz, tan metido en la vida, tan comprometido con la existencia...tan agradecido de todo lo que he vivido y tengo...tengo poco pero tengo consciencia...es como tenerlo todo...a veces estoy tan feliz que se me olvida todo lo que he sufrido...todas esas pérdidas...todos esos lutos...


Sí, a veces estoy tan feliz, tan metido en la vida, tan apasionado viviendo y respirando...y de pronto me acuerdo de tantos momentos que parecían los últimos...aquellos en que justo habíamos llegado al límite, y después de eso ya no había nada más. Cómo es posible...eso suena dentro de mí en estos momentos de felicidad...cómo es posible que después de estar muerto sientas la vida tan fuerte de nuevo por todo tu ser ? Cómo era posible esa gigante transformación de un estado tan radical de la conciencia a otro aún más radical ?


Yo que tendría que ser el que ya está muerto hace muchos años...sobretodo muerto de pena...tanta tristeza acumulada por siglos de viajar por la existencia...si te contara hermano lo que es perder a tu esposa siendo muy joven...si te contara lo que es quedar viudo a los 29 años...justo cuando florecían los sueños del futuro y la ilusión de un nuevo hijo y una hermosa vida juntos...justo cuando todo se estaba ordenando, vino la señora muerte y se la llevó no sé adónde...si te contara hermano.


Tanto dolor, tanta pérdida, tanto abandono...yo tendría que estar muerto por lo menos hace 30 años ya...y sin embargo estoy aquí contento, maravillado con la energía de la vida, maravillado de poder sentir, pensar, caminar, dormir y luego despertar...maravillado de escribirte esto...maravillado de sentir y saber que aún vivo.


Quizás fue eso...tanta pérdida, tanto sufrimiento...ver a la señora muerte en la cara...quizás ha sido todo esto que me hace ahora sentirme feliz solo siendo. Siento felicidad por el solo hecho de respirar, es como que todo lo que vivo es un extra, un agregado, un bono extra de la vida.


Quizás sea que los que hemos perdido tanto...quizás seamos solo nosotros los que comprendamos lo mucho que tenemos. Quizás solo al sentir la muerte logras comprender que aún estás vivo.




 



Si hermano, con todo ahora...al rescate de tu sensibilidad !!
Si, hermano...al diablo con eso que los hombres no lloran. Los hombres lloran y fuerte y bien largo hermano mío. Son los hombres enfermos, aquellos que por mil razones han perdido contacto con sus emociones...esos son los hombres que no lloran. Pero yo nunca he querido ser como esos hombres, no, jamás.

Esos hombre en vez de llorar sus penas se sumergen a nadar en sus botellas de alcohol...o lloran sus penas en la violencia con los demás. No, nunca he querido ser de esos hombres y no tengo ninguna gana de serlo en el futuro. Quiero ser un hombre que sienta, que no tenga vergüenza porque en mi cuerpo hay sentimientos. Quiero ser un hombre natural. Quiero ser yo, y ese yo siente muchas cosas. Si las reprimo me estoy reprimiendo a mí mismo y yo no quiero eso hermano, tampoco te lo deseo a ti.

 

Yo quiero que tú seas tú, nada más que tú. Y ese tú es brillante, porque los humanos somos brillantes cuando podemos sentir en libertad lo que fluye por nuestro ser y nuestro cuerpo. Los humanos somos conductores, transportistas de energía mágica, la energía de la vida que va creando y descifrando misterios en su paso.







La derecha chilena despertando con espanto al darse cuenta que sus grandes héroes...Pinochet y compañía soy hoy en el mundo entero símbolos de todo lo que representa la palabra maldad. Los grandes héroes de la derecha son y serán símbolos de todo lo malo en este mundo. Son y serán sinónimos de fascismo, nazismo, torturas, asesinatos...los grandes ídolos de la derecha son los símbolos del mal en el mundo entero.


En cambio los otros, a los que mataron, torturaron, masacraron...aquellos se han convertido en símbolos internacionales de lo mejor que representa el espíritu humano. Símbolos que siempre estarán ahí por las generaciones a venir...despertarán  las consciencias, llamaran a la acción por una sociedad mejor y más humana...ellos siempre estarán ahí mostrando lo mejor que un ser humano puede ser.


La derecha chilena despertando con espanto al darse cuenta que Allende, Neruda, Víctor Jara...y muchos más son hoy y por siempre símbolos de esperanza y humanidad en el mundo entero…”Se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.”







Cuando te decía que tenías que amarte a ti mismo no quería decirte que fueras más egoísta...no era todo lo contrario. Pero estas cosas son difíciles de entender.


Somos hijos de familias que maltratan a sus hijos, somos hijos de una herencia cultural donde cada familia se creía con el derecho de maltratar y faltar el respeto a sus hijos. Somos hijos del maltrato y la falta de respeto a tu ser. Por eso entiendo que cuando te digo que tienes que amarte a ti mismo...entiendo todos esos demonios que se te vienen encima cuando tratas de sentir y darte amor a ti mismo.


Cuando te propones ser amable y cariñoso contigo mismo...me imagino esos monstruos que se te deben venir encima, esos monstruos que te traen de nuevo a tu memoria y sensibilidad en tu cuerpo cuando tenías que vivir esos momentos de terror...cada vez que pedías amor se te venía encima un castigo por tu arrogancia de pedir amor...o un insulto por ser tan atrevido de mostrarte débil y que necesitabas un poco de ternura...somos hijos del terror de familias perturbadas por la herencia cultural del maltrato y la ofensa al ser individual.


Somos sobrevivientes hermano, somos testigos principales de que si es posible superar el maltrato, y nuestro dolor se irá transformando en arte, tú en lo tuyo con tu talento tan especial, y yo aquí con mis palabras dándole luz a esos recuerdos del maltrato. Somos sobrevivientes hermano y nuestro drama será la fuente de luz para que nuestro ser florezca y resplandezca. Desde el dolor a la poesía y el arte. Ese es nuestro camino y destino hermano mío.







Cómo es eso de ser tan cristianos...de misa casi todos los días y a la vez ser terriblemente racistas ?

Dónde quedó entonces todo eso del amor al prójimo o era solo palabras que se las lleva el viento ?







El dolor que hay en tu cuerpo es el dolor de la historia de tu vida. Es el dolor acumulado por todo lo que ha sido tu existencia. Es tu historia. Tu legado. Tu posibilidad y tu desgracia.


Qué haces con ese dolor que llevas en el cuerpo ? Lo más probable si eres un humano como yo es que te enseñaron desde muy niño a esconder y reprimir ese dolor que impregna tu cuerpo. Lo más probable es que fuiste parte de un gigante experimento que ha consistido en hacerte creer que la negación y represión de tu dolor era lo mejor que podías hacer. Y a cambio de toda esta represión y negación del dolor te darían el título de ser una persona normal. Represión por normalidad. Y ahí ganamos la normalidad pero perdimos gran parte de la vida.


Era increíble ver cómo los humanos iban por ahí caminando por el planeta negando todo ese dolor que llevaban en sus cuerpos. Eran toneladas de dolor que llevaban a cuestas...pero lo negaban, es más se habían convertido en grandes maestros en la negación de sus dolores interiores. Pero en las farmacias lo que más se vendía eran pastillas contra el dolor...el dolor secreto que recorría los cuerpos era el gran secreto de cómo y para qué los humanos habían construido toda su cultura, todo lo que hacían era como una gran pastilla para luchar o matar a ese dolor que llevaban por dentro.  


El dolor estaba ahí y ya está bueno ya de tanta negación. Una nueva cultura, una nueva civilización...ese sueño de un nuevo ser humano tiene que ver en forma fundamental de que seamos capaces de enfrentar ese dolor interno de nuevas maneras, otras formas creativas que nos permitan transformar toda esa energía en algo mayor, algo mejor. Que todas esas toneladas de dolor que llevamos en el cuerpo sean toneladas de auto conciencia y libertad interior. En tu dolor está la clave, transfórmalo.  





 


La Izquierda tiene que atreverse otra vez a ser de Izquierda.
La Izquierda no tiene nada que ver con la democracia cristiana.

La Izquierda es anti capitalismo. Es la superación del capitalismo como estilo de vida. Se aprende de la historia, se asumen los errores pero se sigue adelante con su propia identidad.

La Izquierda es para cosas grandes. Por algo los más grandes artistas, científicos, escritores...han sido de izquierda.
La Izquierda tiene una misión en el mundo y es tiempo de volver a tomarla con orgullo.






La Izquierda tiene que volver a pensar y soñar en grande.
La Izquierda tiene que volver a visualizar una nueva Civilización.
La Izquierda tiene que volver a imaginar un Nuevo Ser Humano.

La Izquierda es para la Revolución de la Sociedad y de la Consciencia. Tiempo de volver a creer en nosotros mismos.







El mundo está produciendo una realidad virtual...Y a mí esto me gustaba, me motivaba  y excitaba, pero de pronto me daba cuenta que lo más probable era que no estuviéramos hablando de las mismas cosas. Yo quería realidad virtual bajo el supuesto que la realidad real cada vez seríamos más capaces de verla en la cara, si, por fin ver la realidad a los ojos.


Yo quería realidad virtual porque daba por obvio que los humanos seríamos capaces de comprender las grandes verdades de siempre, que el contacto con la realidad tal como está era tendría el efecto paradójico de que perderíamos muchas ilusiones pero a la vez esto nos haría más felices. Más libres de vivir sin tantas ilusiones que en el fondo nos mantienen ciegos y alejados de nuestra propia realidad. Y entre más lejos estuviéramos de nuestra propia realidad más probabilidad de que nuestra vida fuera un acontecer de cosas y movimientos que no tenían sentido entre sí. Algo así como una masa viviente sin sentido.


Me fascinaba la idea de una realidad virtual, poder disfrutar de las nuevas tecnologías ahora usando en toda su plenitud la nueva tecnología que venía a transformar el mundo...una realidad virtual más real que la verdadera realidad. Pero había un problema con toda esta promesa tecnológica tan fascinante...y si aliena más y más a los humanos de sí mismos...no, no queremos más alienación, queremos y necesitamos más integración del alma y el cuerpo...no más alienación !!


Cómo unificar estás dos grandes pasiones...poesía profunda y tecnología...mundos que parecían profundamente a partes, distantes...pero no lo eran, no lo eran...tenía que repetir los argumentos porque los gritos de los que si decían que eran mundos partes y contradictorios...estos gritaban muy fuerte. Para mí la tecnología también era una forma mágica de poesía. Era como la manifestación física de la poesía profunda. Con la tecnología el Ser podía manifestarse y expresarse...la tecnología estaba ahí para dar una mano al Ser para que pudiera salir de su prisión.


La pasión por la tecnología y la poesía eran otras fuentes...más fuentes de incomprensión de los humanos que no lograban hacer las conexiones entre las cosas invisibles. Pero la fascinación estaba ahí, y vibraba ahora fuerte dentro de mi. Yo también quería más y más realidades virtuales...que junto a la profunda poesía y filosofía nos ayudarán a transformar las consciencias de este mundo.


Sí, más realidad virtual y más poesía...más vida, más libertad, más consciencia.







Es el proceso de unificar tu cerebro Reptil, Límbico y tu Corteza Vertical.
La palabra más simple para esto se llama Libertad.





 



La radio...mi conexión con el mundo, mi ventana al mundo. Declaración constante de amor a la radio y en especial a la radio de ondas cortas.


La radio, ha hecho que tantos momentos de soledad jamás se sintieran solos, al contrario gracias a esa magia inexplicable de la radio, los momentos de soledad han sido los más acompañados y placenteros. Conectado en profundo con el mundo, sintiéndome en casa en el planeta. La radio, la mejor amiga de mi alma desde que la descubrí en la casa de mis abuelos siendo un niño...qué momento más crucial en mi vida.


Qué había en esa cajita negra que estaba ahí y que salían voces y música de ella ? Era una cajita negra embrujada ? Qué era eso que estaba ahí a mi lado y que parecía que estaba llena de personas que estaban hablando ? Esa cajita mágica me acompañara después por toda mi vida, siendo mi compañía favorita. Que momentos mágicos le debo a esa cajita mágica. Con estas palabras trato de mostrar mi agradecimiento. Mi cajita mágica.


La radio hizo una conexión directa, inmediata con mi fantasía. Y creo que ahí partió mi amor profundo a ella, porque cuando niño vivía en épocas de dictadura y en estas épocas oscuras de la sociedad la imaginación es peligrosa. En la imaginación se pueden crear mundos paralelos, alternativos, verdaderos mundos y realidades subversivas...realidades que cuestionaban las maravillas de país que nos trataban de convencer aquellas dictaduras tan oscuras de esas épocas. La fantasía era un regalo de libertad cuando tu vida transcurría entre la normalidad de la represión sistemática de la realidad y de todo aquello que tuviera que ver con la verdad que transcurría en tu interior.


Con la radio podías estar con los ojos cerrados viviendo esos mundos de tu interior y lo que salía de esa cajita mágica era un verdadero alimento para la fuerza de tu fantasía. La radio le daba más alas tus deseos de volar. En cada buen programa que escuchabas tú salías a volar en esa cajita mágica. La radio te transportaba a otros lugares, a otras sensaciones, a otros estados de la consciencia.


Cómo olvidar aquellos preciosos momentos cuando la radio te hacía sentir que eras parte de algo mayor, que participabas de una sociedad, que a pesar de u soledad tú eras parte de un colectivo mayor que la radio te mostraba ahí en lo profundo de tu fantasía ? Cómo olvidar aquellos precioso momentos en que te sentías parte del todo ? Cuando con la ayuda de la radio te transportabas a un nivel de la consciencia trascendental...cuando te salías de ti mismo y comprendías que eras parte de una realidad mucho mayor.








Esos momentos eran momentos de trascendencia mística que gracias a la magia de la radio habías logrado vivir y esos segundos de experiencia mística te marcaban el resto de tu vida. Ya sabías que nunca más estarías solo, la radio y su magia siempre estaría ahí a tu lado para darte la mejor compañía. Tu radio era como una metáfora de lo mejor que había ahí en tu consciencia.


La radio...mi conexión con el mundo, mi ventana al mundo. Por siempre agradecido a esta cajita mágica que me ha hecho sentir cosas hermosas al conectarme a la consciencia colectiva del mundo.



 

 




Esos hermanos universales...vengo de un lugar del mundo que ha dado seres universales a la herencia cultural de este planeta. En ellos me refugio, me abrigo, busco consuelo, inspiración y ayuda para hacer realidad mi propio Ser. Y qué alegría ha sido el tener contacto con todos estos hermanos universales.


Por ejemplo ella la que le daba gracias a la vida, ella la que expresaba lo hermoso que era volver a sentir como cuando se era un adolescente de 17 años. Ella la que siempre apoyó la causa por el derecho al mar de Bolivia. Su música ha significado tanto para tantas personas a lo largo del mundo, como por ejemplo para el primer ministro asesinado en el país donde vivo. Su música estuvo ahí en su funeral, otros idiomas, otras culturas, otras formas de ser...y su música y profunda sensibilidad ha estado ahí conmoviendo los espíritus. Ella, la hermana universal que siempre también ha estado a mi lado.


Esos hermanos universales...si, el mismo, aquel que escribía...puedo escribir los versos más tristes esta noche...o...como todas las cosas están hechas de mi alma...este otro gran hermano universal siempre ha estado conmigo, sobretodo en los últimos 20 años, años de vivir fuera del país de dónde vienen estos hermanos universales. El era el más universal de todos mis hermanos universales, sentía una profunda conexión con este hermano que había vivido gran parte de su vida fuera de su país de origen.


Otras culturas, otros idiomas, otras vivencias de lo que significa la palabra soledad. El era el poeta del todo, el poeta que quería integrar todo. El poeta del amor y del pueblo. El poeta que venía del norte, del sur, del este, del mar...el poeta que estaba en todos lados y yo era ahora un ciudadano de la tierra donde recibió su mayor premio. Su sombra, parte de su ser aún estaba por aquí, aún las calles sentían sus palabras. El era el hermano más universal de todos...su ejemplo le daba sentido a todo lo que yo quería ser y hacer. Mi hermano vive.


Esos hermanos universales...otro gran hermano que iluminaba el camino era aquel que desde Londres cantaba en un nombre de mujer como simbolizando toda esa nostalgia de América latina...te recuerdo Amanda, la calle mojada...aquel hermano universal fue torturado y masacrado de la manera más horrenda que te puedas imaginar. Fueron balazos capaces de matar a 42 personas...quisieron borrarlo del mapa, que no quedará la menor huella de que alguna vez existió. Entre más lo mataban este hermano universal más se reproducía por todas partes.







La música de este hermano universal la he escuchado en el que ahora es mi segundo idioma, idioma de vikingos. Y su música sigue sonando con más fuerza aún. A los que lo mataron y torturaron como les debe doler en sus consciencias que nunca lograron sacarlo de la faz de la tierra. El está aquí, allá y estará después que nosotros nos vayamos. Seguirá mi hermano universal emocionando a los que vendrán a continuar el poema de esta existencia. Por el derecho a vivir en paz...se le escuchara por el tiempo a través de los universos.


Del lugar del mundo en que nací venían unos seres muy especiales...hermanos universales que desde el fondo de la tierra se proyectaban al espacio infinito de los universos...hermanos universales que han llenado de emoción, paz, inspiración y confianza en mundos mejores a generaciones...Violeta, Pablo, Víctor...mis grandes hermanos universales.









Todo estaba en proceso de cambio… siempre todo ha estado en proceso de cambio… pero somos nosotros los humanos los que no estamos preparados para poder aceptar y vivir con esta gran verdad.  


Los humanos vamos por la vida creyendo que la realidad es algo estático,  vamos por la vida con la ilusión de que las cosas, las personas, las ideas… y sobretodo que las personas que tanto queremos nunca cambiarán… que seguirán ahí siempre siendo los mismos. Gran parte del sufrimiento de la vida se debe a esta tan errónea manera de pensar...cuando creemos que la realidad es estática entonces nos aferramos a la ilusión de que lo que tanto queremos nunca cambiará.


Todo estaba en proceso de cambio...nos faltaba volver a conectarnos con los fluidos de la naturaleza, con ese fluir incesante entre la vida y la muerte, entre lo fuerte y lo débil, entre la luz y la oscuridad. En la naturaleza todo estaba en proceso de cambio, ahí era obvio todo lo que tratábamos de decir con palabras. Ahí todo estaba en conexión, todo estaba en una mutua relación de dependencia...la libertad era una gran red de mutuas dependencias entre todo.


Pero los humanos ya no entendíamos de estas cosas, seguro que en algún momento de nuestro caminar por este planeta si sabíamos de estas cosas pero con el paso del tiempo este conocimiento sagrado lo olvidamos. Y quedamos ahí desconectados de la relación dialéctica entre todas las cosas. Y nuestra percepción de la realidad ya no permitía ver que era la realidad, veíamos puras sombras de nuestros prejuicios interiores. Caminábamos ciegos por el planeta.


Todo estaba en proceso de cambio...todo se movía...aún en aquellos instantes de quietud total, de paz y de tranquilidad casi absoluta...incluso ahí todo estaba en movimiento y buscando nuevas formas. No somos seres para permanecer en la misma forma. Somos energía en constante estado de movimiento y transformación. Todo va en su propio fluir creando y buscando nuevas formas, nuevas posibilidades de expresarse y poder ser. Todo fluye, hasta lo que parece lo más estático y fijo, todo está cambiando. Por qué entonces sigues aferrado con tanta fuerza a esas cosas, ideas o personas ?


Nunca nos enseñaron a vivir de acuerdo a los principios de la naturaleza, pero nunca es tarde de volver a ir a la escuela...pero ahora será un ir a la escuela desde donde aprenderemos los verdaderos conocimientos que necesitamos para poder seguir fluyendo en paz en este río de energía que llaman vida. Aprenderemos a vivir soltando, aprenderemos a enamorarnos de la energía y sus aromas pero a la vez nos entrenaremos todo el tiempo en soltarla y dejarla ir. Y nos quedaremos con los recuerdos magníficos de los tiempos de su presencia pero iremos soltando.




Aprenderemos a viajar por esta energía gigante con el menor equipaje posible, aprenderemos que entre menos tenemos más posibilidades de ser lo que somos. Aprenderemos una nueva lógica, una lógica que esté en armonía con la lógica mayor de la vida. Y así podremos tener más posibilidades de en esta vida, en esta existencia poder ser lo que estábamos destinados a ser. Aprenderemos a ser. Y esa escuela será fantástica. Nuestra tarea para la casa será respirar y soltar. Y seremos maestros en este nuevo arte. Ven, vámonos juntos a la escuela. La alegría nos espera, por fin aprenderemos a vivir.










Nací en Chile, tengo apellido judío y el otro indígena. Tengo rasgos faciales típicos de árabes del norte de África, las tropas de los conquistadores en su mayoría eran árabes del norte de África.

Me crié con amigos chinos en el norte de mi país, territorio boliviano. Mi lengua materna es de un país europeo, hablo otros idiomas de otras culturas. He conocido el amor en personas de otras culturas. Toda mi vida es una mezcla biológica y cultural.

Soy al igual que tu un mestizo. Y es el mayor orgullo de mi vida. Me siento en casa en todo el mundo, porque se que encontrare algo en común en el lugar en que este. Soy del mundo.








Nunca he entendido eso de amar a un país...

Me pueden gustar ciertas cosas de un país...pero amarlo...eso escapa a mi capacidad de comprensión.
Sobretodo si ese país está lleno de fascistas.








Todos los niños son ateos hasta que los papas y la escuela les perturban la mente con sus supersticiones.







Yo le pediría al viejito Pascuero que los pueblos del mundo despertarán y se dejarán de celebrar tradiciones gueonas.






Me da vergüenza la "pacificación de la Araucanía"
Me da vergüenza la guerra del pacífico
Me da vergüenza la invasión a Bolivia
Me da vergüenza el 44% de chilenos que votó por Pinochet
Me da vergüenza la iglesia católica
Me da vergüenza la mitad de los habitantes de mi país.







Diciembre es un mes triste para los que nos interesa el avance de la cultura y evolución de la conciencia humana...queda tan en evidencia en este mes lo bruto que aún somos como humanidad.

Millones y millones de personas llenas de estrés comprando cosas y más cosas...y más encima lo hacen por un cuento infantil de ciencia ficción que alguien escribió hace cerca de 2 mil años atrás.

Los más felices con toda esta Brutalidad Colectiva son, como siempre, los empresarios. Para ellos la fórmula es muy simple, entre más bruta es la gente más compra.






Sueño con líderes de izquierda que se nieguen a participar en cualquier forma del cumpleaños del tal Jesús.

Suelo con líderes de izquierda consecuentes con el pensamiento.
Sueño con líderes de izquierda que se atrevan ir contra la corrientes y las encuestas de opinión.

La izquierda es soñar y pensar lo imposible.
De lo contrario son puras democracias cristianas.






Mientras la meta de la vida en sociedad sea el tener, el acumular cosas que no necesitamos, estamos en el camino equivocado.

La revolución de la Conciencia Colectiva tiene como propósito el cambio de paradigma interior, del tener al ser.

Pero para eso tendríamos que hacer una revolución espiritual y sacarnos de encima a los economistas que nos han envenenado la mente y el corazón con la ideología del acumular y aparentar.

Has hecho que vuelva a despertar en mí el maestro Fromm, gracias.






Era la noche más oscura del año y a la vez nacía de nuevo la luz...y en esos momentos de profunda dialéctica de la oscuridad y la luz nacía un nuevo libro de poesía.

Sin pensarlo, sin estar consciente aquella noche de esa profunda dialéctica natural que se estaba desarrollando ahí afuera, dentro de mi estaba pasando algo similar. Todo ese dia estaba tan sumergido dentro de mí...me sentía como me imagino debe sentirse una mujer embarazada que sabe que en cualquier momento dará una nueva vida al mundo.

Estuve como con fiebre todo el dia, me sentía raro, como que una pelota grande, a veces muy grande...una masa de energía dentro de mi quería y estaba luchando por ser expulsada de mi...era una energía que luchaba por su derecho propio a existir. Y ahí nació un nuevo libro de poesía.

Era la noche más oscura del año y a la vez nacía de nuevo la luz...estaba en el baño en el atardecer...prepare la ducha y de pronto sentí mi cuerpo sin sentimientos, como que el frío exterior se había apoderado de mí y en segundos me sentí como congelado, no había sentimientos por unos segundos. Y ahí comprendí que había llegado el momento del parto, no había nada más que esperar ni la vida tampoco quería que yo siguiera esperando más.

Había que dar a luz. Había que ponerle punto final a esa danza de palabras e imágenes que constituyen un nuevo libro. Y afuera la guerra entre la oscuridad y la nueva luz continuaban. La noche y su oscuridad no querían retirarse pero la luz venía a quedarse...al menos por un nuevo tiempo y no estaba dispuesta a permitir la continuación del reino de la oscuridad sobre el norte del mundo.

Era la noche más oscura del año y a la vez nacía de nuevo la luz...feliz darme cuenta al despertar que el nuevo libro había nacido entre la guerra a muerte entre la oscuridad y la luz...el movimiento dialéctico de la naturaleza continúa como a su vez el movimiento dialéctico de mi espíritu continúa su marcha por nuevos horizontes de libertad y autoconciencia...y entre medio escribimos poesía.






Allá era el comienzo del verano y aquí comenzaba el invierno. Estábamos al revés. Una parte de mi estaba allá, hasta podía sentir esa alegría del verano y todas esas ilusiones que trae consigo. La otra, la mayor parte de mi estaba aquí.


Y aquí era invierno....pero ya no era invierno como antes. No, ahora esto era mi casa, mi nueva patria, mi nuevo lugar donde caminar. Ya no era invierno como antes, ya no están esos hoyos negros de tristeza que antes habitaban en mi estómago. No, ahora a pesar de que aquí era invierno, ya no era invierno dentro de mi.


Nunca olvido aquellos primeros momentos de caminar por estas tierras...todo era tan distinto, extraño, fascinante, grandioso, brillante, oscuro, era como un todo que se me venía encima de mi Ser con todo lo que tiene el todo...de pronto toda la existencia estaba ahí frente a mi buscando nuevas formas de organizar el nuevo todo.


Allá era el comienzo del verano y aquí comenzaba el invierno...y yo podía ver con alegría como se había producido la sanación por dentro. Los continentes ya no estaban separados dentro de mi. La distancia terrible y desgarradora que todo inmigrante conoce por dentro, ahora al mirar mi Ser ya no estaba. Los continentes se habían unido dentro de mi.


Afuera la distancia seguía siendo terriblemente inmensa, ahí los continentes seguían tan lejanos uno del otro como al comienzo. Pero por dentro esa distancia desgarradora ya no existía. Y esto era un milagro...aunque lo diga un ateo como yo. Pero los milagros deben de ser reconocidos.






Te acuerdas cuando nos juramos amor eterno en esa plaza...teníamos 15 años los dos...dónde  estás ahora ?

Te acuerdas de aquella fiesta en ese club de golf...? Nunca te he olvidado. Contigo sentí por primera vez un amor tan profundo, tan lindo, tan lleno de inocencia, tan puro. Aun tienes ese pelo corto que tanto me gustaba ?

Ese amor eterno que nos prometimos siendo adolescentes...ese amor está vivo y presente en ese lugar de la consciencia humana donde la energía no se pierde, sólo  se va transformando. En ese espacio aun te veo, tan linda y amorosa como siempre fuistes conmigo.

Te acuerdas cuando nos prometimos amor eterno en esa plaza...más de 30 años que no te veo ni escucho tu voz...pero en todos estos largos años siempre has estado aquí conmigo...cómo olvidar tu cara tan linda en esa plaza cuando susurrabas tu amor por toda la eternidad ? Cómo se puede olvidar algo así ?


Yo jamás he podido sacarte de mi Ser, es más, nunca lo he intentado. Al contrario he hecho todo lo que he podido con el paso de los años para que tu siempres estes ahi junto a mi en ese lugar secreto de nuestras consciencias donde viven nuestras grandes vivencias.

Nunca te fuiste, siempre has estado en esas plazas de la ilusión del amor eterno.







Eso llamado memoria...eso que tiene una doble naturaleza, eso que es tantas veces el gran obstáculo para nuestra felicidad y a la vez eso que le da sentido a lo que somos. Eso que es al mismo tiempo lo mejor que tenemos y a la vez el peor de nuestros infiernos.

Eso llamado memoria...cuántas veces he deseado no haberte conocido jamás...memoria...si no fuera por tu constante presencia hubiera sido tan feliz. Cuántas veces he soñado con la existencia de alguna píldora mágica que te saque por completo de mi Ser. Cuántas veces he soñado caminar y ya no tener nada que ver contigo...señora Memoria...si supieras a lo que he estado dispuesto con tal de sacarte por completo de mi. Conozco ese lado terrorífico de tu ser señora maldita.

Eso llamado memoria...pero también conozco tu otra dimensión...y ahí ya no eres una señora maldita...todo lo contrario, de pronto te transformas en una mujer hermosísima. De pronto la señora maldita es la señora exquisita, brillante e hipnotizadora.

Eso llamado memoria...es la luz más hermosa que pueda existir...es una luz que une, recoge, reordena, da contexto, estructura, arma, recoge...junta todos esas imágenes, miles de imágenes que somos y que van quedando por ahí en los laberintos de nuestros caminos. Esa señora llamada Memoria es la mujer más hermosa que tus ojos puedan ver alguna vez...pero te advierto que esto sólo es válido para cuando ella está en su dimensión positiva. Si la ves en la otra dimensión, lo único que tienes que hacer es correr.






Depende desde donde estés...todo es relativo.

Crecí con la sensación de nunca poder entender a los adultos. Eran tan contradictorios en casi todo lo que hacían. Y hoy al ser yo mismo un adulto sigo sintiendo esa misma sensación de no entender para nada a los adultos, sigo con la misma sensación de encontrarlos tan contradictorios en casi todo lo que hacen.

Me acuerdo de las primeras celebraciones colectivas en las que me vi obligado a participar...como todos los niños se ven obligados a ser parte de esas celebraciones que son expresión del inconsciente colectivo de cada época y generación.

En esas fiestas colectivas comencé a preguntarme...aunque no podía verbalizarlo y muchas veces ni siquiera pensarlo...pero lo intuía dentro de mí, con esa velocidad del rayo del pensamiento intuitivo, ese que es sin palabras. Por qué tengo que celebrar esto ?

Esta era la pregunta revolucionaria dentro de mi que tenia la fuerza de una tormenta y a la cual yo tenía que reprimir desde muy niño. Porque esa pregunta era subversiva, rompía los esquemas mentales de mis padres y del grupo en que nací y me criaba. Pero la pregunta revolucionaria ya estaba planteada...por qué tengo que hacer esto ?

Depende desde donde estés...todo es relativo. Aún recuerdo con mucha claridad la fuerza de esas preguntas revolucionarias que invadían mi consciencia al ser niño y en mi mente aparecían imágenes que me decían algo como esto...«Y si todos mis compañeros de curso dejáramos de desfilar...?»

Que a alguien de nosotros se le hubiera ocurrido hacer realidad aquello y negarse a seguir participando de esos juegos absurdos de los adultos, esos juegos de la muerte que eran los desfiles militares...el castigo hubiera sido terrible.

Pero las preguntas revolucionarias ya estaban plantadas en esa mente de niño...por qué había que hacer lo que todos los demás hacían ? Si eso que en ese momento y lugar tenía tanto sentido, bueno al otro lado de la frontera a lo mejor era la cosa más ridícula y absurda que pudiera imaginarse.

Depende desde donde estés...todo era relativo. Todo era una construcción social, todia podía ser de otra manera. Los niños aún tienen los ojos abiertos. A veces son los niños los únicos que se dan cuenta que el rey está desnudo, mientras los adultos aplauden emocionados por las nuevas ropas del rey.







Difícil ser ateo en estos días en que casi todos andan como locos obsesionados por celebrar el cumpleaños de Jesús. Al menos intento ser consecuente con mi ateísmo y no a la religión.

Como se deben reír los grandes empresarios de este mundo con tanta estupidez colectiva...entre mas celebran el cumpleaños de Jesús más millonarios se hacen aquellas familias ultra millonarias.

La ignorancia colectiva es un gran negocio. Por eso que una educación de calidad al acceso de todos es algo imposible en este orden mundial. Si la ignorancia colectiva desapareciera por la educación real y profunda...quien entonces andaría histérico comprando regalos a último minuto ?






Algo esta mal con la formación intelectual...tantos ateos y comunistas celebrando "el nacimiento del hijo de dios".

Soy de otra escuela, aquella que dice que al menos hay que tratar de tener un poco de dignidad en el pensamiento, un poco de consecuencia entre lo que se piensa y se hace.






Soy un anti tradición.
La única tradición que respeto es la tradición de romper con todas las tradiciones.

La tradición es la responsable número 1 de la NO evolución del pensamiento humano.





Algún día despertaremos...como humanidad y dejaremos de creer en guevadas.

Algún día despertaremos como humanidad y dejaremos de tenerle miedo a la libertad.

Algún día despertaremos como humanidad y podremos ser felices en una pieza vacía.






Nunca he podido entender a los cristianos...tanta esquizofrenia cultural en que viven.

Dicen que celebran el nacimiento del hijo de su dios y que es puro amor...y se vuelven locos comprando y endeudándose para hacer competencias con sus vecinos o amigos de quién esta mejor económicamente.

Nunca he conocido a un cristiano que sea cristiano en estas fechas de diciembre. Son terriblemente materialistas !!






Soy ateo y no creo en los cuentos infantiles.
Y trato de ser consecuente con lo que pienso.






Soy anti navidad. Soy anti cualquier fiesta que estimule el espíritu consumista de la gente.






Se trata de pensar fuera de la Matrix, difícil pero muy necesario.

Recuerda que el programa del cual estás prisionero en tu cabeza está diseñado para que no percibas tu esclavitud. Está hecho para que al hacer y pensar lo mismo que todos los demás tengas la sensación que eres único, libre y original.

Mis respetos a todos aquellos que han despertado y se han dado cuenta de este programa mayor de esclavitud mental en que los humanos están prisioneros y dedican sus vidas a hacer resistencia mental y cultural, es gracias a estas almas rebeldes que se niegan a seguir el juego de la Inconsciencia Colectiva que la humanidad aun tiene la esperanza de la libertad.

Sin estas almas rebeldes estaríamos todos esclavos de la Matrix y nadie se daría cuenta.







La madurez tiene poco que ver con la edad del cuerpo.
He conocido a mucha gente con muchos años en el cuerpo pero terriblemente inmadura por dentro.

Y lo contrario también lo he vivido...encuentros con personas muy jóvenes que tienen una increíble madurez en su interior.

Este es un mundo repleto de egoístas, donde lo único que les importa son sus Yo y sus familias. El resto no existe.
Los filósofos griegos les llamaban "Idiotas". Es un mundo de "Idiotas".






Bando nr 3:
Se prohíbe todo tipo de placer verdadero.
Se prohíbe cualquier expresión de alegría real.

Cualquier signo o huella de satisfacción mental real será considerada como un acto terrorista.

Sólo será permitido la alegría falsa.
Y será comunicado con claridad qué días y a qué hora se puede aparentar esta alegría falsa.

El o la que se atreva a ser feliz de verdad se le aplicará todo el poder de la ley. Y lo pagara muy caro.







Los sueños de poder hablar varios idiomas...los sueños de ser un ciudadano del mundo y sentirme en casa en cualquier lugar de este planeta.

Es que en el sueño estaba la ilusión de conocer a muchas personas, hermanos hermanas que estuvieran vibrando en los mismos niveles de consciencia y poder comunicarme con ellos en sus lenguas maternas. Que nada se interpusiera en el camino para que los espíritus se pudieran abrazar y contarse tantas cosas, todos esos mundos y universos que llevaban guardados por dentro y estaban ahí esperando que solo llegará el momento mágico de hacer conexión con esos niveles de vibración tan especiales. Muchos idiomas para que todas las lenguas pudieran expresarse, que nada ni nadie se pusiera en el camino de esos espíritus sedientos de paz, amor y sobretodo comprensión.


Los sueños de poder hablar varios idiomas...los sueños de poder volar por el mundo, volar literalmente e ir a través de las culturas humanas y poder comunicarme sin barreras...poder comunicarme de espíritu a espíritu con los diferentes humanos que son los miembros originales de mi familia. Hablo de mi familia real, la familia desde donde todos venimos. Un volar por todo lo que existe y que los idiomas no sean las llaves que cierran las puertas de las demás consciencias en mi camino. Que los idiomas sean las llaves mágicas que me permitirán entrar y comprender los códigos secretos de otros pueblos y otras formas de ser y percibir el mundo. Idiomas para el espíritu, idiomas que sea sus alas para volar donde quiera y sea. Idiomas para el Ser.


Los sueños de poder hablar varios idiomas...mi alma no cabe en un idioma...ni en dos ni en tres...mi alma me grita que no conoce ni aceptará jamás esas cosas de los humanos llamadas “fronteras”. Mi alma quiere que aprenda muchos idiomas para así al menos poder acercarme a esa maravilla que se esconde en cada cultura humana. Poder comprender las penas y las alegrías de los demás en sus propios idiomas…poder leer esos grandes libros que han llevado de la mano a mi Ser en los idiomas originales en que fueron escritos…poder ser en otras lenguas...poder vibrar con la vida en otros codigos de entender el todo.


Los sueños de poder hablar varios idiomas...quizás así podría llegar a ese idioma común, universal de todos nosotros los humanos...en algún lugar debe estar ese gran idioma común que nos hará comprendernos a pesar de todas las diferencias de nuestra historia...y si ese idioma universal no llegará a existir...lo inventamos ahora.







Eran días en que me inundaba con su música...que días de placer aquellos !!

Había dedicado un día entero a empaparme del espíritu y genio germánico. Me obligue a no salir ni un minuto fuera de mi departamento, había que invocar a ese genio mayor de la historia y encapsularlo, atraparlo, cerrar todas las ventanas, que se ese día por ningún lugar pudiera escaparse.

Fue un día genial, un día muy especial. Comencé desde muy temprano a ver documentales de los genios germanos, músicos, filósofos, escritores...como a las tres horas ya sentía que el genio germánico se había escapado de la botella y entrado a mi refugio. Lo sentía ahí en el aire, no lo podía ver, pero era obvio que estaba ahí, si ahí frente a mi.

Comprendí desde muy niño que había que subirse a los hombros de los gigantes para poder ver más lejos...y mis gigantes favoritos hablaban alemán y ese día quería de una vez por todas apropiarme de ese espíritu mayor creativo germano. Como una verdadera ceremonia religiosa de invocación a los espíritus de los que ya han muerto comenzó ese día con las biografías de esos gigantes favoritos. Y fueron llegando, uno a uno y su presencia al mediodía se sentía muy fuerte en mi refugio.

Ya habían pasado varias horas y de pronto se produjo una conexión clave...la música potente y maravillosa de uno de estos grandes genios se unía a la profunda y también maravillosa filosofía de otro gigante que hablaba alemán. Así de pronto, de un momento a otro se había producido el famoso matrimonio místico, música y filosofía se unían para siempre. Yo estaba en extasis. Presenciaba algo muy especial en aquel momento de ritual de convocar a los espíritus muertos.

Me aseguré de ir a la cocina y ver que la ventana estuviera cerrada, no podía por ningún motivo dejar escapar a alguno de esos espíritus que se reunían en mi refugio. Reuniones como estas no se tienen todos los días.

El día seguía con su marcha natural, las fuerzas del bien y del mal seguían en sus respectivas guerras dialécticas...me sentía invadido por la respiración de esos genios...sabía que algo muy importante saldría de este día de invocar a los muertos.

De pronto llegó el momento de la noche y los muertos tenían que regresar a sus propios refugios y pensé que la mejor forma de terminar este día de reunión de muertos era poner la música de este gigante favorito, que la música sirviera de despedida y a la vez que fuera mi forma de agradecer que hubieran venido en este día a inundarme y llenarme con sus presencias. Sonaba esa música maravillosa en mi refugio...pero eso no era sólo música, era como filosofía y todas las ciencias juntas tocando una melodía que le hacía tan bien a mi alma.

Seguía su marcha la noche y el sueño comenzaba a llamarme y me daba cuenta que los muertos comenzaban también a retirarse. Fue bastante rápida la retirada, sentía en el aire el vacío que de pronto había ahí...se fueron pero me dejaron tanto. No lo había comprendido muy bien esa noche pero después de dormir y soñar me di cuenta que esos muertos vivos me habían invitado al reino de la música clásica. Y yo había aceptado sin perder un segundo en pensarlo.

Todo se unía de pronto, todo, desde la filosofía, mística, literatura, ciencia....todo se unía y era la magia de la música de estos muertos tan re vivos lo que estaba haciendo toda la diferencia.

Eran días en que me inundaba con su música...que días de placer aquellos !!






Nunca creas que tu voz de protesta está sola en el mundo y no sirve para nada.

Recuerda que tu voz solitaria está conectada a miles de otras voces alrededor del mundo y que al unirlas se desarrolla una muy fuerte energía de cambio y esperanza. Y esto va creando nuevos escenarios mentales y cambios físicos concretos, aunque no te des cuenta.

La historia es así...pequeños grupos de seres humanos con sus conciencias despiertas se conectan y van soñando nuevos mundos posibles y después se van creando en la realidad concreta estas visiones.

Sigue soñando, que muchos otros están soñando tus mismos sueños.






Había que estar siempre listo...si, habíamos comprendido que la muerte nos podía visitar en cualquier momento. Era ahora una nueva forma de vivir.

Antes podíamos vivir con la premisa concreta y muy seguros de ella, que los demás, los otros morían pero no nosotros. Nosotros estábamos fuera de las leyes de la naturaleza. Éramos algo así como una excepción a lo que estaba establecido para todos. Pero esa actitud ante la vida ya no era posible de seguir teniéndola.

Ahora sabíamos con claridad plena que la muerte también era para nosotros, que no estábamos fuera de la ley y que lo mejor era estar con las maletas hechas detrás de la puerta. En cualquier momento nos tocaban el timbre.

Pero estábamos aquí y aún quedaba mucho por hacer, tantos planes en los que había que trabajar mucho, tantas alegrías aun por vivir, tantas ilusiones aún por conquistar y sobretodo tantas ganas de seguir en esta odisea llamada vida. Había que encontrar una nueva forma de poder integrar todas estas realidades paralelas que nos desafiaban ahora. La muerte y la vida estaban ahí cara a cara frente a nosotros. Había que aprender el gran arte de ser feliz y sentir alegría sabiendo que todo se puede acabar en cualquier momento. Y te puedo asegurar hermano que este arte es uno de los más difíciles de aprender.

Había tanto que hacer y la vida ya no dolía como antes. El placer de vivir y existir era nuevamente algo que estaba ahí en forma natural. Tantas cosas que hacer, tanto que ordenar, tanto que.desarrollar, tanto que decir, tanto amor que dar y también querer recibir...tantas cosas por hacer que nos tendrian ocupados por muchísimos años más. Pero la consciencia de la muerte está ahí, ya no se puede negar. Ahora hay que caminar con ella y hacerla tu amiga hasta que llegue el momento en que ella misma tome las riendas de lo que será tu nueva dimensión donde quedarás destinado. Era un gran esfuerzo y arte mayor esto de intentar caminar con la muerte al lado. Pero creo que ya me he acostumbrado.


Un día leí algo que marcó la diferencia y me ayudó a acostumbrarme a esta presencia constante a mi lado de la señora muerte...que solo mirando a esa señora en la cara podría aparecer tu verdadera cara, de lo contrario mientras siguieras escondiéndote de ella, ignorándola, tu verdadera cara te haría lo mismo…se escaparías de ti, irías por ahí por el mundo sin poder saber ni entender cómo diablos es tu verdadera cara. Creerás que esas imágenes que te brinda el espejo por las mañanas...creerás que esa es tu verdadera cara...no quiero hermano que llegue ese momento en que la señora toma el control de todo y jamás has sido capaz de ver tu propia cara. Por favor hazlo ahora, si ahora, atrévete a través de esta señora a ver cómo es tu verdadero rostro.


Cuando miré a esta señora en la cara...el miedo terrible a ella desapareció. Fue lo mejor que pude hacer, aprender a caminar junto a ella. Creo que ahí nací a la vida.




Me sorprendía el cómo la vida se curaba a sí misma...como el sufrimiento se transformaba en alegría, como la desesperanza se transformaba en una gran ilusión de vivir...me sorprende, me fascina, me intriga, me apasiona este fenómeno de transformación que es la vida misma.


Es que éramos verdaderos laboratorios químicos...esa transformación que tanto me fascina es en otras palabras el observar el como todos esos procesos químicos en el interior se van transformando en otras cosas. Como que llevamos por dentro a un genial profesor de química y va estableciendo las fórmulas adecuadas y necesarias para qué tal cantidad de substancias internas se conviertan en esa otra cosa y así fuéramos capaces de recobrar nuestro equilibrio químico interno, que es lo mismo que recuperar esa tan exquisita sensación de bienestar interior.


Me sorprendía el cómo la vida se curaba a sí misma...esa inteligencia que tiene la vida y que vive dentro de nuestros cuerpo, esa inteligencia que desafía cualquier intento de entenderla con palabras pero que es más poderosa que cualquier enunciado o frase lógica. Esa inteligencia que se desplaza por nuestro cuerpo y sabe perfectamente cuando respirar, cuando el corazón debe palpitar, cuando y como las manos deben actuar...esa inteligencia tiene los poderes mágicos para sanarse a sí misma, para sanar al cuerpo y al que vive en el cuerpo. Cuando conocí por primera vez esa inteligencia quedé impresionado hasta lo más profundo, era como ver en mi propio cuerpo interior la manifestación de lo más sagrado que pueda existir, la energía de la vida misma fluyendo por tu cuerpo.


Era esa inteligencia mayor que controlaba tu respiración cuando estabas durmiendo...esa inteligencia superior que recorre tu cuerpo y te mantiene con vida, a esa inteligencia me refiero. Es algo increíble, esa inteligencia interior tiene en sí misma todo lo que necesitas, tiene por sobretodo la tremenda y profunda sabiduría que necesitas para poder comprenderte y a la vez recuperarte...si, exacto, recuperar todas esas partes de tu Ser que han quedado por ahí desparramadas y que tanta falta te hacen.


Me sorprendía el cómo la vida se curaba a sí misma...y no te pedía nada a cambio, bueno solo que comprendieras los principios fundamentales de la vida...había una búsqueda de un equilibrio que era natural y que por diversas razones se había perdido. Ese equilibrio era lo que te hacía sentir bien y contento cuando lo tenias. Ese equilibrio era la manifestación de esa inteligencia interior cuando podía ser ella misma. Era como el respirar tranquilo de esa inteligencia que llevas por dentro de tu cuerpo. Esa inteligencia interior comprende muy bien cual es la enfermedad y a la vez sabía de manera perfecta como ayudarte a lograr un nuevo equilibrio...pero necesitas aprender a confiar en ella....como por ejemplo mira tu respiración...cómo respiras ? respiras ?




La libertad hermano mío estaba en reconocer todas nuestras derrotas...si, mi amigo, reconocer y ver en la cara todas esas veces en que hemos sido derrotados, todas esas pérdidas...todo lo que hemos perdido...ahí estaba la libertad hermano mío, pero tenías que tener el coraje de ver todo eso en la cara.


Sin máscaras, no, sin ninguna máscara. Tenías que ver todas esas derrotas ahí en la mismísima cara...si, mejor aún, en los ojos profundos...ahí estaba la libertad hermano mío. Tranquilo que no eres solo tú o el único que ha perdido tanto...yo también soy de ese club y sé que somos muchísimos los miembros de aquel club pero la mayoría no quiere aceptarlo ni reconocerlo.


Que tiene de malo hermano mío reconocer que hemos perdido...que hemos perdido tanto...qué  tiene de malo ? Qué  tiene de malo decir que aceptamos nuestra realidad ? Pero esto no es lo mismo que decir que ahí nos quedamos estancados en el barro para siempre. No, significa solo que por el amor que le tenemos a la libertad queremos aceptar nuestras grandes y pequeñas derrotas para así poder seguir con nuestro viaje más liviano, todo ese tremendo equipaje no nos deja disfrutar de nuestro viaje. La espalda quiere sacarse de sí todo ese peso...si hermano, el acuerdo es reconocer y te entregarán tu libertad.


Que tienes vergüenza de reconocer tantas derrotas...Pero hermano mío...comprende, no eres el único. Si supieras todas las veces en que he sido derrotado...todas las veces en que me quede ahí solo perdiendo lo mejor que tenía...conoces el hielo de la muerte en tus labios ?


No sigas avergonzarte hermano mío, no eres el único que está atrapado con todo esto. Perdónate o al menos trata de ver todo el tremendo esfuerzo que has hecho por poder arreglar las cosas, pagar tus culpas y dar lo mejor de ti. Hermano mío más no podías hacer, diste lo mejor que tenías y eras. No sigas culpándote más. Por favor acepta este trato y reconoce tus pérdidas...por favor, reconoce todo lo que has fracasado, por favor...reconoce que muchos de tus proyectos se fueron al diablo...por favor, quiero verte libre, quiero verte brillante de nuevo...y además si tú te atreves a reconocer tus grandes y pequeñas derrotas harás libre a muchos otros. Tú coraje se expandirá a otros...a otros que siguen ahí esclavizados en sus cárceles del orgullo y no se atreven a reconocer todo lo que han perdido.


Hermano mío...por favor reconoce todo lo que has perdido...hermano somos campeones y todas esas grandes derrotas...si, es cierto nos quitaron casi todo...nos hicieron sufrir como condenados...hermano mío no han sido capaces de quitarnos nuestra dignidad...te das cuenta lo porfiado que somos por dentro...nos pueden dar como esclavos...pero ahí estamos tú y yo de nuevo...si, así, con la frente alta...diciéndoles con voz clara y fuerte...váyanse a la cresta...mil veces derrotados pero jamás podrán vencernos...somos más fuertes.







Era una mañana de un día de vacaciones...todo estaba bien, muy bien. Fui a la cocina y me prepare un rico café, que droga más exquisita es el café por las mañanas sobretodo cuando te sientes bien y la vida parece un regalo.


Tenía su música en mi depto, era como una invasión de su música. Lo que ha pasado es que me llegó el momento de la fascinación con su música. Sentía de pronto una identificación tan grande con su música, era como que mi alma comprendía a fondo lo que esa música preciosa quería decirle al mundo en esos momentos en que fue escrita. No era solo musica aquello, era algo mas. Algo asi como les sucede a los filósofos o poetas que necesitan del lenguaje para poder expresar esas verdades verdaderas desde el fondo del alma. Esa música era filosofía profunda y poesía de la más sublime codificada en notas musicales.


Mi café estaba exquisito...afuera hacía mucho frío, llegaba por aquí el aire frío del norte de Rusia. Nos visitaba por unos dias el frio terrible de Siberia. El aire frio, el corazon contento. Afuera hay hielo, aquí dentro hay paz. Afuera hay la lucha del invierno por consolidarse, aqui esta el espiritu disfrutando de su música.


Fue al comprender su sufrimiento que me enamore de su música. Fue comprender su humanidad y todo lo terriblemente dificil que fue su vida, sus pérdidas, sus dramas de amor imposibles, sus sentimientos de nunca poder estar dentro, siempre afuera, siempre como marginado de aquello que llaman normalidad. Su lucha contra sus problemas físicos, su cuerpo, su salud. Era caminar por la vida y llevar en sí un gran drama y a pesar de todo eso ser capaz de transformar su sufrimiento en arte, en arte sublime que ha inspirado a millones y lo seguirá haciendo.


Era la pasión de la vida convertida en música. Y no era una música para relajarse...no, era todo lo contrario, era una música para el espíritu que necesita descanso y nuevas fuerza y recuperar su confianza en esas utopías de libertad e igualdad que lo llevaban adelante. Eran tiempos de revolución, era una música para la revolución, la revolución de adentro y la de afuera.


Era una mañana de un día de vacaciones...y mi café se estaba terminado y me alegro de haber compartido contigo estos momentos de su música con aroma a café. Volaba por mi departamento el nombre de Elise...si, ya sabes de quien estoy hablando...aquel sordo que escribio la música más poderosa de este planeta.








En estos tiempos de extrema superficialidad estructural es de la mayor importancia el pensar en forma libre y crítica.

Eso para mí es ser de izquierda. Es una constante crítica a la civilización, a la forma en que vivimos y a los valores capitalistas que tenemos metidos en nuestras cabezas porque la idea es vivir de otra manera, lograr otros tipos de desarrollo, otra civilización.

Seguir el pensamiento normal, el tipo de pensar que se promueve a través de la tele o los medios de des-comunicación de masas es lo mismo en el fondo que pensar como piensa y quiere que pensemos la derecha.

Hay una guerra en en este mundo por nuestros cerebros, y ahí la derecha va ganando pero lejos. Son los valores que ha impulsado la derecha los que son mayoría en el mundo. El egoísmo, materialismo, la ignorancia, desprecio a la cultura...estos son los valores fundamentales que la derecha ha logrado impregnar en las mentes de la gran mayoría de los humanos.

Ser de izquierda no es votar cada cuatro años por un partido de izquierda...y entre medio pensar y vivir con los valores de la derecha...eso no es ser de izquierda. Eso es simplemente ser de derecha en forma inconsciente.

Ser de izquierda es pensar diferente. Ser de izquierda es vivir de una manera diferente. Es reflexionar constantemente por cuales son los valores por los que estoy viviendo. Ser de izquierda es seguir soñando con crear un nuevo mundo, una nueva forma de vivir juntos, una nueva Civilización basada en otros valores.




Cómo poder escribir sin usar las palabras...algo así como un lenguaje de alma a alma, sin todas esas fronteras tan difíciles de cruzar que son las palabras y el lenguaje...un lenguaje que exprese en plenitud lo que mi espíritu está viviendo por dentro. En esto estaba mientras comía un pedazo de chocolate.


Tantas veces que el lenguaje y sus palabras estaban ahí para solo perturbar la conversación. Cuántas veces he querido un lenguaje sin palabras ni todas esas cosas matadoras de la comunicación que tienen los lenguajes...algo así como abrir mi mente y corazón y se produzca de inmediato la comunicación...sin decir palabra alguna.


El lenguaje y sus palabras eran la gran cárcel en que nuestro Ser vivía prisionero desde los primeros años en este planeta. Esas multitudes de palabras lo confundían y lo esclavizaban porque no habían ahí las palabras que pudieran expresar lo que de verdad estaba pensando y sintiendo. Había que acomodarse y de tanto acomodarse se iba perdiendo el sentimiento y el conocimiento de lo que realmente éramos. El lenguaje se había transformado en una maldición...pero podría ser algo distinto.


Cómo poder escribir sin usar las palabras...el sueño estaba ahí...quizás como los fotógrafos, si...asi, esa es la idea. Fotografiar los misterios del alma humana y después expresarlos sin todas esas interrupciones de las palabras...pero cómo podía ser escritor sin las palabras...quizás inventaremos la fórmula mágica pronto.







La gente celebrando guevadas que no entiende porque las celebra.
Como recuerdo a mi abuelo...no soportaba ver tanta estupidez y se iba a acostar temprano a disfrutar de su radio de onda corta.







Me gusta la vida consciente.
Me gusta la vida que se atreve a romper con la estupidez colectiva de la época y grupo humano en que te ha tocado vivir






Estupidez Humana = Gastar millones y millones en fuegos artificiales la última noche de diciembre en un país que está lleno de pobres.






La tecnología va para adelante...es un pequeñito grupo de personas que crean tecnología. Pero la inteligencia humana va para atrás.






Hay una idea implícita en el capitalismo de hacer cada vez más tonta a la gente, y lo han conseguido.

El capitalismo no puede funcionar con personas cada vez más conscientes e inteligentes. Porque simplemente la consciencia y la inteligencia hace que compres menos y no creas en la propaganda.

En los últimos 200 años hemos perdido al menos 14 puntos de inteligencia. Y esta tendencia continúa.





La sensación que he tenido toda mi vida...que la humanidad está cada vez más tonta...ya no es sólo sensación, está probada científicamente.






Me pregunto...desde chico...cuanta gente que se dice de izquierda han leído alguna vez un libro de Karl Marx ?

Me recuerda a los católicos que no tienen idea de la Biblia.







Lo que pasa es que si no tienes claro cuales son las ideas políticas que hay en tu cabeza...la probabilidad estadística más segura es que actuarás y vivirás como una persona de derecha, a pesar que digas lo contrario.

Por la sencilla razón que las sociedades en que vivimos son de derecha. Todo el aparato cultural y de propaganda es de derecha.

Se requiere una reflexión constante y seria para que el individuo sea realmente de izquierda. Ser de izquierda en este mundo es ir contra la corriente.






La claridad intelectual es lo mismo que el karate...una forma de auto defensa en un sistema mundial que gasta millones y millones para que cada vez estés más confundido.

Entre más confundido estás, más compras.






Por fin se termino esa locura del cumpleaños del judío que asesinaron los sacerdotes.

Ahora viene la histeria mayor de creer que el 1 de enero es un nuevo año.
El tiempo no existe, todo es una gran ilusión.






Prefiero ser de los pocos que de la Maza inconsciente.






Prefiero decir lo que nace de mi consciencia que andar repitiendo frases clichés sin sentido.




 


Y cuánto valían las cosas de valor…?

Terminó de comer una rica comida acabe y se fue a caminar a través de ese frío de la tarde, pero era un frío rico, un frío que lo purificaba. Un frío que le hacía bien. De pronto ve una tienda de cosas usadas, estaba llena de gentes y de cosas. No tenía ganas de comprar nada pero un momento ahí sería agradable, al menos para ver otras caras...otros cuerpos.


Miraba esos muebles antiguos, hermosos, siempre ha sentido una fuerte atracción por todo esto que ya es antiguo, que ha sido usado por otras generaciones. Como que el alma de los que los usaron algún día lo traía de vuelta a ellos. Como si fuera un arqueólogo inconsciente en busca de almas perdidas, almas abandonadas, almas que ya se fueron o tuvieron que irse hace muchísimo tiempo pero que aún están dando vueltas por aquí y no quieren seguir adelante en sus caminos. Prefieren ser vendidas a otros hogares, mejor quedarse ahí atadas a esos muebles antiguos que seguir adelante con su peregrinar de almas errantes que ya han muerto.


Y cuánto valían las cosas de valor…?

Bajó a un piso de la tienda donde habían muchos libros usados, así como una tormenta de libros frente a tus ojos...que tesoros de la literatura mundial estarán ahí enterrados, guardados, olvidados, desesperados por ver la luz otra vez...como pidiendo a gritos que por favor alguien los compre y los libere de aquella prisión del olvido. Que ellos no fueron escritos para permanecer ahí olvidados para siempre entre una tormenta de otros libros usados. La esperanza de cada uno de esos libros eternos de que alguien viniera y los descubriera y tuviera el buen corazón y la compasión necesaria para sacarlos de ahí. Devolverles la vida...y ellos prometían a cambio seguir despertando conciencias dormidas en su caminar por el tiempo. Cuantos libros extraordinarios estarán ahí esperando esa mano de liberación ?


Era tiempo de volver a casa. Ya había pasado el momento prometido de estar en ese negocio repleto de cosas antiguas y usadas, era hora de volver al refugio en busca de las musas para seguir creando la propia obra literaria. De pronto sus ojos quedaron pegados frente a un libro...como que ese libro lo hubiera tocado con un rayo especial y lo hubiera dejado inmóvil, paralizado ahí frente a aquel estante. Quizás era uno de esos grandes libros eternos que quería desesperadamente escapar de ahí...tomó el libro, sintió su peso, lo ojeó...era hermoso. Un libro grande, muchas páginas, limpio, letra agradable de leer...lo tomó y decidió sin más comprarlo...y sin darse cuenta estaba haciendo un acto mayor de liberación. Era ni más ni menos que el espíritu de Tolstoy que estaba siendo liberado en esos momentos. Sí, era Anna Karenina que había sido descubierta en esa tormenta de libros usados y ahora quedaba en libertad.







Iba feliz con su nuevo libro camino a casa y se preguntaba otra vez...y cuánto valían las cosas de valor…? El libro había costado baratísimo, menos que comprar pan, pero ese poco dinero no tenía nada que ver con el valor de aquel libro. Por menos dinero que un pan tenía ahora en sus manos la gran obra que llenaba de orgullo a toda Rusia...Anna Karenina parecía una linterna al caminar, ilumina el sendero de vuelta al refugio.


Tolstoy en su tumba dio un suspiro y se le salió una sonrisa.

Cuánto valían las cosas de valor…?



 



Mientras comía hoy su almuerzo...no podía dejar de sentir su rabia contra los políticos. El arroz con ese pollo le decía una y otra vez que se olvidara de esas tonteras...que lo mejor era que se concentrará en ese exquisito almuerzo que tenía ahí delante de sus ojos. Que esas cosas de los políticos y sus robos, bajezas y demás, que eso ya no tenía arreglo y lo mejor era olvidarse. Y el arroz con pollo le daba y daba, más rico por cada segundo que pasaba...algo así como una verdadera conspiración del estomago contra el pensamiento.


Era la hipocresía...esa falsedad que salía de los labios de los políticos. Es como si en esos momentos sagrados del arroz con pollo yo me hubiera metido en una fuerte discusión tratando de negar lo exquisito que estaba ese almuerzo, usando palabras muy buscadas, re contra buscadas que tuvieran alguna posibilidad de negar el sabor exquisito que estaba sintiendo mi cuerpo con el arroz y ese pollo que faltaba poco por devorar. Las palabras tratando de negar lo obvio...ese sentimiento me invadía con los políticos. Era tan obvio todo lo que estaban robando, terriblemente obvio toda la corrupción, terriblemente obvio toda la injusticia...y ellos ahí tratando de negar tan gigante y clara realidad.


Esa manera de hablar de los políticos ha hecho un daño inconmensurable a las sociedades. Fueron sucesivamente corrompiendo el lenguaje hasta llegar a un punto en que las palabras en la boca de un político significan todo lo contrario para lo cual fueron creadas un día. Cuando el lenguaje se corrompe también algo profundo en nuestra consciencia se destruye. El lenguaje es el instrumento que nos ayuda a comprender la realidad. Cuando el lenguaje se ha corrompido nuestra percepción de la realidad se ha perturbado. Este daño gigante que han hecho los políticos con esa forma de hablar prostituyendo las palabras es de una magnitud similar a la gigante crisis ecológica que vive el planeta.


Los humanos necesitamos palabras que signifiquen algo concreto para así ir desarrollando nuestra consciencia y percepción de la vida. Los humanos tenemos que defendernos de esta gigante operación de corrupción del lenguaje que llevan adelante los políticos. Los humanos necesitamos que un sí sea un si...nuestra civilización en el mejor sentido de esta expresión depende de un lenguaje sano y no corrupto.


Mientras comía hoy su almuerzo...no podía dejar de sentir su rabia contra los políticos. El arroz con pollos de esta tarde estaba exquisito, esa era la pura verdad. Al menos por hoy mi contribución a la salud del lenguaje es decirte con mucha claridad concreta que aún estoy sintiendo el aroma a ese arroz con pollo.









El miedo que te impregnan en tu cuerpo y alma es para controlarte.

Con ese miedo metido en todo tu ser, se aseguran que serás normal, es decir iras por la vida repitiendo la teología de la tribu y a la vez reprimiendo con toda tu fuerza a tu verdadero ser interior, ese que quedó ahí congelado por el miedo.

El primer gran acto de amor por ti y por la vida que debes hacer apenas sea posible es dedicarte a sacarte de encima ese miedo ancestral. Sacar ese miedo de tu cuerpo y alma es el mas grande acto revolucionario que puedas hacer en tu vida.

Fuerza hermano, no estás solo en esto, estamos todos juntos en la misma gran batalla interior por liberarnos de ese miedo ancestral.







Soy de Izquierda...pero de la escuela antigua, la que creía en una revolución social y de la consciencia.







El drama siempre ha estado en seguir al rebaño o a tu propia consciencia. Ninguna de las dos alternativas es gratis.







Te acuerdas cuando la izquierda tenía una crítica a la Civilización ?
Te acuerdas cuando la izquierda soñaba con un "Hombre Nuevo", con nuevas formas de ser ?

Si, lo sé, parece ciencia ficción hoy día. Pero es verdad, en algún momento de la historia la izquierda era de izquierda.







Siempre he soñado con un mundo en que la gente deje de decir frases clichés y diga cosas que realmente piensa y siente por dentro.

Y que sobretodo, diga cosas que tengan sentido y esté dispuesta a hacerlas realidad.

El mundo está repleto de frases clichés que no sirven para nada.
Prefiero un mundo sincero, con palabras que signifiquen algo.







Mi pieza...siempre vuelvo a ella, a pesar que son más de 20 años que no la he vuelto a ver. Pero mi pieza va conmigo. Contento de poder esta noche dar una verdadera declaración de amor a mi pieza, mi pieza de adolescente y joven. Es que ahí, en ese espacio del mundo que era donde mi Ser podía ser...ahí sentí y pensé cosas muy profundas, cosas subversivas, de esas que provocan terremotos.


En esa pieza leí por primera vez a Marx, a Freud...ahí en la quietud de mi pieza comenzaron a removerse los suelos. Leer a Marx siendo muy joven es entrar en dimensiones desconocidas. Esa tremenda sensación de que te están contando que existen estructuras mayores, súper estructuras de las cuales tú no tienes ningún control y han estado ahí desde siempre. Que tu, eso que comenzaba a aparecer y le llamabas individualidad, eso no existía al ver todas esas gigantes estructuras de las cuales te hablaba el viejo Marx en esos libros de la pieza sagrada. Comenzaba la guerra interior por crear un balance entre la existencia innegable del individuo consciente y su libertad versus la realidad concreta, histórica de todas esas gigantes estructuras sociales, económicas y políticas que estaban ahí y confirmaban la sociedad en la cual iba a vivir ese individuo con auto consciencia. Pero esto no era nada de fácil. Me tomó muchos años encontrar ese equilibrio entre estas dos grandes visiones de la realidad. En mi pieza comenzaban terremotos.


Mi pieza...siempre vuelvo a ella...mi pieza era el oasis en esos tiempos tan re difíciles, tiempos de dictadura, tiempos de dictadura exterior e interior. Tiempos de doctores en la calle y en la casa. Tiempos de anti cultura. Tiempos donde la barbarie de una dictadura nazi se había convertido en la normalidad, tiempos de masas caminando como zombies. Tiempos difíciles, muy difíciles...y ahí estaba mi pieza como mi gran fuente de paz y de volver a mi.







Nunca he podido entender que tanto celebran si mañana siguen siendo los mismos.
Soy de alegrías verdaderas, no de histerias colectivas.





 


Este es el día de las frases clichés...todos repitiendo como loros lo mismo.
Tan poca autenticidad !!







Mi alegría está en que por fin se termina diciembre.

Mes de lo falso, de hipocresías colectivas, de alcoholismo, de lo no auténtico, mes de las mentalidades materialistas.

Mes de alegrías plásticas, manufacturadas, mes de alegrías falsas.








Era el último día de aquello que llamaban “año”...como si el tiempo existiera.

Todos andaban por ahí haciendo sus famosos balances...como si todo terminará esta noche. Yo me veía cruzado por tendencias opuestas, una de ella quería y me invitaba a que hiciera lo mismo que los demás, que siguiera como un buen alumno todos esos rituales que se hacen en un día como este. Tanto tiempo además, tantos años además que hice todo eso, tantos años en que hice precisamente lo que la manada quería que yo hiciera...pero siempre estaba ahí mi ilusión de que llegaría el hermoso día en que por fin me pudiera salir de todo eso y hacer lo que se me diera la gana. Y ahora estoy en ese momento deseado y esperado por tantos años. No soy más parte de la manada y sus rituales religiosos.


Miraba atrás y eso que llamaban “año” había sido algo muy duro...duro en forma especial. Pero de todo eso había aprendido algo muy especial...la importancia de ser libre en tu mundo emocional. Y esa independencia se había logrado en este tiempo llamado “año”, bueno era claro que al mirar atrás era lo mejor que había sucedido.


Pero este tiempo no era el que me interesaba, era el tiempo real, aquel que va por dentro lo que de verdad me interesaba. Lo otro, toda esa histeria exterior, eso era lo más irritante que pudiera existir. Era como el símbolo de toda esa forma de vivir tan inauténtica que siempre he detestado. Me interesaba el tiempo de verdad, el tiempo que va marcando lo que de verdad vas haciendo en esta vida. Lo otro era pura histeria.


Para poder ser feliz en estas fiestas colectivas hay que estar durmiendo por dentro. De hecho me acuerdo de otras épocas donde realmente disfrutaba de estas fiestas colectivas, hasta me emocionaba con ellas...pero para eso había una condición...tenía que estar durmiendo por dentro y en estado de esclavitud mental. Mientras bailara al ritmo de mi tribu todo estaba bien pero pobre de mí si se me ocurriera decir que yo pensaba diferente o que tenía otra idea de lo que hay que hacer...ahí se acababa la fiesta y la expulsión del paraíso sería inmediata. Solo durmiendo por dentro estas fiestas colectivas tenían sentido. Y el problema estaba en que yo no tenía el menor interés en quedarme dormido de nuevo.


Era el último día de aquello que llamaban “año”...como si el tiempo existiera.

Los humanos vivían ahí afuera con confusión de diferentes visiones del tiempo. Muchos calendarios que hablaban de diferentes “años nuevos”...pero ese tiempo no me interesaba. Ese tiempo de afuera era como el show con que los gobiernos entretenían a sus manadas para que no hicieran ninguna revolución, mejor tenerlos entretenidos y borrachos que libres por ahí buscando la verdad de sus consciencias.







El tiempo seguía adelante y no se preocupaba de estas ilusiones de los humanos. El tiempo seguía adelante y susurraba a los poetas del mundo que el tiempo no era esa visión popular que existía del tiempo...el tiempo era otra cosa que al momento de definirla se te escapaba de las manos. El tiempo tenía que ver con aquellas profundas corrientes de energía que fluyen por el interior de tu Ser y del Cosmos. El tiempo no era aquello por lo que hacían tanto ruido ahí afuera. Tú sabías muy bien lo que el tiempo era cuando cerrabas tus ojos y tratabas de sentir tu respiración...ese fluir de energía.

 

 






Y el mundo seguía… afuera mucha basura como recuerdo de las ilusiones colectivas de anoche. Todo parecía tranquilo a esta hora de la tarde. El aire estaba helado pero era agradable. Ese aire frío me limpiaba. Me producía una sensación de placer exquisita al sentir el aire frío llenar de vida mí interior. Siempre el aire frío me ha gustado, es sinónimo de energía viviente. Me despierta, me obliga a darme cuenta que aún estoy vivo, y que la vida es aquí… en estos momentos se está jugando todo. Ese aire frío me recuerda de la fragilidad de la vida,  que todo puede romperse y volver a su estado original de la nada, desde donde todo surgió alguna vez.


Esas celebraciones del tiempo ahí afuera me recordaban cosas que sentí y aprendí cuando me vi enfrentado a la muerte...cuando ves la muerte en tu propia cara ya nunca más esas costumbres de la sociedad ahí afuera pueden ser tus costumbres, algo muy profundo ha cambiado. Tu Ser ha visto a la señora muerte en su propia cara. Esas costumbres y rituales de afuera ya no te sirven. Ahora la tarea era crear otra forma de relacionarse con la vida.


Y un principio fundamental es que desde ese momento que viste cara a cara a la señora muerte, desde ahí todo tenía que ser verdadero, auténtico. Ya no había tiempo para más máscaras ni juegos de escondites. Ahora era la realidad sí o sí. Y desde ahí eran bienvenidas las fiestas, las alegrías verdaderas y todo lo que quisieras. Pero desde la verdad, desde el centro de lo que eras y siempre con la consciencia que estamos aquí de paso y nos podemos ir en cualquier momento. La vida ya no era para disfraces, ahora era para sumergirse en ella y disfrutarla a fondo sin ropa, sin nada que se interpusiera en el camino. La vida era aquí y ahora.


Y el mundo seguía...tantas ilusiones que leía y escuchaba por todos lados, que harían esto o lo otro, que dejarían de comer tales cosas, que no beberían más...ilusiones, promesas, aire frío...y la vida continuaba su camino sin importarle lo que estuvieran pensando o celebrando los humanos. La vida tenía otra agenda, otros planes que nosotros los humanos rara vez podíamos percibir. La vida estaba ocupada en sus propias vibraciones en busca de más vida e infinito. La vida estaba ahí manifestándose a cada momento.


La vida estaba ahí tratando de abrazarte, pero tenías que estas desnudo y más liviano si querías sentirla. La vida te buscaba una y otra vez pero tenías que estar dispuesto, preparado para aceptarla. La vida estaba ahí entre todo aquello que hacías y en lo cual estabas tan ocupado. Si, también la vida estaba ahí entre toda esa multitud de gentes con la que te encontrabas a cada instante. Si, ella también estaba ahí. La vida siempre ha estado a tu alrededor y quiere ser también parte tuya, pero tienes que estar preparado, tienes que hacer la conexión interior con la vida misma...la vida no vendrá a ti a menos que tú mismo te des cuenta que eres la vida misma.


Y el mundo seguía...y escuchaba el susurro que me decía...soy la vida...déjame entrar...sé que estás preparado...déjame entrar...soy yo, la vida...soy tu. Afuera el mundo seguía, el aire frío también seguía ahí, la gente seguía soñando con vidas mejores...en el fondo todo seguía igual...pero aquí había llegado de nuevo la vida. Respiraba y la sentía a mi lado. El aire frío me traía de regalo la vida...que linda estaba.









Nunca olvido una noche hace 21 años atrás...

12 de la noche, 31 de diciembre y yo escuchando las noticias de la BBC...México era oficialmente un país desarrollado. Fanfarria oficial millonaria. México ya no era pobre.

Y comienza la BBC a hablar de reportes de grupos armados en el sur de México.

Saludos a los Zapatistas de México y del mundo.






El que muchas ciudades de países subdesarrollados gasten millones en 20 minutos quemando fuegos artificiales demuestra claramente que la pobreza NO es porque no hay dinero.

Los pobres existen porque el Sistema necesita esclavos y mano de obra barata.








Se informa al público que a pesar de todo el show y los millones que quemaron al aire en sus fuegos artificiales...

...la cantidad de pobres en el mundo sigue siendo exactamente la misma, nada ha cambiado y las injusticias estructurales de la sociedad no se han tocado.

Lamentamos comunicarles que todo el show de diciembre no fue más que eso, puro show. La realidad sigue tal como es. Nada ha cambiado.









Los que escribimos desde abajo somos como las matronas del alma, nuestra función es ayudarte en el parto. Porque tienes que nacer...el primer nacimiento fue de la mayor importancia, fundamental.


Pero ahora es tiempo de tu segundo nacimiento y estamos nosotros...los que escribimos desde la soledad, los que hemos viajado por todos los rincones del infierno...nosotros los amigos del dolor y la angustia...nosotros los que sabemos cómo se transforma el dolor en libertad...nosotros te ayudaremos a salir del vientre de tu ego para que tu hermosa criatura se expanda por el universo.


Somos los que ayudamos a cortar los cordones umbilicales...nacimos para ayudarte a dar ese paso trascendental en tu evolución. Somos los que estaremos a tu lado en los momentos más difíciles, ahí cuando la noche del alma se lanza sobre ti y lo único que verás serán tinieblas. Ahí cuando saldrás a las calles a caminar porque ya no puedes estar en tu habitación...porque tu alma parece que explota y tienes miedo que con tu alma explotara también la casa donde vives. Mejor es salir al aire puro de las calles y caminar y caminar en busca de no sabes que...pero hay que caminar con la ilusión de que perdiéndote en esas calles podrás volver a encontrarte.


Estamos aquí para decirte que a nosotros también nos pasó lo mismo o casi lo mismo. Y justo en esos momentos en que creímos que ya todo estaba terminado, donde la esperanza hizo sus maletas y se fue...ahí hermano llegaron a nuestras manos uno o varios libros que se convirtieron en verdaderas lámparas que comenzaron a iluminar nuestro sendero oscuro. Sin esos libros hermano el camino jamás habría vuelto a ser iluminado.


Los que escribimos desde abajo tenemos el trabajo de acudir a los momentos en que tu alma necesita pasar a la otra etapa de la vida, tu segundo tiempo y oportunidad, la etapa donde podrás vivir desde tu Ser. La etapa en que todas las máscaras se caen y el grito silencioso de tu alma se expresa por primera vez. Estamos aquí para tomar tu mano y decirte que confíes en tus propios poderes interiores, que dentro de ti hay una fuerza potente y sabía pero tienes que aprender a confiar en ella. Si, confianza es la palabra clave.


Los que escribimos desde abajo...estamos aquí para recibirte, para decirte muy claro y con voz fuerte y segura que tú eres real, que no eres invisible, que lo que piensas y sientes es real. Que tu consciencia también es real. Nuestros libros son espejos con los cuales queremos que por primera vez te atrevas a ver tu verdadera cara y te emociones al ver por fin lo hermoso que eres.


Los que escribimos desde abajo somos contratados para ser tu matrona...te ayudaremos a nacer hermano. Bienvenido a la vida.